viernes, 31 de enero de 2014

Desdicha del #RelatoAntiK: la semana en la que todo iba a explotar termina con Fabi Gianola pidiendo la renuncia de Boudou

Mal humor un poco traslucido anoche por uno de los Generales de Magnetto, Julio Blanck, que en el mismo inicio de su programa Código Político (TN), antes de entrevistar a Hugo, se quejaba de la risa de Capitanich y Kicillof ante la patinada del periodista Marcelo Peláez.
"¿De qué se ríen Capitanich y Kicillof?", se preguntaba ofuscado, como si se hubiera notado mucho la graciosa participación de Peláez en el alicaído y abandonado #QueremosPreguntar.
Desilusión ahora vehiculizada acudiendo a los inefables FMI y The Economist y The Wall Street Journal y O'Globo. ¡Hasta al Air Force One prevé lo peor para el país! Deberíamos estar asustados.
Se desenfundan viejas operetas de estigmatizar a un intendente sólo por ser kirchnerista y armar un festival de música o bien se inventa que una lista de escritores argentinos lleva a la censura y la discriminación a partir de la intervención de un caceroludo anti K rabioso irrecuperable como Quintín (uno de los comments embiste: "Lo que pasa es que van al Salón del Libro de París, no al Cirque du Soleil". Tedible).
Mientras, los ganadores de la devaluación se empacan y no venden, como para seguir especulando y ganando.
Ah, sí, Fabi.
Ahí va. Entrevista con la hermana de la Canosa en El Cronista, el diario del Colo De Narváez (a propósito: ¿dónde se metió? ¿Se pudo ir de vacaciones?):
"Vivimos en un país sin rumbo porque los principios básicos de la ideología de este Gobierno son incompatibles con las medidas económicas que quieren tomar. ¡Tienen la granada en las manos y nadie se atreve a decir que así no va más! Es tan vertical la situación de la Presidenta hacia abajo, que hasta el mismo jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, que arrancó con voz propia, fue debilitando su discurso debido a la bajada de línea expresamente indicada.
Las últimas medidas que tomó el Gobierno respecto al dólar son decisiones que tienen que ver más con una forma policial. Hacen trabajo de inteligencia respecto de tus ganancias, llámese comprar dólares, autos, propiedades, gastos de tarjeta de crédito o viajes al exterior. Todo tiene que pasar por la AFIP y, así, controlan tu vida", diagnostica el prestigioso dirigente massista, para inmediatamente consolarse con la figura del vicepresidente.
"-¿En qué porcentaje nos representa Amado Boudou como vicepresidente?
-Boudou nunca representó a nadie, excepto a él mismo. Lo que sorprende es que una causa como la de Lázaro Báez está frenada y el fiscal que investigaba está suspendido. Y por otro lado, otra causa que va en contra del vicepresidente avanza a pasos agigantados. La Justicia está trabajando de la mano de las necesidades políticas del oficialismo y hay alguien dentro del oficialismo que quiere sacarse de encima a Boudou. Por eso, está acelerando una investigación que seguramente tendrá un resultado complejo. El vicepresidente va a tener que hacer algo. Renunciar sería una buena opción. De ahí en más, veremos quién lo reemplaza.
-En los últimos días se modificó la grilla de televisión ¿qué opinás de la Ley de Medios?
-Tendría que haber sido una fiesta, pero fue hecha entre gallos y medianoches, con un Congreso saliente y solamente para atacar al Grupo Clarín. Yo no he visto muchos cambios: canales como América o Canal 9 no tienen una sola ficción nacional y son manejados por un dueño mexicano. Los noticieros de aire y de cable, excepto Canal 13 y TN, son manejados por el Gobierno y desinforman. En el caso de C5N, fijate que el impresentable de Eduardo Feinman, con la misma cara que decía blanco cuando su patrón era Daniel Hadad, hoy dice negro con la misma seriedad en el canal de Cristóbal López.
-¿Ves "678 o TVR"?
-No, no los veo porque estoy en el teatro. Pero, aunque pudiera, no me interesa. Son programas que viven de la plata que pagamos nosotros. 678 no busca la verdad, la relativiza para quedar bien y muchos se han hecho millonarios con eso.
-¿Qué le dirías a la presidenta Cristina Kirchner si te la cruzaras en la puerta de la quinta de Olivos?
-Me encantaría preguntarle quién le cuenta la realidad nacional, porque hay una distorsión muy grande entre lo que le dicen y lo que pasa realmente. Hoy a Cristina Kirchner le están haciendo un diario de Yrigoyen. ¡Ojalá recapacite!".

jueves, 30 de enero de 2014

#RelatoAntiK: la Yegua se va antes

Blanck, hoy (Clarín): "La política, los gremios, el sector privado, están intentando a paso acelerado reunir masa crítica para ayudar a mantener equilibrado el sistema institucional.
Todos trabajan sobre la hipótesis, evidente pero jamás confesada, de que con la economía desajustada y el desgaste de quienes ejercen el poder, puedan sobrevenir momentos difíciles en el camino hacia el recambio presidencial".
Blanck, 17 de enero (Clarín): "Hace apenas dos semanas, Clarín y La Nación publicaron artículos en los que se consignaban movimientos en el Congreso vinculados a eventuales situaciones de crisis para este año.
Se escribió, sin eufemismos, que en el Senado se estudiaba la consagración en febrero, como nuevo presidente del cuerpo, de un peronista con peso político propio en reemplazo de la tucumana Beatriz Rojkés de Alperovich. La idea impulsora era “equilibrar la debilidad que supondría tener a Amado Boudou a cargo del Ejecutivo, ante otra eventual licencia de Cristina”. Y se publicó que previsiones similares se evaluaban en las cercanías de Julián Domínguez, el ascendente titular de la Cámara de Diputados, que también está en la línea de sucesión presidencial.
No hubo una voz del kirchnerismo duro descalificando esos dichos ni esas informaciones. Y no es que les falte costumbre de hacerlo. El adelgazamiento de la capacidad de respuesta del Gobierno es también un dato de este tiempo.
Estas especulaciones refieren a un escenario indeseado. Con muchos costos seguros y dudosos beneficios hipotéticos. Pero es de lo que se está hablando hoy. Aunque no todos dicen lo mismo.
Los integrantes de la potencial alianza radical-socialista y su sucedáneo porteño UNEN apuran sus definiciones internas, en la hipótesis de que en la segunda mitad del año pueden sobrevenir situaciones institucionales de alto compromiso.
En este espacio ya tronó la voz de Elisa Carrió demandando que Cristina se quede hasta el 10 de diciembre de 2015 sin intentar transferirle a otro los costos del desbarajuste en desarrollo.
En el PRO no hay una opinión única, en consonancia con las libertades que Mauricio Macri otorga a su dirigencia. Algunos toman nota de los riesgos del momento pero suponen que con algunas correcciones de puro sentido común el Gobierno podrá terminar sin desbarrancarse. Otros dicen que tal sentido común es una materia inexistente y que diciembre de 2015 queda demasiado lejos.
Sergio Massa también es de la idea de que los tiempos pueden acelerarse más allá de la voluntad de los actores centrales de la política.
Sus economistas le pintan un escenario lleno de acechanzas. Y los intendentes y dirigentes del Frente Renovador le traen noticias de la creciente inquietud en la base social y en las estructuras intermedias de la política. Massa también piensa que hay que apurar el armado político para estar listo a cualquier desafío que se presente este año".
Majul, hoy (La Nación): "Impericia. Prepotencia. Improvisación. Negación de la realidad. Búsqueda de fantasmagóricas conspiraciones. Maniobras dialécticas para no asumir los errores que saltan a la vista. Todo eso es lo que muestran el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en pleno desarrollo de una carrera contra la presente crisis económica que podría terminar mal. Muy mal. Como terminó, por ejemplo, su mandato, antes de tiempo, Raúl Alfonsín, en 1989. O como terminó, incluso, Fernando de la Rúa, en diciembre de 2001. Es verdad. Se trata de situaciones distintas. Pero los tiempos parecen acelerarse de manera muy peligrosa, igual que en los casos anteriores".

Más:
Blanck y van der Kooy dicen que la Oposición tiene que estar lista para antes del 2015 (minuto 23)

miércoles, 29 de enero de 2014

Chau a Araujo y JR: una propuesta para el Fútbol Para Todos

El domingo, el director ejecutivo de la TV Pública, Martín Bonavetti, en entrevista con Página 12, reflexionaba: "Este es un canal suficientemente grande para tener objetivos pequeños. Hay que disputar liderazgo sin perder de vista objetivos federales. Ya no basta con hacer un programa de escala pequeña que pretenda narrar el federalismo; lo que hay que hacer es producir en todas las provincias. Televisivamente, tendremos que encontrar y comprar formatos que nos permitan contar una escala de manera atractiva. Tener un canal de esta dimensión para producir en escala pequeña es como tener un elefante en el patio de tu casa. La culpa no es del elefante. Animarte a disputar liderazgo es un paso más de este proceso. Al lado de las tetas y culos de Sofovich, ¡todos somos Gardel!
El 7 es un canal generalista, en cuya programación hay programas que se definen por sí mismos y otros por la coexistencia de distintas propuestas. En términos de entretenimiento, la idea nuestra es pensar en la incorporación de formatos. Formatos que obviamente traduzcan o reflejen un espíritu público y que no hagan foco en aspectos de meritocracias fútiles, como los de la idea de que el más tonto gana".
Por estas horas, se sabe de la salida de Araujo, Apo, Julio Ricardo y Vicente del Fútbol Para Todos. Pero también, que serían incorporados Closs y Vignolo.
Lo que no se entiende es por qué un formato que no necesita de "estrellas" recurriría a ellas en vez de difundir nuevas voces, respetando el mejor espíritu de la ley de Medios, madre del FPT.
Entonces, acá va una propuesta, además del pedido de que relatores y comentaristas de fútbol del país tengan la posibilidad de trabajar en Primera y mostrar sus otras visiones, tonos y acentos.
Así, se podrá disfrutar -quizás- de relatores que bajen el nivel de redundancia en el relato televisivo (recordar que ellos repiten verbalmente lo que los ojos están viendo), que eliminen de su vocabulario los hirientes "lo fulminó", "lo mató", "un partido de vida o muerte", "se juega la vida". Hasta podríamos soñar con que los comentaristas dejen atrás el ya anacrónico modelo de los merecimientos a la hora de hacer un balance de un partido y puedan analizarlo desde otras variables (recordar que se ha llegado a catalogar de moral a este otro resultado diferente al real).
Propuesta: ¿por qué no realizar en la TV Pública, con formato reality, un concurso de relatores y comentaristas del país, que compitan para llegar al Mundial de Brasil?
Que el primer paso, luego de resaltar la búsqueda de nuevas voces en el país, sea el no incorporar a los Closs y Vignolo (que además ya tienen aire por todos lados) para el próximo torneo de la AFA sino relatores y comentaristas no conocidos pero que adhieran al nuevo lenguaje, lejano al violento, estigmatizante y burlón (hasta para con los propios jugadores) que han enarbolado orgullosamente varios de los que hoy Capitanich/Tinelli deciden cesantear.
Hasta se podría pensar en un método rotativo o anclado en lo local: relatores y comentaristas de la ciudad donde se juega el partido. Metodología que podría pensarse también para la selección, que cuando sanamente sale a recorrer el país también sea acompañada por voces nuevas y regionales.
El formato y espíritu del Fútbol Para Todos no necesita de "estrellas". Sí, de nuevos atrevidos, desafío mayor para llegar a los millones que llega, que agradecen el acceso, que se lamentan por aquéllas, que, por años, han sido irrespetuosas y soberbias.

martes, 28 de enero de 2014

#RelatoAntiK exultante: Un gobierno inútil

 
Y amateur.
¿Qué debería hacer, señora, con algo así?
Kirschbaum: "Lo cierto es que el Gobierno luce desorientado, con una notoria impericia para enfrentar una situación difícil en la que se mezclan, con dosis importantes, los desequilibrios macroeconómicos, la debilidad progresiva de una administración con fecha de salida y los crujidos de una coalición que debe elegir todavía un candidato a la sucesión".
Moyano: ""Lo que a uno le sorprende es que hubo una reunión en Davos, donde estuvieron muchos presidentes y muchos hombres importantes de todo el mundo. Y resulta que el jefe de Gobierno fue a Davos y la Presidenta se fue a ver a Fidel. Eso confunde", declaró Moyano en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.
El secretario general de Camioneros se reunirá este mediodía con Macri en un encuentro del que también participará el gastronómico Luis Barrionuevo.
El camionero dijo que a veces le da "muchísima pena" la presidente Cristina Kirchner porque no puede encontrar soluciones a los problemas que surgen en el país. "Por su formación, por su soberbia y esas son cosas que perjudican a la sociedad, a sus habitantes, a sus ciudadanos y da pena", resaltó".
Posse: "En esta hora incierta, con un gobierno sin soluciones, sin respuesta ante la caída inflacionaria, la pérdida de reservas, la pobreza y la angustia, se percibe la perplejidad de un pueblo que siente el peligro de la anarquía, esa acefalía que transformó a diciembre -otro diciembre más- en "el más cruel" que probablemente recordará esta generación. El desamparo de Córdoba se repitió en la larga noche de terror de Tucumán. Con estas experiencias precedentes y el fracaso económico incontrolable desde la obstinación ideológica y el resentimiento gubernamental, ¿se puede imaginar que la Argentina logrará soportar el calendario electoral con semejante ineptitud? La sociedad siente que sería ilusorio. Siente que urge un inmediato arranque programático conjunto, de pueblo y dirigencia, como ocurrió a partir de enero de 2002. Es inexplicable y ya irritante que la Presidenta y el kirchnerismo no reconozcan el punto de devastación alcanzado.
¿Hasta cuándo se puede soportar que en nombre de la democracia se puede hacer naufragar un país lleno de voluntad y posibilidades de bienestar frustradas?
Falta salir a las calles con voluntad de unirnos y reclamar detrás de la imperativa causa de la recuperación argentina en todos los espacios de su caída".
Duhalde: "“Nunca he visto tantos problemas de gestión como en este Gobierno. No se enfocan los temas centrales, no hay planificación por áreas porque para eso se necesitan reuniones de gabinete en cada ministerio, que no las hay”, remarcó el ex presidente Eduardo Duhalde por Radio Continental.
"El país está atado con alambres, es como un barco a la deriva”, remarcó Duhalde. “Hay que esperar que la Presidente recapacite”, sostuvo.
Sin nombrarlo, Duhalde criticó al ministro de Economía Axel Kicillof. "No es racional que con los problemas que hay en la Argentina busquemos chicos que recién salen de la universidad", lanzó".
Lousteau: "Generar tanto ruido y expectativa para que casi nada cambie de fondo (salvo la significativa suba de la tasa de interés, detalle no menor y no pretendido por el Ministro que erróneamente la definió como transitoria) muestra que la medida adelantada el viernes fue sólo una repentización frente a los acontecimientos de los días anteriores. No se trata de un abordaje integral sino que, al igual que en circunstancias previas, es difícil encontrar detrás del anuncio un plan o hilo conductor".
Oña: "Hacen falta mucha pericia y experiencia y equipos capacitados, para manejar un período de altísima incertidumbre como el actual. Hace falta mucho de todo, menos palabras e interpretaciones repetidas que no resuelven nada".
Prat Gay: "El ex titular del Banco Central, Alfonso Prat Gay, criticó al ministro de Economía por el manejo de la economía y dijo que "estamos en manos de aficionados".
Prat Gay indicó que Axel "Kicillof no opera con bisturí, opera con serrucho", dijo por Radio Mitre.
El ex titular del Central y dirigente de UNEN, manifestó que "no me lo imagino a Kicillof discutiendo con otros economistas". Y criticó que "es que está gente deje de hacer barbaridades".
Y criticó la presencia de la Presidenta en el Caribe y sus tuits desde allí: "La foto de Cristina desde Cuba es la foto de la ausencia de poder y autoridad"".
Salinas: "“Todo se va definiendo día a día”. Con esa frase definió ayer un funcionario del equipo económico del Gobierno las marchas y contramarchas en las últimas medidas económicas, que incluyen la aceleración del ritmo devaluatorio y el anuncio del relajamiento del cepo a las operaciones cambiarias. La implementación de la medida anunciada el viernes sufrió en 48 horas modificaciones clave, como el anuncio de que se bajaría el porcentaje de retención del 35% al 20% en los gastos en el exterior y su posterior desmentida. “Esto pasó porque había dos días para escribir los detalles sobre cómo se iba a implementar el anuncio y eso implicó analizar los alcances y ajustar el texto”, confesó la misma fuente a este diario".
La Nación: "La improvisación con la cual el gobierno nacional ha dictado medidas en algunos de los más delicados temas, como el de la moneda, impide un juicio de valor estable sobre las decisiones del pasado fin de semana y ayer.
Debemos, entonces, esperar a fin de tomar noción de la significación real de las nuevas medidas en este país que figura en el puesto 166 de 175 naciones evaluadas por el grado de su libertad económica, según la Heritage Foundation y The Wall Streel Journal. Estamos unas pocas posiciones por encima de Venezuela y Cuba, donde la Presidenta dedica unos días de estadía que no han de ser, esperemos, para aprender algo de economía o de derecho, incluidos los derechos humanos, tratados allí como corresponde a una tiranía de medio siglo".
Pignanelli: "El economista y ex titular del Banco Central Aldo Pignanelli sugirió que al jefe de Gabinete, Jorge “Capitanich le lavaron el Cerebro”. Dijo no tener demasiadas expectativas sobre los anuncios recientes del Gobierno y culpó al equipo económico por no entender que hay "un problema de credibilidad".
“El problema de fondo es que estos pibes no están convencidos de que el sistema capitalista funciona con sus pro y sus contra y el rol del Estados es que debe intervenir para que no haya abusos pero no denigrar al que aumenta el precio”.
"Yo tengo expectativa desde el Banco Central", dijo Pignanelli , “porque dentro de sus limitaciones, está haciendo las cosas bien‘, explicó. “Pero desde el ministerio de Economía no dejan de hacer macanas”, sentenció.
Recordó que cuando se instaló el cepo, hace dos años, (el ministro de Economía Axel) Kicilloff dijo “que pretendían cambiarle la cultura a los argentinos para que hagan las operaciones en pesos. Y ese mismo señor terminó apoyando el Cedin para que la gente operase en dólares, y este mismo que ahora dice que hay un problema de egoísmo y cultura en los argentinos. ‘En manos de quién estamos, pobre país‘, se lamentó".
Dujovne: "Para que la devaluación sea virtuosa el salto cambiario debe ganarle a la inflación y ser creíble; esto es, debe reducir las expectativas de depreciación de aquí en adelante. Sin ello, los exportadores seguirán esperando para liquidar, los importadores continuarán presionando y las reservas continuarán cayendo. La credibilidad entonces jugará un rol crucial, ya que el Central ha roto el contrato gradualista que regía entre el Gobierno y los tenedores de pesos desde 2003".
The New York Times: "El diario repasa gran parte del pasado de Kicillof como profesor de economía, que comenzó a ser conocido cuando lideró la nacionalización de YPF, controlada por la española Repsol en 2012, y que luego “saltó a la fama” cuando Cristina Kirchner lo nombró al frente del Palacio de Hacienda en 2013.
Y tampoco deja afuera el costado “psicológico de las patillas” de Kicillof al cuestionar si encajan “dentro de un rock and roll tradicional que irrita a la autoridad, o dentro de las modas de los dirigentes políticos argentinos del siglo 19 que trataron de mostrar virilidad y poder”.
El diario menciona a varios economista y analistas que critican la política de Kicillof, y que afirman que no está a la altura. “Él no entiende que no es suficiente saber sólo la teoría económica, y estamos viendo una prueba de ello ahora”, destacan".

lunes, 27 de enero de 2014

Luego de la devaluación, ahora las patronales del #Campo exigen rebaja de impuestos

"Frantz Fanon, psiquiatra, escritor y revolucionario martiniqués enrolado en el Frente de Liberación Nacional de Argelia, describió, en el imperdible libro "Los Condenados de la Tierra", la radiografía del comportamiento de la burguesía de los países colonizados respecto a las tareas de liberación nacional y anticolonial.
Hoy, cuando entramos en una fuerte disputa por el rumbo que tomará el país, es muy interesante releer aquella caracterización para no esperar "peras del olmo", y redoblar los esfuerzos para fortalecer el desarrollo y la articulación entre la organización popular y el Estado, a la vez que se sale a disputar, con todos los medios posibles, el sentido común de los sectores medios y populares.
"La burguesía nacional no deja de exigir la nacionalización de la economía y de los sectores comerciales. Es que, para ella, nacionalizar no significa poner la totalidad de la economía al servicio de la Nación, decidir la satisfacción de todas las necesidades de la Nación. Para ella, nacionalizar no significa ordenar el Estado en función de relaciones sociales nuevas cuya eclosión se decide facilitar. Nacionalización significa para ella, exactamente, transferencia a los autóctonos de los privilegios heredados de la etapa colonial.
Como la burguesía no tiene ni los medios materiales, ni los medios intelectuales suficientes (ingenieros, técnicos), limitará sus pretensiones al manejo de los despachos y las casas de comercio ocupados antes por los colonos. La burguesía nacional ocupa el lugar de la antigua población europea: médicos, abogados, comerciantes, representantes, agentes generales, agentes aduanales. Estima que, por la dignidad del país y su propia seguridad, debe ocupar todos los puestos. En lo sucesivo exigirá que las grandes compañías extranjeras recurran a ella, ya sea que deseen mantenerse en el país, ya sea que tengan la intención de penetrar en éste. La burguesía nacional descubre como misión histórica la de servir de intermediario. Como se ve, no se trata de una vocación de transformar a la Nación, sino prosaicamente de servir de correa de transmisión a un capitalismo reducido al camuflaje y que se cubre ahora con la máscara neocolonialista. La burguesía nacional va a complacerse, sin complejos y muy digna, con el papel de agente de negocios de la burguesía internacional.
Este papel lucrativo, esa función de pequeño gananciero, esa estrechez de visión, esa ausencia de ambición simbolizan la incapacidad de la burguesía nacional para cumplir su papel histórico de burguesía... En el seno de la burguesía nacional de los países coloniales domina el espíritu de disfrute. Es que en el plano psicológico se identifica a la burguesía occidental cuyas enseñanzas ha absorbido... Como no tiene ideas, como está encerrada en sí misma, aislada del pueblo, mimada por su incapacidad congénita para pensar en la totalidad de los problemas de la Nación, la burguesía nacional va a asumir el papel de gerente de las empresas occidentales y convertirá al país, prácticamente, en un prostíbulo de Europa.
Los propietarios agrícolas exigirán de los poderes públicos que centupliquen a su favor las facilidades y los privilegios de que se beneficiaban antes los colonos extranjeros... No habrá plan de desarrollo, no habrá iniciativas porque las iniciativas que implican un mínimo riesgo, producen pánico en esos medios y desorientan a la burguesía rural vacilante, prudente, que se sumerge cada vez más en circuitos creados por el colonialismo. En esas regiones, las iniciativas se deben al gobierno. Es el gobierno quien las ordena, las alimenta, las financia. La burguesía agrícola se niega a correr el menor riesgo... No quiere trabajar sobre la arena. Exige solidez, rapidez. Los beneficios que se embolsa, enormes si se tiene en cuenta el ingreso nacional, no son reinvertidos. El atesoramiento en el colchón domina la psicología de estos propietarios rurales"".
Fuente

Más:
Para el Campo, la suba del dólar no alcanza y reclama una baja de las retenciones

domingo, 26 de enero de 2014

El nuevo pliego de condiciones de La Nación para Cristina

A cumplir por parte de la Yegua si no quiere ir presa (previa explosión social).
Lo "escribe" la estrella de Poliarquía, ya brazo "estadístico" de los deseos de Bartolo y secuaces.
"No es la primera vez que un presidente enfrenta el final de su gestión con su liderazgo totalmente desdibujado, generando una pérdida notable de ingresos en la población y sin tomar conciencia del desastroso legado que está a punto de dejar.
Tampoco son desconocidos para nosotros la devaluación, la inflación, la crisis energética, la fuga de capitales, las protestas sociales, el fracaso del Estado en brindar los bienes públicos esenciales (en particular, seguridad e infraestructura), el aislamiento internacional, los escándalos de corrupción, el involucramiento de los militares en política interna y el incremento de la pobreza y la marginalidad en un contexto de creciente desconfianza , pesimismo, recesión, constantes episodios de violencia e incertidumbre de corto y de mediano plazo.
Lo inusual de esta coyuntura es que todo esto ocurre de manera simultánea, adelantando el certificado de defunción de un proyecto político que hasta hace poco deliraba con la eternidad.
Ni la lacerada Venezuela chavista está tan mal: por lo menos Nicolás Maduro sigue ganando elecciones y mantiene un apoyo popular que el kirchnerismo ha perdido para siempre.
¿Seguirá la Presidenta erosionando su propia legitimidad, evadiéndose de problemas urgentes que podrían generar más inestabilidad hasta comprometer la continuidad de su gobierno?
Ante la incapacidad del Gobierno en encarar un programa de estabilización serio y consistente, el ajuste lo está haciendo la gente, es decir, el mercado. Lejos ya de aquella edad dorada, cuando "la política" podía supuestamente cuestionar hasta la propia ley de gravedad, el Gobierno puede terminar promoviendo una tormenta perfecta, sucumbiendo al enemigo que tanto buscó desplazar, regular, confiscar y contener.
El margen de maniobra es cada vez más acotado. Las macanas del equipo económico terminaron coordinando las expectativas de los agentes económicos. Los principales expertos coinciden en que aún queda tiempo para evitar un escenario más traumático, pero se requiere romper la actual inercia suicida y recrear la confianza.
Esto implica una profunda modificación del diagnóstico, las ideas y seguramente también del equipo. Presentar lo antes posible un nuevo índice de precios al consumidor que dé cuenta de la realidad y resolver inmediatamente la situación de los bonistas que no aceptaron entrar en los canjes.
¿Qué le conviene a la Presidenta? ¿Cuál sería el escenario más costoso para ella y para el país? La dolorosa historia argentina ofrece enseñanzas categóricas que sería irresponsable y absurdo ignorar: el Rodrigazo, la crisis de 1982, el aciago final del gobierno de Alfonsín y hasta el desastre de 2001 constituyen experiencias lo suficientemente dramáticas como para que Cristina despierte ya de su letargo, se ayude a sí misma y se deje ayudar. Su preocupación no debería ser por las consecuencias de una rectificación del rumbo, sino precisamente por lo contrario.
Cristina debería mirarse también en el espejo de sus predecesores en esta inconclusa transición a la democracia. Ninguno de ellos llego a la pospresidencia con prestigio y popularidad. Pero aquellos que fueron más flexibles, cooperativos y pragmáticos (Raúl Alfonsín y Eduardo Duhalde) pudieron al menos evitar los desaguisados judiciales que enfrentaron los que prefirieron imponer unilateralmente sus intereses y visiones, aun en contra de la opinión pública y de sus propios partidos (Carlos Menem y Fernando De la Rúa).
Si Cristina rectificara el rumbo, y no sobra el optimismo al respecto, encontraría curiosamente un entorno político y social predispuesto a la cooperación.
La suerte no está del todo echada, pero estamos al borde del precipicio. Enfrentamos una coyuntura crítica: las decisiones que se tomen en los próximos días, tal vez semanas, determinarán el futuro del país".

sábado, 25 de enero de 2014

"Fin" del Cepo, Devaluación y Ajuste: Federico PRO y el FpV

"Parece que el nombre de la hora es Federico Sturzenegger (que a pesar de adhesiones políticas coyunturales es Fábrega, que es Kicillof, etc.). A no equivocarse. Las novedades de política económica son mutaciones del sistema y no decisiones de individuos o de ideas de cómo deben ser las cosas. Este funcionamiento automático en el que los individuos y las élites sueñan poder incidir con efectos importantes -ilusos- es lo que se llama "la lógica del capital". Esa lógica es global y no nacional. Es falso que la "devaluación" la decida el gobierno, o un empresario opositor en las sombras. Es la auto-regulación del capital global (¿o por qué creen que se busca arreglar con el Club de París?). La "utopía" de un auto-gobierno democrático de los productores (esto es el comunismo) es así menos fantasiosa que el ideal de regulación del mercado capitalista. Las extraordinarias limitaciones para realizar ese auto-gobierno popular -es decir, la credibilidad de una acción revolucionaria de masas- es un drama de nuestra época. Es un drama por su vigencia e imposibilidad, hasta que se torne inexorable (como retroacción de su propia emergencia)".
Fuente
"El tipo de cambio en la Argentina es la herramienta más fuerte para competir con los sectores más poderosos. Cuanto más alto sea el precio de la divisa más ganancias tendrán esos sectores (que suelen ser exportadores, especialmente en este momento). Estos sectores se enfrentan (y se enfrentarán) a cualquier gobierno que no quiera darles un precio que les guste por un lado, pero sobre todo si ese precio está asociado a una profunda intervención estatal que no les deja dominar el juego, por otro. Ese enfrentamiento, por suerte ahora democrático, se refleja principalmente en los precios internos y en la no liquidación de exportaciones que le entregue divisas al Estado".
Fuente
"El ciclo inflacionario, que comenzó a principios del 2007 y era observado como parte de la puja distributiva, y reequilibrio de precios, terminó siendo una intervención de las estructuras concentradas de capital, que a través de los precios, controlan la matriz distributiva y disputan poder político a las mayorías populares.
Tenemos como certeza, que una economía con la cantidad de demandas insatisfechas existentes, que crece al 2%, técnicamente está estancada, y es un escenario de conflictividad social importante, no de las dimensiones de las grandes crisis, pero sí con serias dificultades para articular a las mayorías populares detrás de un proyecto de Nación.
La única forma de no perder consenso es afectando los intereses de quienes la "juntaron con pala", definiendo un programa económico, que cuente con suficiente apoyo popular; y garantice sin interrupciones la representación de gobiernos populars. En este sentido la tarea militante, debe ser poner en evidencia a la cúpula del poder económico; el relato con el que pretenden validar sus intereses particulares, y los liderazgos que impulsan por adentro del FPV, para tomar el Estado".
Fuente
Más:
Sturze en 2000: "Hay que privatizar el Banco Nación"

viernes, 24 de enero de 2014

"Fin" del Cepo, Devaluación y Ajuste: ganó el Mercado, otra vez

¿Por qué negarlo?
Ya decíamos semanas atrás que el kirchnerismo había dado sus batallas: había ganado algunas, había perdido otras.
Y que varios actores centrales del país y del mundo habían resultado muy duros.
Ayer fue una jornada paradigmática en este sentido: el regreso de aquel viejo sentimiento desolador de que perdimos casi todos.
Que unos poquitos vivos y poderosos se salieron con la suya una vez más.
Eso sí: ayudados por funcionarios nacionales miedosos que no se animan a romper el molde y agarrar la posta que Cristina les está tirando desde hace meses, repitiéndoles en la cara hasta el hartazgo: "Yo ya no voy más".
Hoy, a la mañana, el dúo anuncia la flexibilización del cepo.
Ya lo había anticipado Navarro, tratando de poner paños fríos con la versión del Ministerio de Economía: el sueño del pibe, el del orden después de la tormenta, el control en medio de la espiral especuladora.
"El dólar llegó al precio que propuso Axel Kicillof el día que asumió como ministro de Economía: ocho pesos. El próximo paso será abrir el cepo y dar la batalla con el mercado para sostener un dólar único en el precio al que llegó este jueves.
Tanto Kicillof como el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, piensan que con un dólar a ocho pesos se normalizará el ritmo de liquidación de exportaciones y se reducirán las importaciones. Así se aliviaría la tensión cambiaria.
En los próximos días el Central saldrá a vender lo que sea necesario para que no supere el precio elegido. Así se dará la señal al mercado de que la devaluación terminó. "Ocho pesos es lo máximo que conseguirán los exportadores por cada dólar que liquiden", asegura el jefe de la cartera económica", publicaba en Minuto Uno.
"Entre los factores que han llevado a una situación de falta de divisas y, por ende, de deterioro del tipo de cambio real producto del elevado incremento de precios que sufre la economía argentina, habrá que mencionar a la inflación, la devaluación del real brasileño, la cuenta energética y la restricción externa que comprime las exportaciones y, por ende obliga a un control más ajustado de las importaciones, todo eso implica un escaso saldo de balanza comercial que restó reservas y despertó las restricciones al dólar. A ello hay que agregarle la delicada situación del agro, cuyos productores (soja) recibían la cotización oficial del dólar menos el 35% de retenciones, lo que constituía un bajo incentivo a ingresar los dólares al mercado de cambios provocando la asfixia de divisas al Banco Central", complementa hoy Guarino en El Cronista.
Precisamente, el nuevo ministro de Agricultura, ayer, admitía crudamente lo evidente: ""La devaluación ha generado en casi todas las economías vinculadas a la exportación un clima de mayor tranquilidad porque efectivamente oxigena el sistema (exportador) en términos de retribución y de valoración económica", resaltó el funcionario tras un encuentro que mantuvo con empresarios, exportadores y gremios de la pesca marplatense.
Casamiquela afirmó: "personalmente creo que las devaluaciones generan un estado de oxigenación" para aquellos sectores locales que venden su producción en el exterior.
"Pero -continuó- hay que avanzar sobre las cuestiones estructurales sino en épocas de tranquilidad no aprovechamos para arreglar aquellas cuestiones que nuevamente aparecen cuando tenemos dificultades, esto lo hemos discutido con los empresarios y con los trabajadores también"".
Duda: ¿se conformarán con un dólar a 8 pesos?
El tema serán las paritarias. No olvidar el básico a 9 mil pesos, luego de la extorsión policial.
Y acá no hay Shell que valga.

PD: ¿le pueden avisar a los economistas cercanos al gobierno que ya pueden salir?

jueves, 23 de enero de 2014

Majul y la felicidad de Cristina: "Es insatisfecha"

"Da la sensación de que es una persona insatisfecha. Yo la vi dos veces en mi vida, nunca me pareció una persona en paz consigo misma. Y siempre me pareció que tenía como una dosis de intolerancia y soberbia bastante alta. No sé si por el problema de la operación que tuvo pudo bajar a otra realidad. En el fondo creo que las personas nunca terminan cambiando mucho".
Fuente (Radio Mitre)
Clarín hoy: "“Está aislada. Encerrada en su núcleo duro y enojada con el resto. No hay un programa para afrontar los problemas que se amontonan y ella sigue en sus peleas chiquitas”. Sentado frente a un monitor que mostraba al dólar oficial y al paralelo trepando nuevos cielos, un secretario de Estado con largo recorrido en el Gobierno confesaba ante Clarín su preocupación por la coyuntura minutos antes de la vuelta de la Presidenta al micrófono de la Casa Rosada.
“Con los ministros se comunica mayormente para reprenderlos. Y si le insisten con algún problema urgente, pide que no le hagan doler la cabeza”, contó un funcionario al tanto de la reprimenda presidencial que habría recibido Florencio Randazzo por salir a promocionar su candidatura para 2015 sin la venia de la Presidenta.
También Julio De Vido había soportado días antes la furia de Cristina por los cortes de luz. “Capitanich, que iba a ser la apertura y la renovación, ya es un ultra más que repite lo que le deja Cristina y si no lo mandan a desmentir por Kicillof”, agregó la fuente. Para muestra, un botón: Carlos Zannini se está encargando personalmente de bloquear lo poco que el jefe de Gabinete había logrado acordar con José Manuel de la Sota como tibia señal de un tiempo nuevo.
Un legislador del kirchnerismo duro reclamaba en las últimas horas la necesidad de un shock de adrenalina desde la conducción para “salir del pesimismo y recuperar la energía en la militancia ”. A ellos, a los más fieles que cantaron y se emocionaron ayer en los patios de Balcarce 50, pareció hablarle ayer la Presidenta. Como si afuera de la Casa de Gobierno no pasara nada".

miércoles, 22 de enero de 2014

Human Rights Watch elogia la ley de Medios... de Uruguay

En el marco de los múltiples elogios que están recibiendo los vecinos durante estas semanas, ahora llega el de la ong financiada por Estados Unidos y presidida en América Latina por un ex CNN, José Miguel Vivanco.
No sólo obtiene loas el proyecto de ley que busca evitar la concentración monopólica en el sector de los medios de comunicación, sino también la aprobación de la ley del aborto, la de matrimonio igualitario, y la legalización de la marihuana.
Sin embargo, el monopolio español El País aprovecha la ocasión para fustigar la ley de Medios argentina (que impactó sobre sus propios negocios en el país): "En plena polémica por la aplicación de la Ley de Control de Medios (SIC) de Argentina, la de Comunicación, de Ecuador, o el debate de otra norma similar en Perú, sobre las que se ciernen las dudas y denuncias sobre el respeto a la libertad de expresión y de prensa, la que se está estudiando en Uruguay es, para Vivanco, “el único proyecto regional de este tipo que es plenamente compatible con los estándares internacionales en esta materia”. La disposición uruguaya pretende evitar el dúopolio de los medios de comunicación en el país".
Con respecto a la normativa argentina, HRW prefiere, en el apartado Libertad de Expresión, describir las interferencias judiciales llevadas a cabo por Clarín y concentrarse más en los devenires de las consultoras privadas que "miden" la inflación, y en el reparto de la publicidad oficial.
La parte sobre los juicios a la violación de los derechos humanos durante la última dictadura cívico-militar sólo es desarrollada mediante una cronología y datos cuantitativos aportados por el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), y poniendo énfasis en el nombramiento de Milani como jefe del Ejército.
También critica el accionar de la Policía Metropolitana durante el desalojo del Hospital Borda, en Buenos Aires. Dicha represión es el único hecho que cita HRW en la sección Abuso Policial del capítulo destinado a Argentina.

Más:
Informe completo de HRW para descargar (en inglés)
La historia oculta de José Miguel Vivanco

martes, 21 de enero de 2014

Tinelli Para Todos

Ya se nota en la pantalla de C5N lo que va a ser este 2014: el traslado de todo el tinellaje de Clarín a la señal de Cristóbal. Y si Messi logra lo imposible en Brasil, ¡bingo! (oops).
Hoy los diarios porteños se ven desbordados por la reunión entre CFK, perdón, Parlanich y el cuervo de Francisco.
Lo que se nota -de a poquito- es que la paciencia de Clarín para con Marce se va acabando...
¿Para cuándo la investigación de George -ahora que regresó- sobre el "cuarto-piso"?
"El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, se reunió anoche en Casa de Gobierno con el conductor televisivo Marcelo Tinelli. El encuentro se produjo en medio de versiones sobre una oferta del Gobierno para que el conductor televisivo tenga participación en Fútbol para Todos. Un dato refuerza esa hipótesis: de la charla también participó el actual coordinador de las transmisiones, Pablo Paladino.
Tinelli, que vendió su productora Ideas del Sur al kirchnerista Cristóbal López aunque sigue a cargo de la dirección artística, analizaría un ofrecimiento para hacer de nexo entre los clubes y Fútbol para Todos, según trascendidos de los últimos días.
Algunas versiones indican que Tinelli podría hacerse cargo del futuro canal AFA TV, donde se transmitiría Fútbol para Todos, en tanto otros rumores hablan de un pedido del Gobierno para que el animador se encargue de la publicidad a fin de reducir los subsidios para las transmisiones. En la Rosada no hubo ninguna información sobre el tema".
Fuente
"Desde el Gobierno sólo informaron oficialmente que el conductor había presentado al ministro coordinador su proyecto para crear AFA TV, un canal de la Asociación del Fútbol Argentino, plan que ya había llegado a las manos de Julio Grondona.
"Acá trajo ese proyecto, lo que después haga la AFA es otra historia", se atajaron fuentes oficiales cuando se consultó si Tinelli podría incorporarse al Fútbol para Todos a través de ese canal. Pero tanto allegados al conductor como en el mundo deportivo se daba por cierta la posibilidad de que Tinelli se hiciera cargo de la comercialización y transmisión de los partidos, que para este año se lleva un presupuesto de $ 1400 millones".
Fuente 
"Se especulaba con que Ideas del Sur tomara el control de la producción del programa que este año implicaría una erogación de 1.500 millones de pesos, desplazando a La Corte, la productora preferida del kirchernismo y que durante 2013 facturó, según el Boletín Oficial, $ 70.163.100 por la producción de los partidos.
Pero no es la única productora que cobró durante 2013 del programa. Prensa Satelital se llevó $ 95.000, Farolito Internacional $ 39 millones, VTS $ 11.577.545, Waytson $ 9.661.400, Record Visión $ 9.661.400, Video Cuatro $ 9.661.400, BMS $ 1.895.407,5 y Digital 32.885.167,5 pesos.
Respecto a la posibilidad de producir el programa Fútbol para Todos, las fuentes consultadas afirmaron que López tampoco se opondría y fueron un poco más lejos. “Cristóbal tiene buena relación con Torneos y con Burzaco –Alejandro Burzaco, presidente de la productora Torneos (TyC) hoy se encarga de todo lo que es la televisación HD del FpT– por lo que tampoco se podría descartar una asociación entre Ideas y Torneos”".
Fuente

lunes, 20 de enero de 2014

#VacíoDeCacerola: Del "No a la Re-Re" al "¿Pero a quién voto?"

Aquellos bellos días de financiamiento mediático al ruido de las cacerolas, necesario para demorar lo que luego vino a ratificar por goleada la Corte Suprema.
Parar la supuesta reelección de CFK para garantizar la impunidad ante la ley de Medios luego del 2015.
Ahora sienten que no les basta meter presos a todos lo chorros K (como le exige la tía Bety a la Oposición), angustia agravada por la hiperausencia de su gurú, que se prepara para su trasplante.
Del "Clarín no Miente" al "Vacío de Cacerola".
Este pasaje de la entrevista de Fontevecchia de ayer al lavagnista Roberto Lavagna hace acordar a ése que te confiesa: "Está bien. Yo no la quiero a la Yegua. Pero me pongo a pensar ¿y a quién voto?". La enumeración posterior hiere los atentos oídos.
Les dejo el tramo de la entrevista mientras piensan si no conocen a algun@...
"—¿El menemismo de los 90 y el kirchnerismo del siglo XXI son dos anomalías del peronismo?
—Sí.
¿El peronismo murió con Perón?
—Lo que está conspirando en este caso, contra lo que yo creo que debería ser, es el defecto mayor del peronismo: la extrema verticalidad respecto de quien ejerce el poder. Algunos creen que esto es una virtud; yo creo que no. La discusión interna, el espíritu crítico, la capacidad de disentir aun dentro del partido es fundamental. Si el que está arriba va hacia la derecha, ahí van todos… todos no, una gran mayoría, se dice, en un intento de socorrer al ganador. Y de pertenecer y permanecer en la estructura del Estado. Hay que recomponer la política en el país, hay que discutir no sólo adónde uno quiere llegar, sino también cuáles son los caminos. Si esa discusión se da, probablemente, los extremos queden como minorías, sin posibilidad de gobernar en nombre del peronismo.
¿Ubica al peronismo y al radicalismo en el centro?
—Sí. Los dos grandes partidos nacionales, con todas estas aclaraciones que acabamos de hacer, son el radicalismo y el peronismo.
Cuando se refiere a la derecha, ¿habla del PRO?
—No se trata de poner demasiadas etiquetas. No hace mucho tiempo estuve conversando con el PRO con la idea de formar un centro grande para lo que era estratégico y central en ese momento: evitar la posibilidad de una reforma constitucional y una perpetuidad en el poder del actual gobierno. Todo lo demás, lo económico, lo institucional, terminaba derivando de eso. Si eso no se resolvía, las cosas iban a ir mal. En ese centro grande, en ese contexto y con ese objetivo, desde el socialismo hasta el PRO estaban dentro. ¿Qué pasa después de que ese objetivo fundamental se logró? Hay quienes empiezan casi a autoexcluirse. La dirigencia del PRO viene siendo muy agresiva con el justicialismo y con el radicalismo. Entonces uno se dice: “Es evidente que han decidido retomar su papel de derecha y no formar parte de un centro más grande”.
¿Realmente había riesgo en las elecciones de octubre de que el kirchnerismo obtuviese una mayoría tan aplastante como para que pudiera reformar la Constitución?
—Absolutamente. En Mendoza se preveía el triunfo radical; en Córdoba, el de un sector del justicialismo y de De la Sota, opuesto a la reelección; el socialismo con su coalición, en Santa Fe; el PRO, en Capital. Pero todo ese armado no alcanzaba sin la provincia de Buenos Aires porque es el 40% del electorado, y si el Gobierno triunfaba allí, hoy estábamos discutiendo los pasos previos a la reforma constitucional.
¿Cuántos diputados tendrían que haber obtenido para que eso fuera posible?
—Eso se obtiene. Hubo gente importante de algunos partidos que sostuvo que eso no iba a ocurrir, y usaban el argumento del número. ¿Pero se olvidan de que el ex presidente Menem tampoco tenía mayoría para la reforma?
Con un clima social creado, ¿consiguen la mayoría a posteriori?
—Exactamente. Y una voluntad de ejercicio del poder muy fuerte, que termina conduciendo a eso. Cuando usted ve el no reconocimiento del resultado electoral por el Gobierno, dice: “Si después de esa derrota todavía ejercen el poder sin cambios, ¿qué hubiera sido con un triunfo en la provincia de Buenos Aires?”. Uno de los defectos del peronismo es el exceso de verticalismo. Pero también hay virtudes, como la de cuando la situación del país llega a situaciones extremas, ayuda a corregirlas, como en 1989, en 2001, donde el justicialismo se pone al hombro la solución de los problemas".

domingo, 19 de enero de 2014

El #RelatoAntiK desenfunda la opereta "Vacío de poder", con una pizca del entrañable "Todo mal"

Nicosia (Perfil). "La ausencia mediática de la Presidenta es para preservar su imagen y no resultaría positiva para el país. Es el resultado que arroja una reciente encuesta, realizada por los consultores Federico González y Cecilia Valladares. Más del 40% de los encuestados expresó esas opiniones sobre el prolongado retiro público de Cristina Fernández de KirchnerPero el otro dato interesante es que una gran masa de los consultados –cercana al 39%– se inclinó por una opción intermedia: “Ni positivo ni negativo”.
El sondeo está basado en 600 casos telefónicos a nivel nacional, fue realizado esta semana y tuvo como objetivo medir distintas variables políticas sobre el Gobierno. Entre diversas cuestiones se incluyó el bajísimo perfil adoptado por CFK desde que fue operada por un hematoma craneal en octubre pasado".
Dapelo (La Nación): "La retórica de la presidenta Cristina Kirchner fue durante seis años la piedra angular del relato oficial. Utilizó el atril y la cadena nacional como plataforma comunicacional para controlar el mensaje y, sobre todo, quedar en el centro de la escena. Su presencia fue casi diaria hasta que la salud la obligó a frenar.
Lo que en un primer momento fue una imposición médica mutó en estrategia política. Hoy se cumple un mes desde la última aparición en un acto público; en medio de una gran polémica, la Presidenta le entregó el diploma de teniente general al jefe del Ejército, César Milani, en Casa Rosada.
Ese día se dejó ver, pero no habló. Para escuchar su voz hay que retroceder aún más. Su último discurso fue el 10 de diciembre en la celebración por los 30 años de democracia.
Alejandro Catterberg, director de Poliarquía Consultores, sostuvo que "no se trata de un problema de comunicación, sino de gestión". Para el analista "el problema no es cuánto se habla, sino lo que dicen. Siguen aferrados al relato y eso genera desconfianza. No reconocen los problemas de gestión como el económico y la crisis energética, sumado a la ausencia mediática de la Presidenta genera un fuerte aumento del pesimismo en la sociedad"".
Van der Kooy (Clarín): "Daniel Scioli fue en los últimos días el portavoz más fiel de Cristina Fernández. No sólo porque habló, de verdad, con ella. Transmitió también su pensamiento en estas largas e inexplicables semanas –por la ausencia de información oficial– de silencio y encierro presidencial. Tal vez, el gobernador de Buenos Aires enterró su auténtica visión sobre las cosas e hizo propios los pareceres de la mandataria. No hay vacío de poder, el Gobierno es timoneado, indistintamente, desde El Calafate, Olivos o la Casa Rosada. Los que dicen o piensan diferente sólo apuntarían a provocar inestabilidad. El fantasma de la conspiración, siempre detrás de las palabras.
Puede ser que Cristina, en efecto, esté detrás de cada paso que da su Gobierno. Resulta casi imposible imaginar lo contrario. Pero su nueva conducta pública permite fluir una intensa marea de rumores.
Políticos y personales.
Sus años de poder se caracterizaron siempre por una hiperpresencia.
Después de la enfermedad y de la doble derrota electoral pareció virar en una hiperausencia. Ese cambio merecería alguna explicación oficial. Como no ha existido hasta ahora, se genera un espacio desierto propicio para trascendidos y versiones. Es difícil aceptar que el kirchnerismo no advierta el fenómeno habiendo hecho simplemente del relato una formidable herramienta política durante diez años".
Laborda (La Nación): "El gran problema de la Argentina es el de un país en vísperas de una severa crisis económica de compleja solución, acompañada por la ausencia de liderazgo y capacidad de gestión, suplida por elevadas dosis de improvisación que revelan la carencia de un plan. Inquietan el 28,4% de inflación del año último, la escalada del dólar paralelo hasta los 12 pesos y la caída de las reservas del Banco Central por debajo de los 30.000 millones de dólares. Pero con mucha más preocupación se advierte en la dirigencia política, empresarial y sindical el creciente deterioro del poder presidencial.
Casi nadie habla públicamente de una hipotética crisis institucional, derivada de una renuncia de la Presidenta. Pero todos, a su manera, parecen estar preparándose para una eventualidad como ésa, que ante el ostensible desgaste del vicepresidente Amado Boudou, podría dejar, como en 2001, en manos de una Asamblea Legislativa la resolución sobre quién quedaría al frente del Poder Ejecutivo por los dos años del período constitucional que le restan a Cristina Kirchner. Sergio Massa acelera la conformación de su equipo de asesores económicos. Y el sindicalismo antikirchnerista, con Hugo Moyano y Luis Barrionuevo a la cabeza, tiende puentes hacia los distintos sectores de un peronismo que siempre olfatea el poder, las crisis y las oportunidades".
Castro (Perfil): "La verdad es que algo está pasando con el estado psíquico de Fernández de Kirchner que la está llevando a adoptar esta conducta extraña –ausencia pública, arribos inesperados a la Casa Rosada y desarrollo de actividades sin agenda prefijada–, que está en las antípodas de la que mostró hasta el mismo 10 de diciembre último, cuando no dudó en bailar en la Plaza de Mayo ignorando el dolor de las muertes producidas por los saqueos que conmovieron a varias provincias".
Fernández Díaz (La Nación): "El peronismo tiene miedo, y ése es un dato estremecedor. Descender a los interiores del volcán peronista y oír las cuantiosas voces de ese magma fragmentado, pero en ebullición, puede resultar bastante didáctico a la hora de entender qué pasará en la Argentina. Ese volcán sigue siendo, mal que nos pese, la gran caja de resonancia del poder y suceden en sus entrañas fuertes combustiones debido esencialmente a que la gran manada busca un nuevo macho alfa. Y a que ya considera a Cristina Kirchner poco menos que una ex presidenta obligada a gestionar dos cosas: su propia retirada y un país en crisis.
Hay una extraña unanimidad en el diagnóstico: desde el más oficialista hasta el más opositor piensa en privado que el timonel perdió la mano, que la explosión de precios y la inflación destruirán los salarios y que las paritarias serán una batalla campal.
El eclipse público de la Presidenta, este extraño acto de esfumación mediática luego de tantos años de atriles y otras saturaciones, tiene dentro de su propia fuerza política una enorme gravedad. Las explicaciones que se dan a sí mismos suelen ser más certeras que cualquier conjetura externa: sus ex compañeros compartieron muchas horas con Cristina, la conocen, y aseguran que vive una verdadera pesadilla. "No está ausente, está escondida -coinciden-. Tiene a Capitanich y a los otros de paragolpes. Las fotos que aparecen en los medios no son posadas ni buscadas intencionalmente por una cuestión de marketing. Si así fuera, serían más frontales. Una mujer extremadamente coqueta aparece allí sin maquillaje, con rostro triste y desencajado. Cristina está sufriendo de verdad"".
Novaro (Perfil): "El principal combustible es, claro, el desconcierto que reina en el seno del Gobierno y las dudas que ello genera sobre su capacidad de mantener un mínimo orden de aquí a 2015: la sensación de vacío ya existía cuando Cristina estaba en el sur y no se sabía cuándo volvía; pero ahora que volvió y no disipó las dudas,  no se sabe qué esperar, y todo empeoró. ¿Tocamos ya fondo y la situación se estabilizará o se descontrolarán del todo la inflación, el dólar y la protesta social?".
Jacquelin (La Nación): "Hace hoy justo un mes que la Presidenta se mostró públicamente por última vez en un acto oficial. En el medio, ola de calor, cortes de luz, disparada del dólar paralelo, devaluación del dólar oficial, descontrol de precios, fuga en masa de reservas, anuncios y contraanuncios, internas del Gobierno en vivo y en directo, escándalos con funcionarios, jibarización del jefe de Gabinete. Pero nada interrumpió el silencio ni la invisibilidad presidencial. Así, la sucesión de episodios que preocuparon y preocupan a los argentinos empezó a alimentar rumores, preguntas, dudas, especulaciones".
D'Adamo (La Nación): "Más allá de las explicaciones oficiales, teñidas para variar de victimización, algo ha cambiado: la Presidenta ha cedido protagonismo público. Atrás quedaron los días de los reportajes personales o las sobredosis de cadena nacional. Ni siquiera Twitter o el perro Simón. ¿Qué pasó con el estilo de liderazgo personalista y centralizado que caracterizó al kirchnerismo desde sus inicios? ¿Qué motivó el cambio?
Cuando el rumor prevalece sobre la información, la incertidumbre crece, los riesgos son muchos y las preguntas se suman: ¿es una estrategia o es que no se puede afrontar una realidad incómoda? ¿Es un problema de salud? ¿Es una nueva actitud existencial?".

sábado, 18 de enero de 2014

Reato y el guionista de Lanata atacan la memoria de Juan Gelman #RelatoAntiK

El confesor y vocero de Videla no sólo se le anima al poeta, sino también a su hijo desaparecido.
En La Nación, tan preocupada por las divisiones que ha instalado el kirchnerismo en la sociedad argentina.
"Juan Gelman fue un poeta extraordinario; la búsqueda de su nieta -robada apenas nació- fue ejemplar y conmovedora; la pérdida de su hijo y de su nuera durante la dictadura provoca dolor y espanto, como sucede con todos y cada uno de los desaparecidos.Todo eso es verdad. También es verdad que desde fines de los 70 Gelman abrazó la lucha armada y que entre 1973 y 1979 fue "oficial" de Montoneros. Es decir, tomó el riesgo de morir por la "patria socialista", pero también la decisión de matar a otros argentinos.
Luego de romper con Montoneros, en 1979, Gelman se dedicó a la escritura y no quiso hablar de su experiencia armada. Sí hizo frecuentes y sentidos reclamos por la verdad y la justicia con relación a los crímenes de la dictadura. Una astucia que convence a muchos, pero no a todos. Por ejemplo, no ha convencido al filósofo oscar del Barco, un venerado intelectual de izquierda que en 2005 provocó una intensa polémica entre sus camaradas y compañeros, que derivó incluso en un libro titulado No matar, sobre la responsabilidad.
El filósofo admitió que Gelman padecía "el dolor insondable de tener un hijo muerto, el cual, debemos reconocerlo, también se preparaba para matar"", escupió Reato el jueves.
Mientras tanto, el guionista de George anda sufriendo las secuelas de la abstinencia veraniega de denuncias anti K recontraremilchequeadas...
"El escritor Marcelo Birmajer recordó al poeta Juan Gelman, quien falleció ayer en México a los 83 años. Calificó al autor "como el poeta de lengua española más grande", aunque criticó su "fobia contra Israel" y su militancia política.
Para Marcelo Birmajer, otro destacada ensayista argentino, Gelman "desarrolló una inexplicable fobia contra Israel", probablemente relacionada "con su ideología".
"Tenía una militancia política hostil a los derechos humanos", aseguró Birmajer. Gelman participó en grupos comunistas y en Montoneros. Según este intelectual, "los montoneros eran terroristas que luchaban contra la democracia". Sin embargo, aclaró Birmajer, "no eran comparables con los militares de (Jorge) Videla"",  vomitó apenas fallecido Gelman.
Hoy, en Clarín, le mete al "pero": "Gelman acabó sus días en una lucha correcta: buscar a su nieta. Sabemos que los padres de Macarena Gelman –el hijo y la nuera del poeta– fueron asesinados por la dictadura militar argentina, pero no las circunstancias precisas en que la recién nacida llegó a manos de sus padres adoptivos. Ni el poeta, ni Macarena, ni los medios de comunicación, con comprensible piedad, hicieron hincapié en estas circunstancias. No hubo medio de comunicación argentino relevante que desatendiera a Gelman en relación con este peregrinaje: el del abuelo que buscaba a su nieta. Pero tampoco esta odisea civil y justa disminuye el tenor de las desgracias que contribuyó a sembrar como actor político armado. La tragedia de la lucha armada es que los errores que se cometen son irreversibles. Por eso, todo proceso político que pueda evitar la violencia merece nuestro doble reconocimiento. Los militantes montoneros pensaban exactamente lo contrario".
Espejo, hoy en Perfl, aconseja: "Si Gelman ha podido sortear sus “errores” y sus responsabilidades políticas ha sido en gran medida por la palabra, por su voz poética, que lo mantuvo siempre abierto a otros horizontes. Tal vez nuestro país no padecería semejante desastre si pudiéramos escucharnos entre nosotros".

viernes, 17 de enero de 2014

¿Cómo que el Riesgo País es el más bajo en 5 años? #LaCrisis #Tedible

"En las gerencias financieras de las empresas la preocupación está dominada por el tipo de cambio. Hay distintas percepciones. Mientras la Unión de Bancos Suizos (UBS) en la selecta reunión anual que organiza con clientes argentinos predijo en Punta del Este “un salto devaluatorio en pocos meses”, otros mencionan que el riesgo país se ubica en 700 puntos, el más bajo en cinco años. Con esta variable en la mano las provincias de Chubut, Neuquén y Salta saldrían en busca de fondos al mercado internacional con la garantía de sus regalías petroleras.
El equipo del ex ministro Hernán Lorenzino ha dejado trascender que la negociación por la deuda en default con el Club de París está a la vuelta de la esquina, algo que podría abrir numerosas líneas de créditos".
Fuente (Hoy)
"El riesgo país, hoy en un nivel de 820 puntos, cae alrededor de 17% en lo que va de 2013 pero retrocede casi 40% desde el máximo de 1.337 puntos que marcó a fines de marzo. Este fenómeno viene presionando hace meses a la baja el rendimiento de los bonos, que en algunos casos, muestra una caída del 50%.
Las razones que lo fundamentan se encuentran en una reducción de las expectativas de default a corto plazo - una vez que la Cámara de Apelaciones de Nueva York ratificara el stay en el juicio que la Argentina mantiene con los holdouts -en el acuerdo que el país selló con el Ciadi hace pocos meses y en el acercamiento del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional por el nuevo IPC".
Fuente (26 de diciembre)
"El cierre de 2013 no fue del todo positivo para los países de Latinoamérica en términos de confianza en sus economías, ya que al observar el índice Embi, que mide el riesgo país, la totalidad de estos terminaron el año con alzas en sus indicadores.
Con los incrementos que se han registrado en el último mes, el conjunto de los países de la región terminaron en niveles similares a los que presentaban en 2008, antes del inicio de la crisis que azotó a Estados Unidos y Europa, cuando la mayoría de indicadores se ubicaban por debajo de 100 puntos.
Después de los repuntes, Perú se ubica en la mejor posición de la región con un indicador de 161 puntos después de una variación al alza de 1,26% en el último mes. Le sigue, México que cuenta con un nivel de 164 unidades y registra un alza de 5,81%, mientras que Colombia está en 175 puntos al avanzar 5,42%.
Por otro lado, Venezuela se mantiene en la última posición de la tabla con 1.138 puntos aunque es el que presenta un menor cambio, de 0,96%. De igual forma, Argentina, con 872 enteros y un alza de 7,92% en el mes presenta los peores resultados.
Sin embargo, la razón que explica este comportamiento, según los analistas, son las intervenciones de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos en el año y en diciembre, el inicio del recorte de estímulos de emisor estadounidense.
Aunque el impacto de la Fed es lo que más repercusión ha tenido en Latinoamérica, hay ciertos problemas internos de la región que también están impulsando el aumento en el riesgo país.
De esta forma, elecciones presidenciales en varios países, problemas políticos y fiscales en el gobierno de Brasil o la inestabilidad económica que registra Argentina o Venezuela, están pasándole factura a toda la región".
Fuente (12 de enero)

jueves, 16 de enero de 2014

El #QueremosPreguntar español contra Obama

Parece que los elogios del Premio Nobel de la Paz y el FMI a su alumno macrista por su excelente récord de despidos, recortes y ajustes ha dejado tela entre los perodistas que cubrieron el encuentro.
El País publica hoy una editorial titulada "Bocas cerradas en Washington": "No hay preguntas en boca cerrada. Este oficio, el periodismo, se inventó preguntando; cada periodista es una pregunta, y si quitas periodistas de una rueda de prensa, como pasó con la comparecencia del presidente Rajoy en Washington, estás quitando preguntas.
Decía el escritor austriaco Peter Handke (en El chino del dolor) que el hombre “consiste de preguntas”. Los periodistas viven de eso: si no preguntan, no saben. Y ya se sabe que las preguntas no ofenden, ni son indiscretas, sino las respuestas. Pero si se cierran algunas bocas de los que han de preguntar, pues entonces la ecuación se quiebra. Demasiados servidores públicos en este país desearían que no hubiera preguntas: es más cómodo hablar y hablar y recibir luego el aplauso de la sala.
Ha ocurrido ahora algo que ya no es insólito en la relación poder-prensa: alguien dictaminó que a la conferencia de prensa Rajoy-Obama acudieran sólo ciertos medios. Y excluyó a otros.
EL PAÍS estuvo; pero no El Mundo, que es el segundo periódico de España; tampoco El Periódico de Catalunya, ni la Ser, que es una cadena de radio española —la más escuchada, casualmente— y también, a través de PRISA Radio, una cadena americana (incluido EE UU), con un total de 1.250 emisoras y 28 millones de oyentes en español (y a la que, por cierto, Obama ha concedido ya dos entrevistas). Tampoco estuvo Telecinco. La decisión de que fueran unos (RNE, TVE, Efe, Onda Cero, Antena 3, la Cope) y no esos otros no obedece a reglamento alguno ni a una norma no escrita. Tampoco depende la calidad de ese numerus clausus de la Administración norteamericana, sino del albur español. Fuera cual fuera el criterio utilizado, el resultado fue sesgado e inaceptable.
Entre las actividades del presidente español en EE UU, esa comparecencia era la que más densidad informativa podía tener, por las preguntas de los periodistas. Si no, ¿para qué iban? Mario Benedetti contaba este grafiti descubierto en una calle de Quito: “Cuando teníamos las respuestas nos cambiaron las preguntas”. Como Rajoy ya debía tener las respuestas, cuantos menos periodistas pudieran cambiarle las preguntas, mejor".
Mientras tanto...
"En EE.UU. se ha disparado una fuerte polémica por las declaraciones del presidente del país, que advirtió que firmaría más decretos ley eludiendo el Congreso. En respuesta, varios medios locales dijeron que Obama se dirige hacia una dictadura.
En la conferencia de prensa este martes 14 de enero, Barack Obama expresó su enfado por la falta de acciones por parte del Congreso del país. "No vamos a estar simplemente esperando a la legislación para asegurarnos que proveemos a los estadounidenses el tipo de ayuda que necesitan", afirmó el presidente estadounidense, explicando que tiene un "bolígrafo" para firmar más decretos ley.
Las palabras del presidente estadounidense inmediatamente impresionaron a varios expertos políticos y periodistas, entre los que destaca la opinión de que Obama tiene la intención de violar la Constitución e instalar una dictadura en el país. "El hecho de que el señor Obama tenga un 'bolígrafo' no quiere decir que tenga un poder constitucional para manejar el país como un dictador", dijo el comentarista político conservador Rush Limbaugh en su programa de radio".

miércoles, 15 de enero de 2014

El #RelatoAntiK y Parlanich

Y Clarín se aprovecha.
Y pasa del "reto de Cristina" (¿?) a "Cristina acata" (No, ataca no. A-ca-ta. Sí, al Coqui).
Clarín ayer: Capitanich negó un reto de Cristina por sus conferencias de prensa
"Jorge Capitanich habló hoy con la prensa y superó los 6 minutos de duración que duró uno de sus últimos encuentros matinales.
Además, respondió más preguntas de las tres que iba a contestar, como habían señalado en su equipo en el día de ayer. Así, el jefe de Gabinete desmintió el malestar que causan estas rondas de prensa en la Presidenta de la Nación y en su entorno.
"Puedo hablar más, puedo hablar menos pero siempre estoy para comunicar", cerró Capitanich su #MomentoCoqui de hoy, como ya se definen en Twitter las conferencias de prensa del jefe de Gabinete.
Clarín había publicado que tanto Carlos Zannini (secretario Legal y Técnico) como Máximo Kirchner y los referentes de La Cámpora querían que el chaqueño dejara de hablar con los medios todos los días y así, opinar sobre todos los asuntos de actualidad.
Ese artículo fue criticado por el diputado Eduardo “Wado” De Pedro, quien por Twitter salió a decir que apoyaban a Capitanich.
Hoy La Nación señala que la Presidenta le ordenó al ministro coordinador que restrinja sus conferencias.
Pero hoy Capitanich respondió más de tres preguntas y cerró diciendo que siempre va a “comunicar”. Ahora, resta ver cómo seguirán las reuniones matinales en Casa Rosada con el periodismo".
Clarín hoy: Para evitar contradicciones, Cristina monitorea los anuncios de Capitanich
"La situación cambió desde que comenzaron a hacerse evidentes a cada rato las contradicciones entre los funcionarios. Ahora, desde muy temprano la presidenta Cristina Kirchner monitorea las conferencias de prensa diarias del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. A las 7 comienza a sonar el teléfono del funcionario. “Nada de lo que se dice en las conferencias de prensa está por fuera de lo que indica Cristina ”, reveló a Clarín una fuente oficial. “Lo que se dice es lo que ella (Cristina) indica”, amplió el funcionario, que pidió que su nombre no sea mencionado.
Pese a que le quiso bajar el tono a las decisiones recientes sobre sus contactos diarios con la prensa (Cristina le pidió que sean más breves), en estas últimas semanas la “supervisión” de la Presidenta sobre los dichos de Capitanich y sobre el “día a día” del Gobierno fue mayor, cuenta otro funcionario. “Las llamadas son constantes y Cristina decide qué se dice y qué no”, dijo una persona cercana a la jefatura de Gabinete.
En su rutina diaria en la quinta presidencial, el primer noticiero que la jefa de Estado mira por la mañana (poco antes de las 8) es el de la Televisión Pública, donde se transmite de forma completa la conferencia de prensa del jefe de Gabinete. “No quiere más contradicciones en los anuncios”, sintetizó un funcionario del Gabinete.
Esta semana se oficializó la decisión de acortar las conferencias de prensa diarias del ministro coordinador. “Quería proponerles un sistema donde tengamos conferencias de prensa en general cortas, con rotación de tres preguntas por día y que no se repitan”, planteó el lunes Capitanich. A raíz de las contradicciones surgidas sobre el impuesto a los Bienes Personales y sobre la meneada importación de tomates, un funcionario del área económica manifestó que cuando no hay anuncios “no es bueno salir a hablar de todos los temas, porque después es más complicado aclarar”".
Mientras tanto, el Grupo y sus secuaces atacan a Sbatella, y Roa, siempre indignado, se hace el bo---, el distraído con la investigación de la UIF contra sus patrones por lavado de dinero.

martes, 14 de enero de 2014

Los Vargas Llosa se pelean por los monopolios mediáticos peruanos

La fusión entre el monopolio de medios El Comercio y la empresa de medios gráficos Epensa ha generado que  los referentes de la derecha continental Mario y Álvaro Vargas Llosa se enfrenten. Mientras que el Premio Nobel de Literatura cuestiona esta operación por recortar la libertad de expresión, su hijo considera que se debe dejar operar libremente al Mercado.
Vargas Llosa padre, férreo defensor de los monopolios mediáticos durante la discusión de la ley de Medios en Argentina, ahora sostiene: "Que haya una economía de mercado y se respete la propiedad privada no bastan, por sí solas, para garantizar la libertad de prensa en un país. Esta se ve amenazada, también, si un grupo económico pasa a controlar de manera significativamente mayoritaria los medios de comunicación escritos o audiovisuales. Es lo que acaba de ocurrir en el Perú con la compra, por el grupo El Comercio, de los diarios de Epensa, operación que le asegura el control de poco menos que el 80% de la prensa escrita en el país. (El Comercio posee también un canal de cable y el más importante canal de televisión de señal abierta del Perú). Esto ha generado un intenso debate sobre la libertad de información y de crítica, algo, me parece, sumamente útil porque el tema desborda el ámbito nacional y afecta a buena parte de los países latinoamericanos".
Su hijo, mientras tanto, hace uso de todas las herramientas conocidas para defender los interese de la grandes corporaciones mediáticas latinoamericanas: "Planea sobre el Perú una amenaza contra la libertad de empresa y de expresión en los medios impresos. Como pasó en la Argentina de los Kirchner, el gobierno, otros actores políticos o una judicatura bajo presión del Ejecutivo y sus aliados pueden acabar lesionando la libertad. Pretenden introducir en el modelo peruano, imperfecto pero exitoso, modificaciones que lo desfigurarían.
El aspecto político de esto cobró una dimensión muy perturbadora cuando Humala se amparó en unas declaraciones de mi padre contra la operación entre El Comercio y Epensa (a pesar de que en ellas había dejado en claro que se oponía a una intervención política) para secundar abiertamente la acción de amparo. Ello, en un país con una ingrata y reciente historia de tribunales sometidos a la presión del poder. También pidió la intervención del Congreso –donde junto con sus aliados suma mayoría y no tiene problemas para ganar votaciones–, refiriéndose a El Comercio en términos parecidos a los que usa el gobierno argentino contra el Grupo Clarín, con la inevitable metáfora de los cefalópodos tentaculares. La amenaza salió como flecha del carcaj y se incrustó en el blanco: “Ahorita no es ilegal”, sentenció el mandatario, la operación entre El Comercio y Epensa.
A pesar de que la SIP emitió un comunicado advirtiendo a Humala que no debe inmiscuirse en la disputa, el oficialismo siguió en campaña contra la “concentración” de medios. Han surgido iniciativas legislativas ojerosas, como la del Frente Amplio, agrupación de izquierda vinculada a un ex primer ministro de Humala con aires setenteros que pide “regular la información”. El ambiente se ha crispado como en la segunda vuelta: todo aquel que no apoye la intervención es un “fujimontesinista”.
La figura del acaparamiento y el monopolio es un absurdo en este caso (para no hablar de lo obsoleta que resulta en la era informática). El acaparamiento tiene sentido cuando se habla de licencias y frecuencias, no cuando se habla de lectores de diarios. A menos que El Comercio encadene a sus lectores a su edificio en el jirón Miró Quesada, no se ve cómo podría“acapararlos”".

Más:
El debate sobre los medios en Perú sigue en Palacio de Gobierno

lunes, 13 de enero de 2014

Sin estribos: para La Nación, el Fútbol Para Todos es inmoral, cruel, monopólico y fascista

Justo el día que tuvo que quejarse -¡en tapa!- por un Ejército con muchos generales (de los más grandes milagros K, sin dudas), el diario de Bartolo sigue agravando su espiral cacerolo-violenta y la emprende -ooooootra vez- contra la propaganda oficial durante las transmisiones de los partidos de fútbol.
Precisamente, en estos días, Infobae había hecho la encuesta que muestra la captura...
¡Todos populistas!
Por lo visto, se viene el Mundial, y el socio del ex dueño de esas transmisiones no quiere a un Messi Campeón rodeado de la Yegua...
"Los más de 5000 millones de pesos que el programa lleva consumidos en cuatro años constituyen un gesto de inmoralidad si en ese mismo país hay millones de personas sin acceso a los servicios sanitarios y médicos básicos.
Ese gesto de inmoralidad se acrecienta y trasciende largamente la incidencia real del costo del Fútbol para Todos cuando en los minutos previos a los partidos y en los quince del entretiempo, que podrían ser explotados con publicidad comercial, lo que ven los millones de argentinos agobiados por carencias básicas o directamente sumidos en la indigencia, a quienes se pensó entretener regalándoles el rosario de transmisiones futbolísticas, son avisos que pintan a la Argentina como un país maravilloso que, gracias a la Presidenta, ha ganado la década que arrancó en 2003. Pan y circo de mucha crueldad, que nos retrotrae a la política de comunicación imperante en el primer peronismo, caracterizada por una concepción autoritaria bien propia del fascismo.
El Gobierno incurrió, al adueñarse de la televisación del fútbol profesional, en el mismo pecado que provocó decenas de muertos y heridos en los accidentes ferroviarios: la falta de control, por incapacidad o complicidad, sobre quienes recibían el dinero de todos los argentinos. Hoy, los clubes argentinos están, salvo honrosísimas excepciones, con deudas que los colocan al borde mismo de la quiebra. Y, además, infectados por el núcleo delictivo de las barras bravas, el sector al que la Presidenta demagógicamente definió como los maravillosos muchachos del paravalanchas. Se trata de los mismos sujetos a quienes se intentó domesticar con otro proyecto para la propaganda K que terminó generando más violencia: Hinchadas Unidas Argentinas.
Desde la oposición política se han presentado distintas iniciativas para que se abandone el ejercicio de la posición monopólica que hoy tiene el Estado nacional para convertirse en el único comprador de espacios publicitarios en la transmisión de partidos de fútbol de los principales campeonatos locales. Un monopolio que le ha permitido al Gobierno utilizar esos espacios de publicidad para realizar un proselitismo oficial de manera descarada e incluso atacar a gobernadores y a medios de comunicación críticos del oficialismo. El colmo sería que este vicio tan afín a las prácticas fascistas se extendiera a las transmisiones de los partidos del campeonato mundial de Brasil 2014.
Sería muy deseable que una norma legal determinara el cese de ese monopolio abusivo y que, como lo contempla un proyecto de ley presentado por el diputado Federico Pinedo (Pro-Capital), la comercialización de derechos del programa Fútbol para Todos se efectúe mediante una licitación internacional anual, en la que pueda participar, a los efectos de contratar espacios para la difusión de publicidad, cualquier interesado que reúna condiciones mínimas razonables de solvencia.
De este modo, el programa en cuestión sería sustentable y libraría a los televidentes de la vergonzosa propaganda oficial, empleada no sólo para propender a la defensa de las posiciones del Gobierno, sino para cuestionar las opiniones políticas de personas no alineadas con el proyecto kirchnerista".
Por los menos, los usuarios de Infobae no están muy de acuerdo con esta PROpuesta reprivatizadora que auspicia La Nación...
Duda: ese argentino con carencias que tanto le preocupa a Bartolo, ¿cómo se sentiría con la publicidad (privada) de lo que no puede alcanzar?
Cómo se nota que es necesario ser más transparente y honesto con lo reales intereses que se defiende.
Ya pasó demasiada agua... Y estamos grandes.

domingo, 12 de enero de 2014

#RelatoAntiK: Del #MeQuieroIr, al Superministro

De quejarse porque la Argentina no tenía un ministro de Economía poderoso que subordinara a la política, como en épocas doradas cavallistas, a fantasear ahora con un ministro que desborda su ministerio. Por lo menos, abandonaron aquellas prácticas segregacionistas de fustigarlo por ser marxista (lo de keynesiano vino después, sin solución de continuidad) y judío. Un quilombo. Inadmisible para la Argentina blanca que lee La Nación y sueña con la massita que vendrá a hacerle pagar menos impuestos. Como siempre fue y debe ser.
Bueno, la cosa es que ahora Axel es el superministro (¿le llamarán SúperK?) que tiene llegada directa con CFK y MK, es de La Cámpora (bah, por ahí. ¡No nos vamos a poner a explicar la cuestión!) y se comió al pobre de Coqui.
"El ministro de Economía ganó peso en el Gobierno no sólo porque se reúne casi a diario con Cristina Kirchner. Además logró designar a gente de su extrema confianza en el Banco Central, Ministerio de Agricultura, Cancillería e YPF. También a funcionarios de su entorno como directores por las acciones que tiene la ANSeS en compañías", espanta Canosa.
"Esta semana, sin ir más lejos, Capitanich dijo y se desdijo sobre el aumento en el impuesto a los Bienes Personales. Anunció que se mandaría un proyecto de ley al Congreso y después tuvo que digerir en seco la rectificación del superministro de Economía, Axel Kicillof, a quien la Presidenta ahora parece haberle prestado el mazo para que reparta las cartas por un ratito", ayuda a construir uno de los Generales de Magnetto.
"En sus charlas matinales con la prensa esquivó el creciente escándalo en torno del viaje de fin de año de Ricardo Echegaray a Río de Janeiro y el abrupto final para el ensayo impositivo con los Bienes Personales. Prefirió rendirse frente al comunicado de Axel Kicillof, que sepultó el proyecto, luego de entrevistarse con la Presidenta.
El ministro de Economía acaba de asomar como la nueva voz autorizada del poder.
Habrá que ver cuánto le dura. Debería reparar, antes de envalentonarse, en lo que le ocurrió a Capitanich. Kicillof venía de la oscuridad en que había sido atrapado por la crisis energética. La cara debió ponerla en la emergencia Julio De Vido", complementa su secuaz holandés.
Verón repite en La Nación: "Esta semana, obligada por las internas, Cristina terminó terciando a favor del ministro de Economía, Axel Kicillof, que le ganó la pulseada a Ricardo Echegaray y se consolidó por primera vez en su cargo como la única voz oficial en materia económica. Dejó incluso al jefe de Gabinete en una situación por demás incómoda, sin poder opinar más sobre el proyecto oficial para modificar el pago del Impuesto a los Bienes Personales".
Di Lorenzo, en Perfil, presenta a AK como arrollador: "En la Casa Rosada, señalan: “Axel, lo que quiere es tener dentro de su órbita la recaudación impositiva y el control de la Aduana, y ya no acepta más las pifiadas de Echegaray”.
Los hechos de las últimas semanas parecen haber acelerado una eventual salida de Echegaray. Dentro del Gobierno su único capital es ser el blanco de las notas del Grupo Clarín.
“Está claro que Axel quiere tener todo el control de lo que se recauda, cómo se recauda y de lo que ingresa y sale del país. Y esa idea no es compatible con el estilo de gestión que tiene Echegaray”, agregó el mismo funcionario del Ministerio de Economía. Por el momento nadie quiere hablar de plazos para esta movida, a pesar que en la semana sonaba como inminente, aunque se estima que podría concretarse sobre el cierre del primer trimestre del año".
Sin embargo, el dr. Hubris matiza: "Axel Kicillof lucha por acrecentar su poder. Hay algunas áreas en las que las cosas se le siguen presentando difíciles. El INDEC es una; la AFIP es otra. En el INDEC la gente de Moreno sigue fuerte y resiste los embates del ministro".
Y finalmente, Kanenguiser le recuerda la tarea verdadera: "El ministro de Economía, Axel Kicillof, se enfrentará en las próximas semanas a un complejo dilema, cuando terminen de procesarse los resultados de la primera medición del nuevo índice de inflación acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Economistas del oficialismo y del sector privado coincidieron en indicar a LA NACION que, si el ministro aceptara que el Indec comience a reportar un resultado cercano al que informaban las consultoras o las provincias hasta ahora, debería reconocer una inflación anualizada cercana al 40 por ciento".