jueves, 30 de abril de 2015

El FMI se mete de lleno en la campaña para apoyar a Macri

El respetado y certero organismo internacional recomendó a la Argentina devaluar y ajustar. A Macri se le cae la baba, y ya piensa como vice a Frigerio (nieto): "El FMI consideró que las "restricciones sobre el comercio internacional y el mercado de divisas creó una significativa brecha entre la tasa oficial y el intercambio informal". En ese sentido puntualizó que la brecha entre ambas cotización "se estabilizó" entre el 40 y el 50 por ciento" desde finales de 2014.
"Aunque sus perturbaciones económicas son menores, Argentina requerirá una mezcla similar de políticas macroeconómicas más restrictivas, un más débil tipo de cambio, y menos distorsiones en la microeconómica para sentar las bases para un retorno a la estabilidad y el crecimiento", concluyó".
Fuente
"Junto con la sugerencia de mayor devaluación y ajuste fiscal, el Fondo incluye una lectura de la expectativa que abren las próximas elecciones nacionales para dirimir la sucesión del gobierno de Cristina Kirchner y el ingreso en su etapa final. Señala que, pese al diagnóstico de dificultades macroeconómicas, el "sentimiento de los inversores en el país recuperó algo de terreno".
Un cambio de clima que el texto atribuye "a la expectativa de que algunas de las políticas más disruptivas" para la actividad económica "podrían relajarse tras las elecciones de octubre"".
Fuente
Muchnik, en el diario del Colo De Narváez, ya comienza a bajar la línea en preguntas: "Hasta ahora, los que acompañan a los tres candidatos no han lanzado más que propuestas de tibios procedimientos económicos ya que todo el mundo empresarial pide saber cómo van a actuar con la escasez de dólares que se traduce en un cepo que asfixia producción e inversión. Pero faltan numerosos ítems en la agendas. ¿Qué subsidios subsistirán? ¿Cómo recompondrán relaciones con un mundo que le da la espalda a la Argentina por las locuras de los últimos 12 años? ¿Cómo tentar inversiones, cómo romper la telaraña de los holdousts? ¿De qué manera negociaremos con los organismos financieros internacionales?". 
Para colmo, le crearon una NSA a La Cámpora: todos escuchados. Para siempre.
Asfixiante.

miércoles, 29 de abril de 2015

El agente Montaner, indignado con que lo acusen de agente

"A veces no se puede evitar la indignación. Ésta es una de ellas.
El señor Jorge Elbaum es un sociólogo, periodista y ex director de la DAIA (Dirección de Asociaciones Israelitas Argentinas). También es kirchnerista y un experto en la más abominable de las prácticas del debate de ideas: las calumniosas insinuaciones descalificadoras.
Parece que al señor Elbaum le molestó que yo dijera, en una sinagoga del sur de Florida -texto publicado por Infobae-, que "tanto Alberto Nisman como Leopoldo López se sacrificaron personalmente defendiendo la democracia".
¿Cómo se atreve el tal Elbaum a asegurar que yo soy "un conocido integrante de la CIA comprometido en gran parte de (sic) los golpes militares en Centroamérica y el Caribe, el último de los cuales fue en Honduras, contra el presidente electo Manuel Zelaya"?
¿Por qué miente? ¿Por qué repite estas fantásticas infamias, absolutamente falsas, fabricadas por los servicios de inteligencia de la dictadura cubana con el ánimo de desacreditarme? También me han acusado de terrorista, de estar tras el golpe contra Chávez del 2002, de intentar lo mismo contra Rafael Correa.
Sólo un fanático o una persona profundamente ignorante puede creer esas ridículas mentiras, típicas, además, de todas las tiranías totalitarias, y muy especialmente las formadas en la tradición del KGB, para quienes todos, desde Octavio Paz hasta Jorge Luis Borges, estaban al servicio de la embajada de Estados Unidos.
¿Por qué Elbaum suscribió todas las calumnias sembradas por la dictadura cubana? Porque, si no le importa difamar la memoria de Alberto Nisman, ni al propio Leopoldo López, ni a los argentinos que no simpatizan con el gobierno de CFK, y ni siquiera a sus ex compañeros judíos de la DAIA, muchos de ellos, seguramente, ex amigos, a los que les atribuye intenciones traidoras en contubernio con los extranjeros para perjudicar a su país, dado que no es capaz de entender que tienen criterios diferentes, ¿qué puedo esperar yo, un cubano enemigo del régimen estalinista de los Castro con el que acaso (no me consta) simpatiza?
Lo que hace el señor Elbaum, por cierto, es incurrir en el mismo procedimiento de los fascistas antisemitas que divulgan desde hace más de 100 años ese infecto panfleto conocido como Los protocolos de los sabios de Sión, escrito (o plagiado) por la policía política zarista para enlodar a los judíos en conspiraciones inexistentes. ¿Cómo es posible que quien ha sido una víctima de esos sucios procedimientos recurra a ellos para imponerse en un debate político?
No me lo explico, pero no puedo evitar un profundo sentimiento de indignación por lo que acaba de escribir".
Fuente
 
Más:
¿Quién es Carlos Alberto Montaner?

martes, 28 de abril de 2015

El llanto y miedo "progresista": de La Tota, a Cacho Buenaventura

Horas de fastidio por el llanto de los que quieren mitigar la derrota K ante el PRO riéndose de los globos y criticando la chabacanería midachera. O la estirpe más intelectual que se masturba con conservadurismo en la derecha y cambia a la izquierda con progresismo. Y se da. Con tal de que no se note que la derrota fue anterior, aceptada, hasta conciliada en un algún punto. Producto de una configuración a mediano plazo de conveniencia de oposición ficticia, con la ventaja de un desarrollo territorial nacional y de cambio real en las condiciones de la vida de millones de argentinos que ninguna encuesta puede reflejar (ya sucedió en elecciones pasadas, muy probablemente vuelva a pasar ahora, quizás con alguna merma autoinfligida combinada con un normal desgaste de tantos años en el poder y la resignación ante el candidato poco esmerado que en todo caso las PASO se encargarán de ratificar o inesperadamente desechar). En algún punto, legítima estrategia de los pocos de mesa chica. Como legítimo el hastío por los llorones asustados por escenarios ya acontecidos, pero a la vez negados a superarse en el análisis más allá de las tentaciones del orden de las redes sociales que brinda la fuerza de Macri (en tren de sospecha, quizás estratégicamente colocadas como faroles distractivos, mientras avanza desde lo discursivo una apropiación de lo político desde la supuesta desideologización que en verdad es burla de los que proponen la tranquilidad de los tranquilos, de los que nada tienen de qué preocuparse, a lo sumo, competir con sus pares por nuevos espacios de poder real ganados, expresados sádicamente para el vulgo en mesas de tenedores caros). Obstinación que podía soportarse pensando el faltante de lucidez desde la desidia que brinda esa trayectoria de derrotas previsibles que no impactarán, se cree, en la performance nacional, aún cuando ésta no está asegurada. Los votos se ven en las urnas. Hasta que ese llanto se convierte en cobardía evidente, en burla a lo que se quiere representar, en confirmación de las sospechas nacidas del simple recorrido de los antecedentes del candidato, en bronca porque el que nunca en verdad iba a ser embauca soezmente, como si sintiera la impunidad que le da el endosado de aquella mesa chica. ¿Quién va a romper ahora? Si están todos adentro jugando el juego que más les gusta: el de esconderse detrás del (falso) pragmatismo que los hace sentir miembros de las grandes ligas, esas en las que se deciden (y reciben) partidas y partidos. Endebles hipócritas que se ríen de aquellos a los que ven como ingenuos guardianes de un kirchnerismo puro que ya no existe más. Miedosos del desierto y desesperados por vender triunfo para que festeje algún conductor radial mañanero. Como si pasadas experiencias de entreguismo en pos de la victoria o graciosas intentonas intelectualoides no les hubieran bastado. Ahora quieren ser más macristas que Macri. Quieren creer que ganan, convencer a las fieras sedientas y suplir su falta de desarrollo territorial con un cuenta chistes que viene a reemplazar la fórmula frustrada con la señora de la Fundación. Apenas si aspiran a ser la nueva nomenklatura provincial. Ávidos de un lugar, saldrán a querer justificar lo injustificable y macartear a puristas, acusándolos de estupidizar los límites que ellos vienen a flexibilizar (y si es necesario, meterlos a Él y Ella en sus vivas jugadas de anticipación. Hasta El Viejo podría ser citado para testear con el peronómetro). Llorones y miedosos. Resignaron el esfuerzo ante el aroma de poder que creen percibir. Ciegos, amontonados, se conforman con venderse un testimonio adulterado de lo que alguna ocasión quisieron ser y nunca fueron. Cierran los ojos y se repiten: "Gestión, gestión, gestión". "Avivate, gil", te ojean. "Shhhhhhh", te aleccionarán. El peronómetro te medirá. Apenas si quedará la duda de haberse radicalizado y estancado, y lo que nos enorgullecía -a muchos- estos años mutó a otra(s) cosa(s), extraña(s), distante(s) y difícil(es) de digerir.

lunes, 27 de abril de 2015

Clarín disfruta de la derrota de La Cámpora

Aulicino: "Es sabido: no hay que gritar los goles antes de que la pelota esté adentro. Algo de eso ocurrió anoche con la primera línea del cristinismo celebrando no un triunfo, sino un pretendido segundo lugar en las primarias porteñas. Fue un error matemático, si se quiere en base a encuestas, pero peor aún fue su pésimo cálculo político: exhibió que su objetivo era subir apenas un escalón y, en espejo, haber quedado tercero reflejó o potenció la dimensión de su resultado definitivo, una derrota. Esa cuenta final tiene que ver con el lugar de ayer en la tabla general del voto porteño y, al mismo tiempo, con el desmoronamiento de la idea de una recuperación en la Ciudad.
El kirchnerismo estuvo por debajo de los resultados de las últimas elecciones. En las primarias para las legislativas de 2013, el Frente para la Victoria anotó 19 puntos en el rubro de diputados y casi 20, para senadores. Y en la elección general, registró casi 22 y poco más de 23 en los mismos renglones. Fueron los comicios que colocaron al kircnerismo en el tercer escalón porteño, ya por debajo de la elección de 2011 para jefe de gobierno de la Ciudad: en aquel turno, Daniel Fimus –que después perdió la banca en el Senado– anotó 27,7 por ciento en la primera vuelta y 35,7 en la segunda, lejos de Mauricio Macri (64,2%)".
Roa: "Los números dan para todas las martingalas aritméticas que se quieran hacer. Pero no para todas, a menos que se quiera hacer un papelón. Una cosa es no aparecer deprimido después de una derrota. Otra muy distinta es festejar una derrota.
Los números cantaban que Eco retrocedía respecto de lo que fue Unen y Lousteau respecto de Solanas, aunque hizo una muy buena elección y conservó el segundo lugar. El kirchnerismo salía tercero y Recalde cuarto. Pero celebraron igual. No se puede decir más claramente que como lo dijo Aníbal Fernández usando una metáfora aeronáutica, quizás en homenaje a Recalde: “hemos decolado y ascendido a segunda fuerza”. Algunos no soportan pasar inadvertidos.
O dieron por ciertas proyecciones equivocadas o con la alegría fingida se les fue la mano. Recalde es presidente de una empresa fundida y fue el primer ensayo con La Cámpora. No le alcanzó la bendición de Cristina, empeñada en impulsar como administrador porteño a un desadministrador consumado, que voló bien bajo".
Van der Kooy: "La quinta elección realizada desde que comenzó este larguísimo proceso permitiría sacar varias conclusiones. Una de ellas es la declinación objetiva del kirchnerismo. Sólo pudo imponerse en las primarias de Salta, con Juan Manuel Urtubey. Aunque el mandatario se declaró con presteza de identidad peronista. La derrota en Mendoza era previsible, por la convergencia entre los radicales, Macri y Massa. La caída en Santa Fe también, a raíz de que el PJ está en aquella provincia desguazado, desde que los K lo condujeron.
En Neuquén anoche el FPV quedó muy lejos del triunfante MPN, que consagró gobernador a Omar Gutiérrez, discípulo de Jorge Sapag. Quizás haya sido esa elección en la provincia patagónica la única nube del domingo claro de Macri: su candidato, en unión con la UCR, quedó tercero y relegado.
Aquella percepción declinante, sin embargo, pareció ser desconocida por el kirchnerismo. Desató una celebración, con Scioli presente, por el tercer y cuarto puesto obtenido en Capital. La interna del ECO, entre el ex ministro Martín Lousteau y Graciela Ocaña, superó en votos individuales y en conjunto al FPV. Pero en el búnker K se vieron militantes alborozados, ministros que se abrazaron y hasta aquellos que viven clandestinamente, como Amado Boudou. El discurso de Mariano Recalde estuvo a tono. Pareció de ficción. Salvo cuando aseguró que el kirchnerismo no reconoce otros líderes que no sean Cristina.
La candidatura de Recalde fue una decisión de Máximo Kirchner que avaló su madre. El titular de Aerolíneas Argentinas como oferta electoral para una ciudad que necesita, entre tantas cosas, buenos subtes. Una ironía que, en plena campaña, supo desgranar el legislador Juan Cabandié.
Recalde parecería una figura de poca popularidad. Incluso en ámbitos cerrados. Hace pocos días padeció en la empresa que dirige. La lista del gremio de pilotos que respaldaba recibió una paliza en la elección. No pudo ungir un solo delegado de los tres puestos en juego. Nadie supo informar si aquel día, como anoche, también estallaron los festejos".
Ortelli: "Si bien el triunfo de Recalde en la interna partidaria termina siendo anecdótico, debido al fuerte apoyo que recibió de Cristina desde que lanzó su candidatura, con vistas a las generales encierra un desafío: contener a los otros seis dirigentes que perdieron en la interna para que el piso no sea aún más bajo. Sabe Recalde que necesita de todos ellos, ya que según la mayoría de los analistas el voto K parece haber encontrado ayer un techo, mientras que ECO podría crecer y captar votos de la interna del PRO. “Vamos a trabajar unidos”, aseguró el titular de Aerolíneas Argentinas, flanqueado por Gabriela Cerruti (¿Será su vice?), que peleaba el segundo lugar con el ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra y superaba a su compañero de Nuevo Encuentro Carlos Heller. Más rezagados, por debajo del 1 por ciento, quedaron el radical K Gustavo López, el pejotista Víctor Ramos y Carlos Oviedo, que responde a la ex titular del INADI María José Lubertino. Entre los legisladores, la lista encabezada por el ministro de Trabajo Carlos Tomada superaba los 80 puntos y desplazaba a las otras cuatro.
Otro que desfiló desde temprano por los alrededores del Obelisco fue el diputado Juan Cabandié, quien   sugestivamente fue el primero en hablar y felicitar a Recalde. Muchos leyeron este gesto como una maniobra para acallar los rumores de una pelea con Recalde que circularon durante la campaña".
Paladini: "Daniel Scioli arrastraba un desplante casi humillante en el distrito: su precandidato, Gustavo Marangoni, fue bajado por la Rosada de una interna K en la que entraba cualquiera. Recalde resultó el más votado entre ...¡7 kirchneristas! Sin rencor, sonriente, el gobernador fue hasta el búnker a apoyar al titular de Aerolíneas. El joven camporista ya había dado muestras de flexibilidad ideológica: estrenó su precandidatura hablando de recuperar las Malvinas y terminó fotografiándose con Karina Rabolini, la mujer modelo de Scioli".

domingo, 26 de abril de 2015

Sergio "Rendito" Massa

"Vila y Manzano creen todavía que Cristina Fernández de Kirchner —no todos sus funcionarios pero sí ella— está dispuesta a ir hasta las últimas consecuencias contra el multimedios más grande del país. Algo similar pensaba Massa cuando era jefe de Gabinete y se lo anticipó a Jorge Rendo, el director de Relaciones Externas del Grupo Clarín. Fue una de las primeras veces que se lo cruzó en la residencia de Olivos, un tiempo antes de asumir como ministro coordinador en el Poder Ejecutivo.
El problema que tienen ustedes es Cristina. No es Néstor.
Hay quienes afirman que, en un primer momento, Clarín vio a Massa como un delegado de Hadad en las aguas de la política. Ya no, claro. Ahora lo notan rodeado por el clan mendocino, lo cual es peor. Sergio heredó la relación con el Grupo cuando Alberto Fernández renunció, hastiado, al proyecto que más protagonismo le concedió en su vida política y al que —es justo consignar— contribuyó como pocos. También Clarín colaboró en esos primeros años de mandato de Kirchner, en los que obtuvo la prórroga por diez años de los canales de aire, en 2005, y la apoteósica fusión de Multicanal-Cablevisión, en diciembre de 2007. Hasta marzo de 2008, la fecha de la Resolución 125, las partes pusieron su granito de arena por una Argentina viable. Un mes antes, el 3 de febrero de 2008, apareció esa tapa pactada en la que Kirchner y Roberto Lavagna se dan vuelta para sonreírle a un fotógrafo de Clarín —Google todavía conserva la foto. En la nota, titulada “Acuerdo político de Kirchner y Lavagna para reorganizar el PJ”, Julio Blanck afirma que se respetará la diversidad en el partido y que la jugada “muy fuerte” está destinada a tener un “fuerte impacto en la opinión pública y en el escenario político nacional”. En fin. Era una ilusión generosa, pero no pudo ser.
Alberto Fernández fue, y quizá sea nuevamente, en el futuro, un hombre importante. Cuando comenzó a vislumbrar el enfrentamiento con Clarín como algo sin retorno, Kirchner lo bautizó en la intimidad como “Paladino” Fernández, por aquel delegado de Juan Domingo Perón que terminó haciendo las veces de vocero del dictador Alejandro Agustín Lanusse. Massa heredó de Alberto la relación con Rendo, el nexo fundamental y operador principal de Clarín. Se vieron por primera vez a solas en las oficinas del consultor en comunicación César Mansilla, poco antes de que el ex titular de la Anses asumiera como ministro coordinador. La información fue filtrada por el propio Massa al diario Crítica de la Argentina: Sergio quería que se supiera que su intención era firmar la paz con el Grupo. O, al menos, bajar los decibeles de la guerra. Desde entonces, Kirchner comenzó a condicionar al segundo jefe de Gabinete de su esposa con un apodo que lo empequeñecía: Rendito. Massa se reía de ese apodo con el que el santacruceño lo envolvía en las sobremesas tras los partidos de fútbol que se jugaban en Olivos. En esos encuentros donde el anfitrión ponía a Massa de arquero en el equipo rival y le amputaba a su sombra, Ezequiel “Kelo” Melaraña, el amigo que conoce a Massa más incluso que Malena Galmarini. A Kelo, ex jugador de fútbol y con los años hombre fuerte del club Tigre, Kirchner lo ponía en su equipo para asegurarse el triunfo. 
Rendito
El interregno de Massa como jefe de Gabinete de Cristina Fernández duró un año. El 7 de julio de 2009, renunció y volvió a la intendencia de Tigre. El antecedente de Alberto Fernández como hilo conductor de los dos gobiernos Kirchner durante seis años era un contraste inapelable que le dejaba sabor a fracaso a la incursión de Massa. Algo no había salido como la Presidenta lo pretendía. Ya Sergio había quedado al margen de las decisiones importantes y había sido desplazado en la preferencia del matrimonio gobernante por Amado Boudou, que todavía intentaba justificar a Massa ante las críticas que se cocinaban en la quinta de Olivos. Massa dice que se fue porque no pudo cambiar lo que pretendía y es probable que los 4 millones de votantes que lo respaldaron en 2013 estén de acuerdo, en líneas generales, con esa explicación. El gobierno nacional lo eyectó sin argumentos públicos, como hizo con tantos ministros, incluidos Fernández y Roberto Lavagna, los dos funcionarios que mayor peso específico tuvieron en la década ganada.
Boudou —aquel amigo inseparable de Massa, que después se inmoló en la causa Ciccone—, afirma en cambio que Sergio se tuvo que ir del Ejecutivo porque intentó pactar con Clarín, el holding que abortó temprano las ilusiones políticas del vicepresidente. A fines de junio de 2009, en plena ofensiva por la Ley de Medios, el entonces jefe de Gabinete se reunió una vez más con Rendo y con un directivo periodístico del multimedios. De ese encuentro, surgió un compromiso que Massa no llegó a cumplir: el respaldo del gobierno para el cableado subterráneo que proyectaba el Grupo. Doscientos cincuenta millones de dólares para inversiones.
—Tenemos asegurado nuestro futuro político de por vida —le dijo Massa a Boudou.
—¡Vos estás loco! Me vas a hacer explotar la relación con Kirchner —respondió el muchacho de la guitarra y las Harley Davidson.
Quizá Sergio lo sepa o quizá no, pero Amado le contó esa escena a los hombres más influyentes del kirchnerismo y se la contó también a la Presidenta. El DJ que hizo sus primeras armas en Mar del Plata argumenta que, si se hubiera hecho el distraído con ese tema, habría arriesgado el vínculo que había logrado en poco tiempo con el poder, la confianza que, dos años más tarde, lo convertiría en candidato a vicepresidente de la fórmula más votada desde el regreso de la democracia. Boudou lo contó y, queriéndolo o no, ejecutó un doble movimiento: clausuró los días de Massa en el Poder Ejecutivo y se ganó el cielo de Cristina. Por un tiempo. El ex intendente de Tigre puede atribuir la historia de los 250 millones de dólares al rencor que Boudou incubó frente a la munición del programa de radio Mitre, Lanata sin Filtro, y la sinergia con el Grupo, que fulminaron la carrera de Amado. Pero los diezmados altos mandos del kirchnerismo no tienen dudas. El martes 7 de julio de 2009, después de un año en la jefatura de Gabinete, Massa renunció a su cargo. Cristina ya había aceptado el error de nombrarlo: “No hay comunión. Vos pensás distinto”, le dijo en su despacho unos días antes.
Quince meses más tarde, con la muerte de Kirchner, Sergio se liberó del apodo Rendito y pudo seguir viendo a Rendo sin que nadie lo cuestionara por eso. Lo recibió, por ejemplo, el día que Cristina Fernández estalló de ira en Tecnópolis después de perder las elecciones primarias con el Frente Renovador en la provincia. Aunque el gobierno y la oposición lo tildan de empleado de las corporaciones, Massa le dice a su círculo íntimo que él quiere ser dueño. Como lo fue Kirchner. Pese a que reclama seguridad jurídica para las inversiones que anhela para su gobierno y le hace más guiños al empresariado que a los sindicatos, Massa dice que él quiere conservar la autonomía que —entiende— el ex presidente ganó para la política. Con otros modales, con otros interlocutores, con otros objetivos, pero jugando de titular y de capitán. Sería prematuro arriesgar qué va a hacer Massa con eso que dice ahora si llega a sentarse en el sillón de Cristina. Pero eso es lo que dice, aunque casi nadie hoy le crea.
“Dales una señal”
La reunión fue en la casa de Sergio en el country Isla del Sol, con José Luis Manzano y Daniel Vila, pocos días antes de que el intendente de Tigre confirmara oficialmente que iba a asumir el desafío de enfrentar al gobierno. Ya el incansable Rendo había peregrinado hacia Tigre con un mensaje claro y, a la vez, sinuoso. “Vas a tener el apoyo del Grupo. Magnetto te quiere ver”. En aquel encuentro, el lugarteniente del empresario que el kirchnerismo denunció ante la Justicia por la compra compulsiva de Papel Prensa durante la dictadura se sinceró ante Massa.
—El problema con vos son tus amigos Vila y Manzano.
Según cuenta Vila, con orgullo indisimulable, Massa respondió con un razonamiento que era difícil de refutar y lo situaba en un lugar de prescindencia con respecto al Grupo.
—Ustedes no van a elegir a mis amigos. Yo no elijo a los de ustedes.
Con ese antecedente sobre la mesa, Massa reunió a los mendocinos en su casa para abordar un tema que hasta tenía título: ¿qué hacemos con Clarín?
La charla duró por lo menos dos horas, pero puede resumirse en tres posiciones. Manzano decía que Massa tenía que reunirse con Héctor Magnetto y sellar un acuerdo con el holding de medios más importante de la Argentina que fuera lo más duradero posible. Pero el todavía intendente de Tigre no estaba seguro: argumentaba que, después de haber visto cómo terminaba la amistad entre el kirchnerismo y Clarín, lo mejor para él era mantenerse lo más lejos posible de la influencia de un multimedios que seduce y presiona con la misma intensidad. “Sergio no quería saber nada”, dice ahora Vila, que entonces dejó de lado por un rato su enfrentamiento con Clarín y buscó un lugar intermedio.
—No te podés pelear con ellos en este momento, pero tampoco los podés ignorar.
Entonces, el ex ministro del Interior de Carlos Menem tuvo una idea:
—Lo mínimo que tenés que hacer entonces es darles una señal.
—¿Qué señal? —preguntaron Vila y Massa a coro.
—Tenés que traerlo a Alberto Fernández.
Los rostros de la logia reunida en Tigre se encendieron con una sonrisa. Todos estuvieron de acuerdo.
—¿Cuál es el rol de Alberto? Es el embajador ante Clarín
—dice Vila. Y después, aclara: —No sé si él lo sabe.
Audiencia con el diablo
Pese a la reticencia que mostraba en aquella charla con Vila y Manzano, Massa siempre quiso conocer a Héctor Magnetto. Si no lo hizo antes fue porque el CEO del Grupo Clarín no habilitó esa posibilidad o porque tuvo temor de quedar enredado en un juego que no terminaba de dominar. El primer encuentro a solas entre el candidato a presidente del Frente Renovador y el cerebro del multimedios más grande de Argentina fue el 10 de junio de 2014 y tuvo el aspecto de una cita casual. Ese día, Clarín mostró en el MALBA su poderío para congregar a toda la clase política y su renovada vocación de organizar debates para la elite gobernante. En la primera jornada del ciclo Democracia y Desarrollo estuvieron el empresario cristinista Hugo Sigman (Grupo Insud) y el vicepresidente de la UIA José Urtubey junto con banqueros como Enrique Cristofani, del Santander, o Juan Bruchou, del Citibank, y hombres fuertes de la Asociación Empresaria Argentina, la entidad patronal que orienta Clarín, Luis Pagani y Adrián Kaufman (Arcor) y Luis Betnaza (Techint). Lo que Clarín pretendía era reunir a políticos de todos los partidos opositores, en un intento de trazar coordenadas para el próximo gobierno. Ernesto Sanz, Hermes Binner, Horacio Rodríguez Larreta, Ricardo Alfonsín, Felipe Solá, Humberto Tumini y la Mesa de Enlace en pleno se sentaron en primera fila. Sin embargo, a Magnetto le interesaban sobre todo dos presencias, la de Daniel Scioli y la de Sergio Massa, que —fiel a su costumbre— esperó hasta que se fuera Scioli para hacer su ingreso. El gobernador bonaerense dio el presente y su encuentro con Magnetto fue narrado sin firma ni fotos en una nota en la que se destacaba la cordialidad del saludo. “Qué convocatoria”, dijo Scioli. “Es la nueva Argentina”, respondió el CEO. Todo fue sonrisas y amabilidad. Clarín le mojó la oreja al kirchnerismo y alguien en la residencia de Olivos volvió a maldecir al ex motonauta.
Sin embargo, lo más destacado de la jornada no salió publicado en las páginas de Clarín ni en las de ningún otro medio: fue el encuentro a solas entre el dueño del multimedios y el ex jefe de Gabinete de Cristina Fernández. Al término del panel sobre “El nuevo agro argentino”, el empresario de 70 años y el candidato de 42 se quedaron cara a cara, acompañados únicamente por María Laura Santillán, que ofició de presentadora y se lleva muy bien con el matrimonio Massa. M y M estuvieron reunidos durante cuarenta minutos en un auditorio con capacidad para 224 personas. Durante ese lapso, el que monopolizó la palabra fue Magnetto, el anfitrión. Los dos conocían detalles de su interlocutor a través del embajador Rendo. Sergio reconoce que quedó impactado, a mitad de camino entre la sorpresa y la fascinación, por la personalidad de Magnetto. Lo envolvió la seguridad con la que el CEO se expresaba, pese a las dificultades para hablar que tiene a causa de un cáncer en la garganta. Fue una presentación, un primer acercamiento que sirvió por lo menos para que la desconfianza inicial entre uno y otro retrocediera varios casilleros. Terceros que accedieron a los términos de la conversación afirman que Magnetto y Massa quedaron en reunirse para tomar un café en busca de imaginar pautas de una futura convivencia que uno desea intensamente y el otro no descarta. Sergio apenas tuvo margen para hacer algunos chistes y recriminar el poco espacio que —lo dice en serio— le conceden los medios de Clarín: piensa que en 2014 el Grupo hizo su gran apuesta por la candidatura presidencial de Mauricio Macri".
Fuente

Más:
Entrevista con el biógrafo "no autorizado" de Massa: "Puede ir como candidato en la Provincia"

sábado, 25 de abril de 2015

25ABR15: El #RelatoAntiK se resigna a Scioli Presidente

Clarín: "Scioli fue motivo de debate en la sede local de una de las principales consultoras del mundo. El encuestador Sergio Berensztein les presentó una encuesta según la cual el bonaerense ganaría las elecciones aún en segunda vuelta, enfrentado con Macri. La pregunta que quedó flotando fue: Si gana, ¿gobernará él o Cristina?, contaron los ejecutivos. No llegaron a ninguna conclusión, aunque alguno dijo que en una charla privada Scioli había asegurado a un empresario que le preguntó lo mismo: “Si gano, yo voy a ser el Presidente, no otro”. El debate fue largo: ¿Cristina está de acuerdo?
La duda se basa sobre todo en las señales de continuidad que da Scioli. “De mi no esperen sorpresas”, es su leitmotiv al hablar con los empresarios. Y el miércoles se apareció en un seminario del Banco Provincia con el titular del Banco Central, Alejandro Vanoli. “Si gano, él sigue en el puesto”, dicen los banqueros que asegura el gobernador. No sería su única intención de continuidad: hay empresarios que aseguran haber escuchado que, de ganar Scioli, también seguirían en su cargo Ricardo Echegaray en la AFIP y Miguel Galuccio en YPF.
“Lo mío, desde el 11 de diciembre, será buscar que crezca la producción, viajar para vender productos argentinos en el exterior”, fue el mensaje que bajó Scioli en los encuentros. Lo ven como un claro intento de seducción".
La Nación: "Daniel Scioli le ha dado últimamente por enojarse delante de las cámaras. El viraje, ninguna novedad para quienes lo conocen en privado, es acaso un mundo nuevo para las audiencias televisivas y los votantes, y está, como le gusta decir a Axel Kicillof, "perfectamente estudiado". Así lo cuentan en la provincia de Buenos Aires, donde se explayan en detalles: los últimos focus group detectaron que la imagen positiva del gobernador era en algunos ámbitos atenuada por la condición de "tibio", el peor pecado del decálogo kirchnerista.
La definitiva unción del gobernador para la continuidad del proyecto nacional y popular es evidente desde hace días en varios frentes. Primero, en el propio estado de ánimo del protagonista, al que sus allegados califican ahora de "exultante". Y en segundo lugar, porque esa convicción, también advertida por los empresarios que acompañaron esta semana a la Presidenta a Moscú, es alentada sin vacilaciones en La Cámpora. Allí aceptaron la orden de acompañarlo y prometen encorsetarlo mediante la instalación mediática de posibles compañeros de fórmula.
Hace unos días, el politólogo Fabián Perechodnik tranquilizó a un grupo de funcionarios bonaerenses de segunda y tercera línea con una conclusión largamente esperada: una eventual cohabitación con Kicillof en la fórmula casi no ahuyentaría votantes.
¿Será que el fin del kirchnerismo y sus extravagancias fueron un envalentonamiento empresarial prematuro? Nadie está seguro, porque hasta las encuestas han perdido credibilidad en el establishment. Eso no impide que grandes empresas encuentren en esos relevamientos un ardid para no traficar valijas, bolsos o cajas de zapatos: la nueva modalidad consiste en aportar a las campañas pagando sondeos que, en el caso de la provincia de Buenos Aires, en la modalidad "presencial", prescindiendo del teléfono, cuestan unos 300.000 pesos".
Perfil: "Algunos empresarios que imaginaban otro Scioli en el futuro, con un gabinete de transición en principio y otro más afirmado en la segunda etapa, casi un borrón parcial y cuenta nueva del kirchnerismo, empiezan a desconfiar de esa posibilidad que anidaba en sus cabezas.
No les alcanza con ver el merodeo de Miguel Bein o Mario Blejer. En todo caso, a esos dos profesionales los tapa la continuidad probable de Enrique Vanoli en el Banco Central, Miguel Galuccio en YPF, Horacio Milani en Inteligencia y Ejército (no prosperarán los juicios por enriquecimiento ilícito), Ricardo Echegaray en la AFIP y Julio de Vido en Obras Públicas a través de su personero Roberto Baratta. Una copia de Néstor cuando lo heredó a Eduardo Duhalde. Por no citar la permanencia de cancerberos empresariales como Lázaro Baez o Cristóbal López.
Para completar el cuadro, Axel Kicillof de vice, a menos que la doctora cambie y se le ocurra tener un favorito. Parece dudoso: a medida que pasan las horas, Scioli es más imprescindible para Cristina que Cristina para Scioli".

viernes, 24 de abril de 2015

#Nisman Lilita le va a llevar a Fein la teoría del Seprin israelí. Amenazada, claro

"Fuentes cercanas a la diputada adelantaron que Elisa Carrió sostendrá la teoría de que al fiscal Nisman lo mató "un falso desertor iraní" que se había ganado su confianza para luego asesinarlo.
La hipótesis de la diputada Elisa Carrió no es nueva y proviene de un informe del sitio de inteligencia de la derecha israleí, Debka File, que fuera publicado en distintos medios meses atrás con fuertes críticas por su falta de solidez.
Según allegados a la líder de la Coalición Cívica, la diputada sabía que tras las acusaciones que hiciera contra el gobierno nacional por la muerte del fiscal, las posibilidades de que fuera citada a declarar ante la justicia iban en aumento, razón por la cual habría aprovechado a reunirse -semanas atrás en su estadía en Israel- con representantes de dicho sitio para afinar lo que sería su posible declaración".
Fuente
"Una "investigación especial" llevada a cabo por Debka file -un sitio de inteligencia militar con base en Jerusalén-, iraníes y fuentes del contraterrorismo "ha descubierto que el fiscal argentino Natalio Alberto Nisman, de 51 años, fue asesinado el 18 de enero por un agente iraní, que se había ganado su confianza haciéndose pasar por un desertor y que utilizaba el nombre de Abbas Haqiqat-Ju".
Así comienza la nota publicada por debka.com. "Según nuestra investigación, dos ministros de inteligencia iraníes, el influyente Mahmoud Alavi y su predecesor Hojjat-ol-Eslam Heydar Moslehi, se rompieron su cerebro durante nueve años buscando una manera de silenciar al fiscal judío", señala Debka.
También sostiene que trabajaron "codo a codo con funcionarios de agencias de inteligencia del gobierno argentino" y explica que en Irán los espías reciben órdenes directas del líder supremo, el Ayatollah Alí Khamenei.
Nisman tenía todo para poner nervioso a Teherán. Los motivos que esgrime Debka para afirmar esto son:
"a) era un ambicioso, honesto y valiente perseguidor de la verdad; b) era judío y tenía conexiones directas con Israel; y c) en el curso de su investigación amplió su red de contactos con el Mossad y la CIA".
El sitio afirma que tres años después de iniciar su trabajo, en 2006, reunió un archivo de inteligencia sobre el increíble alcance de la penetración iraní, utilizando agentes libaneses de Hezbollah, dentro de los gobiernos de varios países latinoamericanos -Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Surinam, Trinidad y Tobago, y Guyana-.
"El primer paso se dio en 2010, cuando un iraní contactó al fiscal Nisman para pedirle un encuentro secreto. Se presentó como un ex alto oficial de la inteligencia de Irán, que había desertado, volado a Dinamarca y que esperaba trasladarse a Buenos Aires con valiosos documentos sobre el ataque a la mutual judía", relata Debka. Aseguró que esos documentos probaban en detalle la complicidad de Mohsen Rabbani como cabeza de la operación contra la AMIA.
El encuentro se produjo en Buenos Aires. El desertor se identificó como Abbas Haqiqat-Ju, le entregó a Nisman "documentos genuinos" que contenían evidencia de la participación de Irán. Así probó su mala relación con el régimen y su predisposición a revelar sus secretos. La relación continuó durante cuatro años. El fiscal "se convenció de la buena fe del desertor" tras chequear con diversas fuentes de inteligencia los datos que recibía.
En diciembre de 2014, Nisman estaba listo para presentar un reporte de 300 páginas documentando sus descubrimientos sobre el rol de Kirchner en el encubrimiento de los crímenes terroristas iraníes.
Teherán decidió entonces que era hora de llevar adelante el asesinato. Puso en movimiento a Haqiqat-Ju, quien le pidió a Nisman un lugar seguro para encontrarse con un segundo desertor que se había escapado de Teherán y que pondría a su disposición documentos que probaban la colaboración entre la agencia de inteligencia argentina y la iraní para el ataque a la AMIA. Requirió estricto silencio y secreto sobre la reunión pactada.
Para que esto pudiera llevarse a cabo, necesitaban aislarse también de los 10 agentes de seguridad que lo protegían en el piso 13 del edificio Le Parc de Puerto Madero, donde se había citado con su invitado.
"Ese invitado debía identificarse con tres golpes en la puerta. Nisman no debía hacer esperar al iraní y dejarlo entrar de inmediato. Antes de preparar la escena del asesinato, Haqiqat-Ju rentó un apartamento contiguo", explica Debka.
"El 18 de enero escuchó los tres golpes en la puerta. El fiscal le abrió la puerta a su asesino. Como era de confianza, éste sabía exactamente dónde encontrar la pequeña arma que Nisman le había pedido prestada a un amigo y la usó para matarlo", relata la versión.
La huida se habría producido por el sistema de calefacción entre los dos departamentos -el de Nisman y el que él tenía rentado-, se disfrazó y se fue. Sus camaradas argentinos habían desarmado previamente las cámaras de seguridad en el edificio, por lo que estaba habilitado a escaparse sin quedar registrado, llegar al aeropuerto y volar con un pasaporte falso a Montevideo, luego a Dubai y finalmente a Teherán.
Cuando Nisman fue hallado, concluye Debka, el asesino ya estaba camino a su ciudad de origen".
Fuente

jueves, 23 de abril de 2015

El profe de vóley: "¿Queremos la conurbanización de la Argentina?"

El ex diputado carriotista Fernando Iglesias estuvo en la Bolsa de Comercio de Córdoba la semana pasada (sí, se nos pasó por alto), con toda su verborragia antiperonista, pero en línea con la dirigencia que maneja esa institución del establishment cordobés (hace poco, su presidente, Horacio Parga, llamó a acabar con el populismo: "Después de estos 12 años de kirchnerismo, deberíamos tener un pensamiento de lo que significa el populismo").
Ah, les gustó Parga, eh. Son insaciables.
Ahí va un poquito más: "Lo único que le queda al populismo en democracia es que sabe que llega al poder a través de elecciones. Se le pueden ganar batallas al populismo, pero de lo que se trata es de ganarle la guerra. Los cortes de ruta sin sanción, los irracionales subsidios, los feriados sin ninguna lógica, la puerta giratoria en materia de criminalidad, dan idea de estamos cambiando la idea de bien común por la suma de miles de intereses individuales".
Suficiente. Se van a empachar.
Volvamos al profe de vóley especialista en Globalización (llegó a ser presidente del mundo, algo así, ¿no?), que hace mucho que no lo disfrutamos (lástima que la gente de la Bolsa de Comercio no dejó ningún registro en video, pero bueno...).
Por supuesto que su charla estuvo enmarcada pomposamente: "Ciclo de coyuntura económica y sociopolítica 2015" (prometen traer a "columnistas de diversos medios argentinos como La Nación, Clarín, Editorial Perfil y Revista Noticias, entre otros". Sí, diversos, les salió). Y la tituló:  "Una agenda republicana para Argentina y Latinoamérica". Poesía.
"Argentina está partida por una grieta donde la mitad del país tiene capacidades de supervivencia y la otra mitad se ha quedado fuera. Esta última mitad encarna tres grandes fracasos históricos: el primero, el norte argentino, caracterizado por ser un reducto del gobierno provincial y de la economía feudal, el cual quedó siempre marginado. El segundo, el sur, que continúa siendo un lugar desértico que aguarda por la llegada del progresismo y del aumento de la población. Y tercero, el conurbano de las grandes ciudades y en particular el bonaerense, que ofrece las peores condiciones de vida para los ciudadanos.
Creo que lo que está en juego en 2015 es si queremos la ampliación del escenario del conurbano al conjunto de la Argentina o queremos otra cosa. Los tres grandes fracasos históricos que mencioné anteriormente tienen sus representantes políticos y éstos son conscientes de que en el atraso y en la decadencia está su única opción para mantenerse en el poder.
Desde hace un cuarto de siglo gobierna el mismo partido político. El problema no radica sólo en el kirchnerismo, sino en una estructura más grande, en una forma de producción específica y en la capacidad que ha tenido el peronismo de gobernar estos elementos rezagados. Para pensar en el futuro hay que identificar los cuatro errores históricos más grandes para no repetirlos: estatismo, nacionalismo, populismo e industrialismo".
Tomá pa' vo'.
¿Ustedes no lo extrañaban también?
Quizás si Lilita le gana la interna a Mauricio... (chiste. Pasó).
A propósito de Lilita: claro que estuvo con ella en la presentación del libro sobre humanismo y todo eso. Y la chaqueña recordó que la acompañará en el Parlasur (¿se imaginan esos debates contra La Shewua, ¿no? Sí, ya sé que primero tienen que juntar votos. ¡No sean pesimistas!).

miércoles, 22 de abril de 2015

"Chau Cristina"

Escribía ayer en su cuenta de Facebook Eduaro Tello, ex titular de la CGT Río Cuarto: "Caída la NO-denuncia de Nisman, caída la "crisis de reservas" (el Gobierno consiguió 1.415 millones de dolares con el Bonar 2024), caída la sanata de"aislados del mundo" (Cristina en Rusia fortalece la alianza con los BRICS), caída la "debacle electoral" del FPV (ver elecciones de Salta, Santa Fe y Mendoza), caída la expectativa de la triple Alianza (las encuestas dicen que la llegada de la UCR al macrismo no movió las agujas), caída la opereta de las cuentas de Máximo y teniendo la certeza que la Presidenta analiza próximas decisiones de fuerte impacto social, los medios comienzan a oler que no hay final de ciclo y se empiezan a desesperar. Mientras claman para que el abogado Massa se sume a la nueva Unión Democrática analizan futuras operaciones de prensa. Mientras la manada de primates enloquece, sigue creciendo la imagen de Cristina y sigue creciendo la intención de voto del FPV".
Sin embargo, los medios opositores al gobierno nacional tienen una explicación para ese crecimiento de la imagen de La Shewua, justo cuando le falta menos que nunca para finalizar su mandato: que se va.
Ayer escribía Joaco en La Nación, al borde de quedarse sin explicaciones: "Una aparente contradicción gira en torno de los primeros comicios distritales del año, que culminará en octubre con la elección del próximo presidente. Cristina Kirchner conserva, según casi la unanimidad de las encuestas, considerables índices de popularidad, pero, al mismo tiempo, su estilo y sus políticas resultan seriamente derrotados.
La pregunta que corresponde hacer es por qué la Presidenta tiene buenos niveles de aceptación popular cuando la sociedad (o un sector mayoritario de ella) parece cansada de su estilo y sus políticas. La explicación más común que se encuentra consiste en que esa popularidad se debe a que ella se va. Después de diciembre podrá ser legisladora nacional o del Parlamento del Mercosur (posibilidades que la gente común no asumió todavía), pero lo cierto es que no será presidenta. El adiós de una mujer viuda (que hizo de su viudez una importante herramienta electoral y publicitaria) puede sensibilizar a importantes sectores sociales.
Cierto nivel de consumo y cierta preservación del empleo podrían explicar otra parte de aquella simpatía. No puede desecharse tampoco el efecto que produce en la sociedad una indiscutible autoridad política. Otra cosa, que a veces le juega en contra, es que ella convierta la necesaria autoridad política en autoritarismo a secas".
El fallido pronosticador de desastres, Miguel Ángel Broda, desde su termo, también aportó lo suyo para este nuevo intento del Relato Anti K de explicar un fenómeno que además de disgustarle le resulta imprevisto, casi como un efecto boomerang: ""Todavía hay una baja de riesgo país, el ‘Chau Cristina’ ha sido fenomenalmente bueno para toda la Argentina pero no va a haber mucho más", dijo Miguel Angel Broda sobre la situación del país, además de hablar de una pesada herencia y de una situación económica pensada para el corto plazo en un año electoral.
"La escencia del populismo y sobretodo la verificación marxista en la cual la economía tiene que estar al servicio de la política ha producido un programa para mejorar las chances del partido oficial para las elecciones que vienen", cuestionó Broda y advirtió sobre "un programa que con políticas monetarias expansivas, atraso tarifas, préstamo de China, trata de impulsar el consumo a través del crédito en el corto plazo y agravan los desequilibrios macroeconómicos".
A los argentinos, les aconsejó "que sepan votar, esto no es sobre continuidad o cambio es sobre quién equilibra los dese quilibrios macroeconómicos de la mejor manera posible"".
Orlando Ferreres, otro térmico, expresó sus deseos en lo que él denomina "Fin de ciclo" hoy en La Nación: "Espero que se termine el ciclo del "populismo" en el que llevamos unos 85 años insistiendo, a pesar de los resultados que están a la vista. Quiero un país progresando sin sacudones de pobreza cada 10-12 años, con toda la población ocupada formalmente, con una economía que crezca anualmente, un país que no expulse el ahorro nacional hacia otros países y que aquí se concreten grandes proyectos financiados con ese ahorro. Un país del que me sienta orgulloso de pertenecer".

martes, 21 de abril de 2015

¡Volvió el mejor Clarín!

Somos como la Gata Flora.
Hasta hace poco nos quejábamos porque de la tapa de Clarín habían desaparecido esos títulos anti K rabiosos.
Ahora que volvieron, también nos quejamos.
Pero no podemos dejar pasar este regreso triunfal luego de las victorias por goleada de La Tota (por 38 puntos, más o menos) y de Canaleta en Mendoza (por 300 puntos de distancia). "Amplio triunfo opositor" que ha vuelto a entusiasmar a las filas clarinistas, tanto que mereció el principal titular ayer, no como ese triunfito K en Salta de hace una semana y media atrás, que de casualidad salió en tapa, al costado, chiquito.
Ese desmanejo de la información en favor de sus intereses nadie podrá robarnos.
Es una marca registrada del diario de Ernestina y Magnetto que jamás dejaremos que nos quiten.
Ya ayer volvió Lilita, que dijo que está amenazada de muerte de vacaciones, o de vacaciones amenazada de muerte, o medio amenazada de muerte y medio de vacaciones, algo así. No escuché bien. Lo que sí reiteró que ella hace silencio porque está defendiendo a la República. Y que por supuesto el 4 de mayo ante la fiscal Fein va a revelar toda la verdad sobre la muerte de Nisman. ¿Le habrá contado su re-aliada Pato Bullrich? ¿O habrá sido la telefonista Laura Alonso?
Y el domingo ya había regresado Jorge, luego de su operación: ayer ya justificó la agresión contra Víctor Hugo, y la vieja SIDE le tiró un par de escuchas como para tratar de presionar al fiscal K ése, que sin embargo, como buen kirchnerista, nada le importó y mandó al cesto de la basura la denuncia de Nisman.
"En sólo tres días hábiles", titula en tapa Clarín.
Hermosa frase.
Que condensa toda una cosmovisión de cómo hacer "periodismo".
En verdad, tres días hábiles es el plazo legal que tenía el fiscal para pronunciarse.
Pero poco importa eso.
Si La Tota ganó por goleada en Santa Fe (en verdad fue por décimas), ¿por qué no usar un plazo legal para hacerle creer a mucha gente que el funcionario de tan K que es ni se puso a estudiar la denuncia de Nisman?
Para cerrar la jugada, la típica: luego de mentir en tapa, el gobierno se engancha, desmiente; al otro día Clarín se aprovecha y titula: "El gobierno trata de minimizar el costo de las dos derrotas".
Extrañábamos esto, no me digan que no.
Cuatro años atrás pasaba lo mismo.

lunes, 20 de abril de 2015

¿Qué va a hacer Sergio Massa?

Guido Braslavsky: "Sergio Massa no pudo hacer pie en Santa Fe, que con sus 2,5 millones de votantes habilitados representa un  8,4% del padrón nacional, siendo el cuarto distrito con más electores del país. Los dos precandidatos del Frente Renovador, el ex titular de la Federación Agraria Eduardo Buzzi y el diputado nacional Oscar “Cachi” Martínez alcanzaban, sumados, un modesto 6%".
Eduardo van der Kooy: "¿Qué pasará con los votos de otros postulantes, como Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria, u Oscar Martínez, lanzados al ruedo aquí por Massa? Entre ambos no habrían llegado a redondear un 7%. El líder del Frente Renovador sabía lo que se avecinaba. Prefirió ir al cierre de campaña en Mendoza, donde estuvo junto a Julio Cobos, y evitó Santa Fe".
Eduardo Aulicino: "El radicalismo había preparado el escenario para un triunfo menos ruidoso que el esperado, y pensó en buena medida en su difícil frente interno. Ernesto Sanz debió maniobrar para circunscribir el festejo provincial a la UCR. No hubo ofendidos: Mauricio Macri estaba decidido a viajar primero a Rosario, para explotar la elección de Miguel del Sel. Desde allí envió sus saludos. Sergio Massa no competía seriamente en este turno".
La Nación: "Esta mañana Cornejo celebró el apoyo de Macri, aunque anoche, en su discurso en el búnker de Cambia Mendoza, en el hotel Aconcagua, evitó nombrar tanto al líder de Pro como al jefe del Frente Renovador, Sergio Massa.
Evitó mencionar a Macri o Massa y sólo aludió a ellos ante una pregunta. "Ésta es una elección puramente provincial. Las lecturas nacionales son esperables, pero queríamos tener esta foto sin interferencias de candidaturas presidenciales", dijo anoche. Pero agregó: "Agradezco a Ernesto Sanz, que es mi candidato a presidente"".
Carlos Pagni: "Massa se preparó para, a partir del triunfo de Cornejo, exigir su incorporación a la primaria presidencial del macrismo y la UCR. El viernes apareció de improviso en Mendoza para fotografiarse con el ganador de anoche. Y su jefe de campaña, Juan José Álvarez, atormentó a Cornejo, durante todo el día, con envío mensajes de texto advirtiéndole que, si Macri aparecía en los festejos, Massa también se subiría al avión.
Massa, que presiona con el estilo inconfundible de un peronista bonaerense, desató una deliberación de urgencia entre los radicales y Pro. Ernesto Sanz habló con Macri y con su ministro de Gobierno, Emilio Monzó, para que suspendieran el viaje que tenían previsto. Ambos aceptaron con tal de evitar que Massa capitalice la victoria. Sanz logró, acaso sin quererlo, una foto interesante: la de Cornejo fue presentada como una hazaña del radicalismo, aspecto al que contribuyó la presencia en Mendoza de todos los aspirantes a gobernador de ese partido. Corolario: sin saberlo, Massa colaboró con Sanz, el candidato de la UCR.
Massa no actuó solo. También Julio Cobos y Gerardo Morales pretenden que su inclusión en la alianza que se selló con Macri. En las primarias mendocinas intentaron reabrir la discusión que perdieron en Gualeguaychú.
El protagonismo mendocino de Massa, en cambio, es artificial porque carece de fuerza en la provincia. Él había apostado a que Cobos fuera su candidato a gobernador. Pero Cobos insistió con la batalla presidencial, sin calcular que debería resignarla ante Sanz en Gualeguaychú. Una vez más, Massa cometió un error de ingeniería electoral. Curioso que le haya sucedido en la tierra de sus amigos Daniel Vila y José Luis Manzano.
Las internas de ayer volvieron a poner en evidencia la indigencia territorial de Massa más allá de la provincia de Buenos Aires. Su participación nominal en el triunfo mendocino evitó que ocurriera lo de Santa Fe: anoche el Frente Renovador, en el que competían Oscar "Cachi" Martínez y Eduardo Buzzi, rondaba el 7% de los votos. La opción por Martínez corroboró las dificultades de Massa para establecer alianzas inteligentes: fue el factor que le alejó a Reutemann. ¿Tendrá el mismo efecto sobre José Manuel de la Sota, en Córdoba, la opción de Massa por su ex mujer, Olga Riutort?
Estas dificultades de Massa para dotarse de una extensión geográfica refuerzan su problemático rol en la escena nacional. Los votos y los distritos que acumula no le alcanzan para imponerse como candidato a presidente. Pero tampoco lo obligan a renunciar a esa posición. Frente a este dilema, vuelve a exigir un lugar en la mesa de Pro y la UCR. Su argumento es conocido. Ayer lo citaban en los bares de Mendoza Cobos, Morales, José Cano y Miguel Naidenoff, sus aliados radicales: "Si desisto de mi candidatura presidencial mis votos pasan a Scioli que podría ganar, así, en primera vuelta".
Macri y Sanz tienen otra hipótesis: la única forma de que Massa contenga a sus votantes es que los ate a su candidatura a gobernador de Buenos Aires. Imposible determinar si es más poderoso el argumento o el problema que pretende resolver: la provincia de Buenos Aires sigue siendo un agujero negro para Macri y para Sanz".

domingo, 19 de abril de 2015

El #RelatoAntiK ahora quiere de vuelta que la Oposición se una toda

Como dulce de leche.
Bien revueltos y pegatinados.
Con tal de parar al kirchnerismo (que desconcierta a las "encuestólogas", que dan para todo).
Que, admiten, no para de crecer. Como en 2011.
Y para darle un sentido a la caída de la massita, al que nunca le dio el piné para presidente.
Ahora verán si pueden ubicarlo en la provincia de Buenos Aires.
Mientras tanto, La Shewua se hace indestructible.
El Colo K (Clarín): "En el estrecho círculo áulico de Cristina –durante los años de Isabel el peronismo llamó “entorno”a ese espacio– se murmura que la Presidenta sólo será candidata bonaerense si, por necesidad, Macri y Massa terminan poniéndose de acuerdo para las elecciones generales. Y añaden que esa hipótesis, que el líder del Frente Renovador desmintió esta semana, ratifica que la batalla política principal por la Casa Rosada se librará en el Conurbano bonaerense, en el territorio que ahora gobierna Scioli y en el que el oficialismo distribuye planes sociales a cambio de lealtad política. Esa es, por otra parte, la contraprestación necesaria a la declamada “inclusión” de la que se ufanan".
El General Blanck (Clarín): "A Sergio Massa no le cuesta mucho estar acelerado. El viernes lo estaba. Venía de sus cierres de campaña en Mendoza y Santa Fe. Con la adrenalina disparada, insistió en su apuesta estratégica: una gran primaria opositora para elegir al candidato presidencial que enfrente al kirchnerismo. Una interna en la que él y Mauricio Macri compitan mano a mano, junto a otros precandidatos como Ernesto Sanz, Elisa Carrió y, por que no, José Manuel De la Sota.
Es su respuesta a la extendida especulación según la cual si se decidiera a competir por la gobernación bonaerense, con Macri buscando la Presidencia, volcaría sin vueltas la elección a favor de la oposición. “No voy a ser candidato a gobernador. A los que me piden defender la Provincia les digo que para cambiarla no hay que ser gobernador, hay que ser presidente”, sostiene Massa.
Refuerza su posición con un dato que asegura tener fehacientemente comprobado: “Si yo no estoy en la cancha, el 72% de mis votantes terminan yéndose con Scioli”. Dicho de otro modo: su deserción de la pelea nacional favorecería al kirchnerismo y quizá se haga realidad el sueño oficialista de ganar en primera vuelta.
La hipótesis de una confluencia electoral de Macri y Massa es el juguete preferido de quienes construyen política en una y otra orilla. También, el sueño de quienes desesperan por encontrar la fórmula exacta que asegure desalojar del poder a Cristina y todo el kirchnerismo.
Massa rechaza esa especulación dañina para su ambición presidencial. “Si me necesitan que hagan lo que piden muchos radicales y vayamos a una PASO amplia, de toda la oposición. El que gana es candidato y el que pierde se va a la casa”, desafía a Macri, sin nombrarlo".
El ex ladero de Lanata (La Nación): "¿A qué le teme Massa? A una pérdida constante de su caudal y a una previsible falta de protagonismo en los próximos éxitos provinciales. Su creciente licuación, sin embargo, no beneficia al macrismo, sino mayoritariamente al Frente para la Victoria, que con dinero y presiones está recapturando a intendentes emigrados y cuyos votantes, puestos a prueba en un contexto de fuerte polarización, miran con menos rechazo al naranja que al amarillo. Un encuestador que trabaja para Sergio hizo una proyección para demostrar qué sucedería si Massa se extinguiera: Daniel llegaría al 47% y Mauricio rondaría el 33%. Personas influyentes de su entorno impulsan la idea de persuadir a macristas y radicales de ir todos juntos a una gran interna de la oposición en las PASO: esto convertiría ese experimento en la fuerza más votada de la Argentina y cambiaría todo el tablero".
El dr. Hubris (Perfil): "En donde las cosas tampoco están bien es en el Frente Renovador, en el que se percibe un ambiente de diáspora. El último en irse en la semana que pasó fue el senador provincial Baldomero Alvarez de Oliveira, que se arrojó otra vez a las aguas del sciolismo. Un intendente de un importante municipio bonaerense que tomó la decisión de permanecer dentro del espacio fue lapidario hacia Sergio Massa: “Perdió el contacto con la gente”. Una voz de su cercanía señala otro factor que le juega en contra al ex intendente de Tigre al que los números de las encuestas lo muestran con una tendencia a la baja, dato que en el Gobierno celebran. “Entre Massa y Macri, a nosotros nos conviene Macri”, se sinceran desde el oficialismo".
Calvo (Perfil): "La última del tigrense es susurrar que se reunió con Carlos Zannini, el secretario Legal y Técnico de Cristina que también es su delegado electoral, entre otras misiones. Según Massa, Zannini fue a Tigre a pedirle que participe en una gran PASO nacional peronista, para no darle chance a Macri de llegar a la Rosada. El diputado, que conoce bien a Zannini desde su paso por la Jefatura de Gabinete de CFK, lo escuchó y planteó dos condiciones: que esa interna exceda al Frente para la Victoria (donde asegura que no regresará) y que se anticipe la elección bonaerense, donde está su fuerte electoral. Dos fuentes oficiales desmintieron ese diálogo y Scioli ya divulgó el decreto que hace coincidir el voto provincial con el nacional".

sábado, 18 de abril de 2015

El clarinismo, contra la ley de Medios (otra vez)

"El candidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, visitó hoy Neuquén y afirmó que "hay que revisar" la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, a la que calificó como un "instrumento legislativo" para "una lucha permanente contra la libertad de prensa".
"Hay que revisar" la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual "porque finalmente se transformó más que en una ley, en un campo de batalla entre un grupo mediático y el gobierno", dijo Macri.
Dijo que "aggiornar la ley de medios como hacerlo con todas las leyes siempre es bueno pero no se puede utilizar un instrumento legislativo para una lucha entre un gobierno contra un sistema de medios y sobre todo en una lucha permanente contra la libertad de prensa, porque lo que ha hecho este gobierno es permanentemente hostigar a aquellos que expresan una idea distinta"".
Fuente
"El editor general de Clarín, Ricardo Kirschbaum afirmó que “la Ley de Medios fue para Néstor Kirchner y el kirchnerismo una herramienta política de domesticación y de disciplina para los medios y periodistas, es inservible porque no contempla el futuro, no está internet”. “Fue creada para atacar a Clarín y tratar de destruirlo, todavía ese intento persiste”, denunció.
No obstante, el editor reconoció que el mercado periodístico necesita una Ley de Medios. “Se perdió una oportunidad de hacer una ley de medios razonable que contemple la modernidad, la diversidad que tanto le preocupa a Sabatella y que no lo cumple, y que no sea un instrumento de guerra sobre el periodismo”, fustigó.
“¿La Ley de Medios a quien favorece? A DirectTV, a la CNN y a todo medio, como las telefónicas por ejemplo, que puede estar presentes en todo el país y no son cuestionados porque políticamente no les conviene. Hay una contradicción bastante grande entre las propagandas de la Ley de Medios y los verdaderos objetivos”, cuestionó".
Fuente
Más:
Lo que provocó la ley de Medios en Latinoamérica

viernes, 17 de abril de 2015

A periodista caído en desgracia no lo apoyan ni sus compañeros

Vivió sus días de gloria, que lo hicieron conocido a nivel nacional. Hasta que los mismos mecanismos con lo cuales había denunciado a diferentes dirigentes políticos ahora lo tienen en el centro de la polémica, donde recibe críticas y denuncias de aprovecharse del periodismo para saltar a la arena política.
Él intenta defenderse asegurando que precisamente el establishment político se resiste a aceptar que un outsider venga a "transformar la realidad", según expresó en las últimas horas en la cuenta de Facebook de su programa, ADN, con el cual llegó a ser considerado el Jorge Lanata de Córdoba.
Tomás Méndez, desde hace unos meses, se chocó con su alter ego, el abogado Marcelo Touriño, que con una serie de cámaras ocultas desnudó negociados entre empresarios, políticos y Méndez, que ahora ha llevado a los propios compañeros del periodista a desmarcarse de las prácticas del conductor estrella.
Los trabajadores de los Servicios de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba, a los que pertenece Canal 10, donde se emite ADN, dieron a conocer un comunicado en el que resaltan que "las prácticas periodísticas deben estar lejos de cualquier tipo de estrategias extorsivas. El periodismo no tiene nada que ver con el trabajo del espía que utiliza cámaras ocultas o genera situaciones confusas con el fin de promover la comisión de delitos para luego denunciarlos como tales. En definitiva, la figura del “periodista encubierto” no existe. El periodismo se ejerce con franqueza. Dando la cara".
La cámaras ocultas fueron el método por excelencia con el cual Méndez respaldó sus investigaciones durante varios años, serie que tuvo como punto más alto las denuncias conocidas bajo el nombre de Narcoescándalo, por las cuales hay una causa judicial en curso y por la que la ex cúpula de la División Drogas Peligrosas de la Policía de Córdoba está presa.
Pero luego de ese logro periodístico, Touriño comenzó a dar a conocer grabaciones hechas por el mismo Méndez y sacadas de su productora por un ex productor de la misma en las que se lo ve a Méndez negociando pauta oficial a cambio de información que perjudicara a la oposición.
En cámaras ocultas recientes, se ve a Méndez negociar una posible candidatura a la intendencia de Córdoba con allegados al gobernador José Manuel de la Sota y se escucha su voz asegurándole al primer mandatario que no tiene nada en contra de él.
"Asumimos que la práctica del periodismo es un proceso complejo y heterogéneo, pero que debe tener márgenes y límites que impidan violar posturas éticas y construir verdades falsas", dicen lo compañero de trabajo de Méndez. "No compartimos la idea de que en nombre del periodismo pretendamos asumir el rol de jueces o fiscales. Mucho menos, de policías. El uso de cámaras ocultas elimina códigos y degrada nuestra profesión. La información se consigue, no se roba", advierten.
"Tomás Méndez puede hacer de sus programas lo que considere. Defender la diversidad es defender la libertad de expresión. Nosotros lo hacemos. Sin embargo, para lo que ya no hay lugar -porque no estamos dispuestos a tolerarlo- es para la falta de respeto y el ataque gratuito. Por eso repudiamos las expresiones de Méndez que, sin precisiones, pretende descalificar a compañeros y colegas –de éste y de diferentes medios- con el único propósito de erigirse en una especie de “Súper Periodista Vengador” que se arroga el derecho a ser el único que dice la verdad", concluyen.
Méndez, este año, no volvió con su formato habitual de programa semanal, sino con sólo dos emisiones. Luego de la de esta semana, escribió en el Facebook oficial del programa: "Vemos que está complicado transformar la realidad desde el periodismo. Resignamos tiempo con nuestras familias y las pusimos en riesgo. Se termina ADN pero puede empezar una nueva etapa, a la que le tienen miedo los políticos y el sistema. Por ahora lo sigo pensando. Pero estoy con muchas ganas de seguir cambiando la realidad y queremos que más gente se sume a este proyecto y desde ese espacio trabajar por las transformaciones en serio de la realidad".
Desde su cuenta en Youtube, Méndez le aseguró a sus audiencias que todo es un complot en su contra, que habría incluido coimas para silenciarlo, y que Touriño lo amenazó y le prometió que nunca iba a poder ser intendente de Córdoba.

jueves, 16 de abril de 2015

Macri decidió el candidato cordobés con encuesta en mano y mirando el partido del Barcelona

La triple alianza cordobesa entre macristas, radicales y juecistas ya poseía una característica muy particular: la fórmula de la misma para las elecciones a gobernador no iba a salir de una interna sino de una encuesta encargada por el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri a la consultora Poliarquía.
Pero ayer, el raro experimento opositor al delasotismo le agregó un elemento aún más insólito: el acuerdo para que el diputado radical Oscar Aguad la encabece fue consensuado entre Macri y el senador nacional Luis Juez mientras miraban el partido que disputaban el PSG y Barcelona por la Liga de Campeones de Europa.
A Buenos Aires llegó Juez con pocas chances de que el líder del PRO le diera la bendición para encabezar el binomio que enfrentará a la fórmula oficialista compuesta por el ex gobernador Juan Schiaretti y el ex ministro de Industria, Martín Llaryora.
Como se preveía, Juez se tuvo que conformar con aspirar a repetir su senaduría, mientras que Macri ratificó su decisión de que Aguad, acompañado por el ex árbitro de fútbol, Héctor La Coneja Baldassi, compita en las próximas elecciones a celebrarse el 5 de julio.
La encuesta de Poliarquía, que hasta ahora no se ha dado a conocer, fue la que decidió la fórmula opositora y saldó, en apariencias, la larga novela de idas y vueltas que todavía podría provocar la partición de la UCR cordobesa.
Es que el otro aspirante a encabezarla era el actual intendente de Córdoba, Ramón Mestre Jr, con el respaldo de más de 100 intendentes radicales que amenazaron que si el capitalino no era candidato a gobernador ellos desdoblarán las elecciones municipales.
La línea radical de Mestre está enfrentada a la siempre más pro-macrista de Aguad, y ahora el hijo del ex gobernador deberá tomar una decisión: partir a la UCR al presentarse a la gobernación por fuera de esta triple alianza, o bien presentarse nuevamente a la intendencia de Córdoba.
Mestre también se reunió ayer con Macri en la sede del gobierno porteño, en Parque Patricios, y algunas versiones periodísticas dan cuenta de que habría accedido a refugiarse en la intendencia cordobesa en pos de aportar desde cada sector a fortalecer el caótico espacio y orientar la energía a consolidar la fórmula Aguad-Baldassi.
Desde toda las parte sostuvieron que todavía queda un trecho por definir, y que la semana que viene muy probablemente se logre el acuerdo final, aunque quedará todavía la discusión para las listas de legisladores provinciales y nacionales. En este marco, Macri le concedió a Juez encabezar la lista de senadores nacionales. El ex aliado de Hermes Binner le agradeció: “Elegí vos el candidato a gobernador, yo lo voy a acompañar”.

Más:
Massa le pide a De la Sota que le preste su candidato

miércoles, 15 de abril de 2015

Bullying a Leuco: "Santo Padre, se burlan de mí"

"A partir de dar a conocer la carta al papa Francisco, los grupos de tarea de la blogósfera kirchnerista incorporaron una serie de ataques mucho más virulentos que lo habitual, ya tengo el cuero duro, pero se ve que alguien le bajó una orden porque rápidamente hubo una cantidad impresionante de mensajes. Miles. Y la gente que me respeta y que me valora les contestaba. y en esa guerra en la redes sociales, resulta que el apellido Leuco se convirtió en trending topic, es decir, en el tema más hablado en las redes sociales, es decir, aquellos que estaban enojados con lo que yo había dicho, kirchneristas de pura cepa, cristinistas, lograron el efecto contrario a lo que ellos buscaban porque potenciaron y multiplicaron el interés sobre lo que yo estaba diciendo. Muchos intentaron burlarse, ridiculizarme; más o menos la palabra era la misma: '¿Y quién sos vos, Alfredo Leuco? ¿Vos le querés dar órdenes al papa Francisco? Te duele que la reciba a Cristina'. Lo que más me dolió fue el ataque deseándome la muerte a mí, a mi familia, se metieron con mi hijo. Es que a veces se comportan de esa manera cuando baja la línea del odio desde la cima del poder. ¿Qué pasó frente a eso? Simplemente hice silencio, me dispuse a esperar.
(...) El papa Francisco me llama agradeciendo la carta. Venían destruyéndome básicamente con el jefe de operaciones que es el pautatraficante Diego Gvirtz, que tiene un cartel que es El 678, que no tienen vergüenza de funcionar con el dinero del pueblo pobre de la Argentina que se desvía en las pautas publicitarias y esos sueldos.
(...) Por deformación profesional, la última audacia de mi parte, Santo Padre. Le cuento, me están masacrando en las redes sociales, se burlan de mí. ¿Usted me permite que parte de esta charla la haga pública? 'Cómo no', me dijo. 'Le voy a mandar un correo electrónico para que lo pueda mostrar'.
Este reconocimiento es la mejor medalla de toda mi carrera profesional. No hay demasiados antecedentes de que un papa se haya puesto a contestar una carta".

martes, 14 de abril de 2015

#FinDeCiKloEnSalta: Cómo reaccionó el diario del perdedor Romero

El ex candidato a vicepresidente de Carlos Menem, Juan Carlos Romero, no aceptó los 14 puntos de distancia que lo mostraron como perdedor en las primarias salteñas del domingo y denunció "el fraude más grande de la historia argentina".
Romero, ex gobernador de Salta, es propietario del diario El Tribuno, que por estas horas está dedicado a respaldar la tesis de su patrón, en otra muestra más de periodismo independiente y objetivo.
Hasta el Adolfo fue convocado para consolar a Romero: "En la Argentina, con las cosas como están, hay fraude. El ministro del Interior estaba festejando, pero no estoy de acuerdo que sea el que hace el escrutinio. Es juez y parte".
Siguiendo la tradición rodriguezsaísta, hay varias notas "Una mesa de Necochea", por supuesto que la encuesta infaltable de "¿Usted piensa que hubo fraude?" está, y denuncias de DNI mellizos y quejas porque la autoridad electoral no atendió los llantos de Romero decoran el sitio web.
Pero la encuesta no sólo está en la home, sino encrustada en notas que refuerzan esa idea, como una titulada: "En una escuela de Salta capital hasta ahora no fue escrutado ningún voto", o bien en la de un especialista en Informática (no, Lagomarsino, no) que luego de la elección del domingo afirma: "En Salta no hay democracia".
La duda de El Tribuno de si sus lectores/usuarios creen que hubo fraude también está metida en el medio de otra crónica donde se lee: "Romero dijo que a pesar de que "sabe" que puede ocurrir un nuevo fraude en las generales del 17 de mayo, no se bajará de la candidatura aunque pelee contra un sistema que no es confiable para la gente y cuyo "dueño" sea Urtubey, que lo convierte en invencible y pone en riesgo la democracia".
Ya la cobertura de la elección, ayer, temprano, rezaba: "El escrutinio contradijo todas las encuestas y sorprendió lo abultado de la ventaja del oficialismo", y "Los 13 puntos de ventaja de la fórmula Urtubey - Isa sobre el Frente Romero + Olmedo no condicen con las reiteradas referencias y los inocultados temores que expresaba en oficialismo hasta horas antes del comicio".
Al final, la esperanza para la general: "Si Romero tiene razón y hubo fraude, una elección transparente modificará el escenario". Arenga que en la edición de hoy amplía el mismo Romero, además de enviar a los apoderados de su partido a impugnar la elección: "La gente tiene que evitar que en mayo vuelvan a robarle el voto. Nuestras posibilidades están intactas. Si no hacen trampa, como hicieron el domingo, nosotros ganamos. De esto estoy absolutamente seguro, porque sabemos que lo que ocurrió es lo mismo que pasó en Venezuela con Nicolás Maduro: le robaron el 12 por ciento de los votos a Henrique Capriles y lograron mantener el actual gobierno, que es ilegal".

lunes, 13 de abril de 2015

Luego de confirmarse el #FinDeCiKlo en Salta: el apellido Kirchner

Premonitora columna del periodista Lucio Fernández Moores, ayer, en Clarín: "El Gobierno ya tiene decidido que los candidatos al Parlasur, el Parlamento del Mercosur que todavía no funciona y al que puede postularse la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, vayan pegados en las boletas electorales de este año al candidato presidencial de cada partido, según dijeron fuentes gubernamentales y sospechan fuentes judiciales.
Esto implica que junto al candidato presidencial oficialista -sea éste el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, o quien fuera el postulante- pueda ir pegado inmediatamente al lado el apellido Kirchner, bien visible y al mismo tamaño que en la última elección presidencial, cuando la actual Presidenta ya era viuda de Kirchner, vestía de negro y, pese a ello, su apellido, Fernández, tenía una tipografía ostensiblemente más pequeña que la de su fallecido marido.
Ya se sabe: el apellido Kirchner fue una de las principales armas electorales -sino la principal- utilizadas por el fallecido presidente Néstor Kirchner y su dos veces sucesora, la actual presidenta Cristina Fernández, por más que ésta hubiera enviudado para la segunda ocasión y el apellido Kirchner ya no existiera oficialmente en su estado civil vigente en aquel momento y ahora también".
Compresible repudio clarinista al abuso del apellido Kirchner por parte de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner.
Se sabe que el kirchnerismo no dilapida oportunidad para sumar votos y ganar elecciones.
Ya sabemos que hacen todo para eso, nada más.
Como en el comienzo del año electoral 2011, cuando la derrota K iba a ser tan grande como la de éste 2015, llega Pepe, en Clarín, para tranquilizar a la tropa de su Alianza, de debut derrotista: "Con el amplio triunfo del gobernador Urtubey en las PASO salteñas, el kirchnerismo buscará imprimirle al resultado una proyección nacional que no tiene: Salta es el 3% del padrón nacional".
Y el especialista en correspondencia papal, Sergo Rubin, les dice que la reunión del Papa con CFK será chiquita, insignificante: "El Papa Francisco demoró varios meses en concederle la audiencia a Cristina Kirchner, que finalmente le otorgó para el 7 de junio, como se conoció esta semana. Fuentes eclesiásticas dijeron a Clarín que los pedidos de la Casa Rosada fueron reiterados hasta que el pontífice accedió. Al fin de cuentas, dijeron, un Papa no puede negarle una reunión a un jefe de Estado, máxime si pertenece a la décima nación católica –por la cantidad de fieles- y es de su país natal.
La admisión que hizo el pontífice en las últimas semanas en el sentido de que se había sentido usado por ciertos políticos argentinos que lo visitaban en el Vaticano, agregaron, no abarca a un primer mandatario. Además, señalaron que Francisco no recibirá a Cristina en la residencia de Santa Marta, ni compartirá un almuerzo como en los tres encuentros anteriores. Será en una sala contigua al auditorio Pablo VI, y la cita será más breve".
A no preocuparse.
El fin de ciKlo está asegurado.