martes, 30 de junio de 2015

#JeSuisXipolitakis

Antes del #14J, día en que el #JeSuisNisman saldrá a las calles a defender al nuevo héroe del cacerolismo duro como para parar un poco la onda de que el kirchnerismo ya ganó las próximas elecciones, tenemos a compatriotas que sienten la necesidad de salir a defender a la señora Victoria Xipolitakis de los ataques de la DiKtadura, que la quiere presentar como una mujer ligera dispuesta a prestarse a diferentes services.
Hasta Novaro (¿¿¿có-mo-quién-es???) le dedicó unas líneas en TN para agradecerle haber puesto en juego la vida de pasajeros con tal de afectar la candidatura de Mariano Recalde en CABA (se imaginan a lo que están dispuestos para octubre, ¿no?).
Una de las plumas del #RelatoAntiK no escatima en baba, y a través de "la griega" llega hasta Milani (¡cómo no!): "Vicky hizo esta semana su recorrida de elefante en el aquelarre K, y prestó así un valioso servicio a la república, servicio que no habría que dejar pasar. Como suele pasar, sólo los niños y los locos dicen la verdad cuando los adultos supuestamente sensatos se niegan a admitirla y miran para otro lado. Algo que a medida que la fiesta k llega a su fin hacen más y más adultos supuestamente sensatos, en distintos frentes, desde la economía a la Justicia.
La verdad que la griega mostró es archiconocida: que Aerolíneas Argentinas, igual que muchas otras áreas del estado nacional, es un aquelarre. Cientos de designaciones con altísimos sueldos han agravado el desmanejo de años de una compañía que no sólo pierde millones de dólares todos los días, sino que para atraer a la clientela tiene que usar todo tipo de triquiñuelas de cuarta contra otros pocos prestadores que todavía se interesan en el “mercado” argentino.
Vicky dijo dos cosas curiosas durante el sorprendente vuelo de Austral a Rosario que piloteó. Agradeció personalmente a Recalde por tratarla como una reina cada vez que toma un vuelo de la aerolínea estatal, y agradeció más en general a su gobierno por todos los millones que ha ganado con su ayuda.
Si seguía adelante y daba más detalles de a qué se refería tal vez la estantería del bazar oficial hubiera quedado hecho añicos. Así que salió presuroso Aníbal Fernández a hacerla callar y denunciar una conspiración.
De esas que siempre vienen bien para volver a esconder la mugre: Canal 13, según el próximo gobernador bonaerense, si tiene éxito el enroque general de cargos que el oficialismo propone para seguir adelante, no sería un canal informativo sino un servicio ilegal de inteligencia que arma operaciones para destruir al país. Obvio que hay que cerrarlo entonces.
Ojalá alguien de todo el elenco oficial imitara el desparpajo delirante de la Vicky y dejara de mentir por un rato.
La griega no va a poder tomar en los próximos años los vuelos de Aerolíneas pues es considerada una persona peligrosa. El colmo de la locura es que todos los demás pensemos que con Scioli y Zannini de pilotos, y Milani vigilándonos será razonable subirnos al avión".
Esta ¿columna de opinión?, ¿qué puede envidiarle a este Me colgué del cable?

lunes, 29 de junio de 2015

Navarro vs. El Sirviente

Ayer domingo, en la edición de La Nación, El Sirviente llevó a cabo otro de sus services al #RelatoAntiK y acusó al periodista Roberto Navarro de enriquecerse con fondos públicos, haberse panquequeado a Scioli, haber anticipado ("inquietante") la muerte del fiscal Nisman y haber vendido su opinión al kirchnerismo por plata.
Navarro, anoche, en C5N, le respondió: "El domingo pasado dije que iba a empezar una campaña de los medios hegemónicos para limar a los principales candidatos del FpV. Sabía esto del juez Cabral, que no se puede terminar su subrrogancia porque es un juez de ellos, o lo que pasó con Mariano Recalde. Ahora me contestan porque estoy en el Grupo Indalo, que está creciendo y que tiene ideas contrarias a las de ellos. Nosotros medimos más que TN y por lo tanto lo que digo ahora lo ve más gente.
Por eso me salieron a pegar, en la página 2 del diario la Naicón, este domingo. Una nota contra mí, directamente. Dicen que el nombre de mi productora, que es La Ñata, se lo puse para quedar bien con Scioli, cuya casa se llama La Ñata. ¿Saben qué? La Ñata era mi mamá, que se me murió. No sé dónde vive Scioli. No soy amigo de Scioli. No le hice un reportaje a Scioli. Estos indeseables sabían eso, porque me lo dijeron esta tarde. Ese tipo de catadura moral tienen: meterse con la vieja de uno.
Yo no soy neutral. Lo que digo es que entre Scioli y Macri, voto 100 veces a Scioli. Si tengo 4 reencarnaciones, nazco de nuevo y lo voto de nuevo, porque no quiero que Macri haga las cosas que hace, no porque lo quiera a Scioli. Nunca he sido neutral. Ningún periodista lo es, yo lo digo".
Luego Navarro dio cuenta de las cifras de la pauta oficial que recibe y cuánto le sale producir el programa Economía Política en C5N y otros 5 programas que produce con La Ñata.
Ahora sólo hay que esperar que, luego de El Sirviente, le sigan Leuco Metralleta. el Lobo de TN, Cefe Reato, hasta llegar a alguna "investigación" recontrarremilchequeada de Lanata.
Otra cadena nacional.
Mientras, El Sirviente, anoche, luego de las explicaciones de Navarro, alcanzó a balbucear:

domingo, 28 de junio de 2015

¡Llega el dictado que viaja en el tiempo!

Un salto en la misma época, con los mismos argumentos, con tal de moldear la opinión pública de sus países en favor de los intereses del sector financiero internacional, ese que tenía capturado a nuestro país y que ahora domina las principales instituciones europeas, que aprietan a Grecia, para el país heleno haga los ajustes necesarios (al que descaradamente llaman "austeridad") para pagarle un vencimiento al FMI y endeudarse nuevamente (al que cínicamente llaman "rescate").
El País, España, 27 de junio de 2015: "Salvo milagro imprevisible, las negociaciones del segundo rescate a Grecia han desembocado en un rotundo fracaso. Antes incluso de celebrarse la reunión del Eurogrupo de ayer, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, las abortó de facto al convocar a sus conciudadanos a un referéndum contra el presunto intento de sus socios de “humillar al pueblo griego”. Del tono y contenido de la convocatoria queda claro que su Gobierno no busca nueva legitimidad democrática para una modificación de sus promesas electorales en sentido realista, sino una votación contraria a las últimas propuestas del resto de los Diecinueve, en clave de orgullo nacionalista.
Aunque en toda negociación las dos partes son en alguna medida corresponsables, la carga de la prueba corresponde en este caso a Tsipras. Porque la presunción de la principal responsabilidad suele recaer en quien se levanta abruptamente de la mesa. No siempre es así. Pero lo es sin género alguno de duda cuando, como es el caso, las posiciones se habían acercado muy notablemente. De hecho, la diferencia numérica entre el ajuste asumido por Grecia (8.000 millones) y el pretendido por el resto (11.000) apenas alcanzaba los 3.000 millones. En algún capítulo reputado como esencial (la recaudación del IVA) apenas superaba los 100 millones; y se dio la paradoja de que los acreedores exigían más recorte en el gasto militar (400 millones) que el que la coalición griega de izquierda radical y derecha ultranacionalista pretendía: cuando los principales perjudicados de ese menor gasto habrían sido los propios acreedores.
La salida del referéndum es intempestiva. Es la reacción a una oferta en la que cabían matices; cuando se vote, difícilmente estará vigente, superada por los acontecimientos probables. Pero es además una falsa salida. Los referendos los carga el diablo del azar y/o la pasión, y este aún más, por cuanto el Gobierno griego pretende que los ciudadanos asuman una perjudicial secuencia de corralito-suspensión de pagos-riesgo de exclusión del euro, cuando se manifiestan en las encuestas favorables en un 73% a seguir en la moneda única.
Si la coalición de Tsipras tiene problemas internos, la forma más desleal de dirimirlos es no asumirlos con entereza y, al contrario, trasladarlos a la sociedad para que sea esta la víctima de la bipolaridad. Resulta además infantil solicitar una prórroga del rescate hasta el día del referéndum precisamente a aquellos contra cuyas propuestas se pretende organizar ese mismo referéndum. Se entiende que Tsipras y los suyos se sientan emparedados entre la utopía de sus promesas y la realidad política continental, pero no hasta el punto de que, mientras vejan a sus acreedores —con expresiones como las de “criminales”, y términos como “chantaje” y “pillaje”— les pidan ayuda contra ellos mismos.
Si Tsipras parecía haber iniciado el camino hacia un cierto pragmatismo, lo colma ahora de insensateces. No por ello el Eurogrupo debe perder los nervios ni las formas, sino atenerse a sus deberes: dejar siempre expedita la eventualidad de un retorno al pacto y proteger especialmente del contagio a sus socios más débiles. Este drama es muy grave para el euro y para Europa. Que no se convierta en tragedia".
La Nación, Argentina, 10 de febrero de 2004: "Una negociación de "buena fe" requiere, entre otros atributos, de cierta prudencia para llegar a buen puerto. No es esto lo que ocurrió en las últimas ocho semanas. El FMI demoró sin motivo la aprobación de la primera revisión del acuerdo que la Argentina habría cumplido con creces. Y esta actitud, aparentemente aclarada en la cumbre de Monterrey, volvió a desatar un discurso presidencial combativo que poco ayudó a mejorar el clima de la negociación. La estrategia de confrontación que a Néstor Kirchner le aporta puntos en las encuestas de popularidad (7 de cada 10 argentinos lo apoya) sólo sirve para provocar desconcierto en el exterior. Allí nadie olvida que la Argentina lleva más de dos años en cesación de pagos, aunque pocos reparan en que de ese lapso sólo un tercio corresponde al actual gobierno.
La breve declaración que emitió el Grupo de los 7 (G-7) el sábado último revela que varios de los países que controlan el directorio del FMI son receptivos a la presión de los acreedores externos y que la Argentina no dispondrá de todo el tiempo que necesita para sentarse a negociar formalmente la salida del default, por unos US$ 88.000 millones.
La Argentina necesita tiempo para seguir recuperándose, pero no es lo mismo obtenerlo con una negociación abierta que desenganchándose del mundo.
Para el Gobierno tampoco es negocio extender los plazos: cuanto más se demore la salida del default, se comprometerá la tasa de crecimiento a mediano plazo de una economía que necesita más inversiones.
Probablemente el inflexible discurso de quita de 75% o nada, que tan buenos réditos políticos deja en el plano interno, deba dejar paso a una negociación más racional con los distintos y numerosos grupos de acreedores.
Desatender el interés nacional sería exactamente lo contrario".
Más:
Grecia resiste: histórico discurso de Tsipras

sábado, 27 de junio de 2015

"¿Qué m... está haciendo Cristina?"

"Lo que está haciendo Cristina es promover el gobierno del partido. Y preservar al partido de gobierno. Un partido que, naturalmente, es conducido por el kirchnerismo. Todos y todas bajaron a las listas. Comenzando por su candidato estrella, Daniel Scioli y siguiendo por los ministros y los referentes de La Cámpora, incluido su fundador.
Otra postal de esta nueva fase de la institucionalización del PJ es que nunca hubo un cierre de listas como éste, en el que los jefes partidarios provinciales tuvieron tan poca influencia en el armado de las listas. Hasta conflictos de medianoche por diputaciones provinciales y concejalías en las provincias más alejadas de la Capital se dirimieron llamando al comando central kirchnerista. De seguir las cosas así, toda una biblioteca politológica podría terminar en la basura.
¿Y por qué, aquí y ahora, amaga con predominar el partido sobre el candidato? Esto no debería sorprendernos tanto, porque está en la esencia de nuestro sistema escrito. En principio, hay algo novedoso en el fin del Gobierno de Cristina Kirchner: ni Raúl Alfonsín ni Carlos Menem, ni mucho menos Fernando De la Rúa, habían terminado sus gobiernos con alta imagen positiva, una economía funcionando –con los problemas que le conocemos, pero sin estallar por los aires– y con los resortes aceitados del poder partidario. Por el contrario, cada uno de ellos, y cada uno de sus sucesores, tuvo que reconstruir la gobernabilidad a partir de un big bang electoral, que siempre trajo aparejado un discurso refundacionalista. Si Scioli gana las elecciones, y más aún si lo hace en forma contundente, habrá recibido buena parte las fuentes de su poder electoral del Gobierno anterior, y no necesitará tomar el riesgo de arrancar de cero. La política no está hecha sólo de personalidades: si Néstor Kirchner hubiera recibido de Duhalde el 45% de los votos, alta imagen positiva y un engranaje político exitoso, la relación entre ambos hubiera sido mucho más armónica. El escenario que ahora se asoma es claramente otro.
Si gana las elecciones, Scioli no será el chirolita de Cristina. El Presidente será él, con todo el lote de poderes constitucionales del puesto, y él habrá sido el receptor de todos esos votos que confieren poder y popularidad. A no engañarse. Tendrá que introducir algunos cambios, de los que seguramente ya conversó con Cristina Kirchner y Carlos Zannini. Pero su gobierno, que tendría una identidad propia, no estará conminado a romper con lo anterior, como sucedió con todos los anteriores. Esa es otra característica de la fase de institucionalización partidaria que se viene".
Fuente
"La Presidenta advirtió que no designaría a su sucesor y que el candidato era “el proyecto”. De esa manera les abrió a todos la posibilidad de “jugar por adentro” y evitó las fugas hacia otros espacios. Otra decisión personal de Cristina fue no ser candidata. Así logró desairar a la oposición que durante mucho tiempo sostuvo que la (insólita) elección de representantes para el Parlasur se hacía para que ella fuese candidata y tener fueros luego del 10 de diciembre. Y, además, al no ser candidata la sociedad no la ve formando parte de la pelea electoral y deja de ser el centro de la crítica opositora. Esos factores ayudan a mejorar su imagen.
Finalmente, la Presidenta corrió de la escena a dos personas muy deterioradas. César Milani pasó a retiro y, si esa figura existiese para los civiles, hizo lo propio con Amado Boudou.
La oposición tiene tiempo para recuperar terreno porque los deseos de cambio están presentes en la sociedad y hay razones para ello. Pero un primer paso que debe dar es el de no precipitarse a lecturas apresuradas del escenario político. Anticipar cosas que luego no se cumplen –veto a Scioli, Cristina candidata, crisis económica, preferir que gane Macri, etcétera– le restan credibilidad al mensaje de los candidatos opositores".
Fuente

viernes, 26 de junio de 2015

¡Otra cadena nacional más!

¿Cuántas van ya?
Esa manía por copar todos los medios ya cansa.
Y la repetición de lo mismo, ya conocido.
Todo en el marco de la campaña electoral.
Desfachatadamente.
"Esta utilización en cadena nacional para hacer campaña es una flagrante violación de la ética política.
Tienen todo el derecho a hacer campaña, pero no por cadena nacional.
Nos lleva a una involución brutal del sistema democrático.
No nos lleven al chavismo, que atrasa, divide a un país y lo lleva al fracaso.
Alguna vez deseé que nos llevaran al futuro.
Con actos como esto, nos lleva al pasado, que significa división y fracaso".
Al pasado reciente, cuando ese hijo de desaparecidos había dejado así de chiquitos al rabino y a Lilita.
Tuvieron que recurrir al video de la agente de tránsito.
Ahora, parece que el chicanero había estado demasiado bien, que fue necesario desempolvar el video de la vedette.
Video que rápidamente tomó a todos lo medios, que les daba vergüenza saber que era una maniobra para perjudicar al candidato K, pero no les quedaba otra que tocar el tema.
Así lo marcaba la rutina, no sólo de su programa, sino la tradicional, esa cadena potentísima, que otra vez se salió con la suya.
Inspiración

jueves, 25 de junio de 2015

Meet Zannini

"Por defender al gobierno de Ricardo Obregón Cano, terminé preso en el D2 y me torturaron. Como había que mandar a los detenidos al juzgado federal todavía, me encerraron en una habitación muy chica con otro que también había sido torturado, mucho más que yo, el Chicato Mosé. Después lo asesinaron y le aplicaron la ley de Fuga.
En la noche, en la primera noche después de la tortura, cuando vimos que no había guardia cerca, cuando comprobamos bajo la capucha que estábamos los dos solos, nos juramentamos los dos para construir un mundo sin tortura. De ese tipo de gente soy. Los torturados que no quieren torturar. los que se abrazan a eso para que haya derechos humanos, los que trabajan para que haya justicia y castigo que hoy estamos viendo.
Yo estoy orgulloso de formar parte de a un  proyecto político que no tomó venganza, hizo actuar al Congreso, exigió que la Justicia actuara y los culpables están recibiendo condena. Ese es el tipo de persona que soy. Tenemos una pasta especial.
Para recibirme da abogado, luego de salir de la cárcel, trabajé en un frigorífico de mi familia. Mi padre, El Toto, era albañil, era de la comisión de la Uocra y a la noche trabajaba de mozo en los bailes de cuarteto. Mi vieja no sólo era ama de casa; lavaba ropa para afuera y limpiaba casas. De ahí vengo yo, fui a la escuela y universidad pública, y para poder viajar de Villa María a Córdoba trabajaba para poder comprar el abono,
Una vez cortando fiambre, se me ocurre quejarme: "Loco, no doy más". Al lado de mí, estaba Juan, que me dijo: "Carlos, pero vos te vas a ir. ¿Y yo que me quedo?": Nunca más me quejé".

miércoles, 24 de junio de 2015

Lanata ahora defiende a un juez PRO-dictadura

El domingo, en su programa PPT, había advertido que el kirchnerismo andaba echando jueces sin el correspondiente jury de enjuiciamiento.
Cuando dijo "Santiago Ulpiano Martínez", ese nombre me sonó.
Estaba seguro que había leído de este juez hace muy poco
Efectivamente, el viernes pasado:
"En el Consejo de la Magistratura, se dictaminó a favor del pedido del desplazamiento de su cargo de Santiago Ulpiano Martínez y declaró nula la designación de Claudio Pontet.
Durante toda la mañana de hoy estuvo sesionando el plenario con la presencia de numerosas personalidades de los Organismos de Derechos Humanos. Desde Bahía Blanca participaron de la misma Eduardo Hidalgo y Alejandra Santucho de APDH e H.I.J.O.S Bahía Blanca.
Entre los pedidos estaba que los jueces Santiago Ulpiano Martínez y Claudio Pontet sean rechazados por “maniobras de obstaculización y parálisis” en causas vinculadas a la última dictadura.
Abuelas de Plaza de Mayo junto  a otros organismos convocaron a una manifestación en las puertas del Congreso de la Magistratura, en el microcentro porteño.
En el comunicado que lleva la firma de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels), Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora e H.I.J.O.S. Regional Capital en la Red Nacional, se convoca a las 9 al edificio de Libertad 731, sede del Consejo de la Magistratura, “frente a las reiteradas maniobras de la Corporación Judicial en Bahía Blanca en los procesos judiciales por crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico-militar, en particular las causas en los que se investiga la responsabilidad del poder mediático, eclesiástico y judicial”.
Los organismos señalan como “paradigmáticas” las causas Massot, Vara y Sierra Girotti, “en las que se han perpetrado constantes maniobras de obstaculización y parálisis” por parte del juez subrogante Santiago Ulpiano Martínez y su secretario Mario Fernández Moreno, del Juzgado Federal 1″.
Según se indicó, “el caso más escandaloso, y varias veces denunciado ante el Consejo, fue la designación que hizo la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca de Claudio Pontet como juez federal ad hoc de estas tres causas, violando así la ley de subrogancias, que dispone que es el Consejo el que tiene la facultad de designar jueces subrogantes”.
En su último encuentro, el jueves pasado, la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura dispuso la citación por mal desempeño de Santiago Ulpiano Martínez para el 14 de agosto próximo.
En tanto, la Comisión de Selección de Magistrados del mismo órgano emitió un dictamen recomendando al Plenario de ese cuerpo la no ratificación de las designaciones de Martínez y Pontet como subrogantes del Juzgado Federal número 1.
La Unidad Fiscal de Derechos Humanos de Bahía Blanca había recusado a Claudio Pontet como nuevo juez subrogante de la causa que investiga a Vicente Massot, director del diario La Nueva Provincia, por su participación en delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.
Los fiscales Miguel Ángel Palazzani y José Nebbia presentaron la recusación horas después de que la Cámara Federal de Apelaciones bahiense designara a Pontet, acto que consideraron de “nulidad absoluta” y pusieron en duda la “imparcialidad” del magistrado en la causa".
Lanata, por su parte, aseguró que Martínez era removido por tratar de investigar a Lázaro Báez.
Y le hizo una nota en radio Mitre junto a Magdalena Ruiz Guiñazú.
Sin preguntarle por su comportamiento en las causas de lesa humanidad.
Martínez, quizás incómodo por ese ocultamiento, al final hace referencia, pero como al pasar.
Cuando lo despide, Lanata le dice a Martínez: "Ténganos al tanto".
Más:
La protección de Martínez a Massot

martes, 23 de junio de 2015

Vuelve el entrañable "Somos la mitad que mantiene a la otra mitad", pero con copia

Artero ejercicio de copia entusiasmada de tanto antikirchnerismo ciego el del ladero de Mariano Grondona (y por estar al borde de quedarse con el programa en Canal 26, ante la endeblez de la salud del doctor).
Ayer, en Cadena3 (Córdoba) se despachó: "Yo pondría de titulo: Dos países, el que produce y el que recibe. Las elecciones van dejando clara muestra de cómo se podría dividir el país hoy: hay una franja del país que produce, más vinculada a la franja central de Argentina que viene castigando al gobierno en las urnas y así será seguramente: Santa Fe, Córdoba, Río Negro, Mendoza. Es la franja del país que se resiste, que no quiere ni autoritarismo ni un gobierno extractivo. Después, está el otro país que recibe, que vive del reparto y ruega que no se acabe el reparto. Es hora de que establezcamos qué queremos. ¿El país que produce o el país que recibe? Hay 18 millones de personas que reciben beneficios del Estado. Subsidios, los esenciales y los otros. Los esenciales son los básicos. Los otros son los de la Argentina prebendaria. El modelo extractivista, de reparto a mansalva, tiene pies de barro, en algún momento se acaba, ruega que por favor -sea Scioli, Zannini o como se llame- nada cambie, y siga recibiendo lo que ha recibido hasta hoy. La verdadera grieta es entre los argentinos que pagan los impuestos y los argentinos que disfrutan de los impuestos que pagan otros".
El escritor del Nunca Más cacerolo parece que leyó a Pagni, en La Nación, el lunes de la semana pasada: "De nuevo aparecen dos países, diferenciados por la complejidad del tejido económico y social y por sus distintas vinculaciones con el Estado. El kirchnerismo tiene enormes dificultades para imponerse en las regiones donde prevalecen los aportantes de impuestos. Las mismas que presentan las fuerzas de oposición para hacer pie en aquellas en las que predominan los consumidores de impuestos, condenados a depender de un subsidio para poder sobrevivir. Esta distinción, que estuvo siempre sugerida, se ha vuelto más marcada. Como si la Argentina tendiera a ser Brasil, donde Norte y Sur votan enfrentados. Es la fisonomía electoral del populismo".
El domingo, Rossi, ante la visita de Scioli a 678, tuiteaba y calificaba, a sus odiados colegas, de "choros".

lunes, 22 de junio de 2015

El renunciamiento histórico del que nadie se enteró

El diputado nacional Fernando Iglesias comunicó mediante su cuenta de Twitter que no será candidato a legislador para el Parlasur por la alianza Cambiemos, que integran su ex socia Elisa Carrió (CC-ARI), Mauricio Macri (PRO) y Ernesto Sanz (UCR).
"Dado que durante meses anuncié lo contrario y muchos me lo preguntan, me veo obligado a aclarar que no seré candidato al Parlasur", escribió Iglesias ayer, y comenzó a recibir el pésame de algunos seguidores.
Por ejemplo, el periodista argentino radicado en Estados Unidos, Andy Jud, le preguntó "¿qué pasó?". Iglesias le contestó con una frase de Aníbal Fernández: "Se imponen las condiciones de la jefa del Movimiento y no se discute más". Una obvia alusión a Elisa Carrió, con quien el porteño ha tenido una relación ambivalente.
Iglesias ya había perdido la posibilidad de renovar su banca como diputado nacional en 2011, cuando la escasa performance electoral de la chaqueña lo dejó fuera del Congreso Nacional, a pesar de haber defendido a capa y espada las causas del incipiente cacerolismo pro-carriotista.
Ahora, esta era la posibilidad de Iglesias de volver a un cargo legislativo, pero las preferencias de Carrió y sus nuevos aliados fueron para el lado de la santacruceña Mariana Zuvic, su íntima colaboradora y denunciadora serial de la familia Kirchner en el sur argentino.
Hace tiempo atrás, Zuvic llamó la atención de la prensa rosa por el fastuoso festejo de su cumpleaños, que incluyó un set de efectos especiales y una caracterización como Lara Croft, la heroína del videojuego Tomb Raider.
Zuvic es esposa del empresario radical de supermercados Eduardo Costa, y aporta frondosos fondos a la campaña de Carrió, a pesar de que también tiene que financiar los sueños de gobernador de la provincia de Santa Cruz del propio Costa, que enfrentará en las elecciones provinciales al actual mandatario, Daniel Peralta.
Zuvic ganó protagonismo a nivel nacional cuando, el año pasado, acusó falsamente al hijo presidencial Máximo Kirchner de incendiar un supermercado de su propiedad en la provincia de Chubut. Hasta su marido salió a desmentirla para intentar salvarla del papelón.
Mientras tanto, Iglesias participaba de la presentación de los libros de Carrió, confiado que la cercanía geográfica iba a primar sobre la patagónica. Complementaba esa tarea de seducción hacia la diputada con su intento de crear la ong Cultura Porteña, de la que se desconoce si llegó a juntar los avales necesarios para presentar candidatos en las elecciones de la CABA.
Tampoco le valió a Iglesias hacer alarde de ser especialista en Globalización, supuesta capacidad que lo llevó en su momento a autoproclamarse como presidente de la Democracia Global y miembro fundador de un Parlamento Mundial, del cual llegó a editar un libro.

domingo, 21 de junio de 2015

La falsa teoría de los fueros: el amargo caso de Julio Bárbaro #RelatoAntiK

El analista de medios para Clarín no logró ni ser candidato a vice de De la Sota, que prefirió a la Rucci.
Seguirá dando vueltas por los medios del Grupo, despotricando contra el kirchnerismo que, según él, fundó con Néstor en El Calafate. Ni Alberto F. lo acompaña, consciente del poderío K para las próximas elecciones.
Pero el padre de Carmela fue uno de los tantos exponentes de la teoría que ayer se terminó de desmoronar: que La Shewua iba a ser candidata a algo con tal de seguir teniendo fueros que la protegieran de todas las causas judiciales con las que el sector republicanista del país intentará meterla presa luego del 10 de diciembre.
Luego de la confección de las listas (proceso que finalizó anoche), se confirmó que Cristina no será candidata a nada.
Ante esto, ¿qué debería hacer un republicanista honesto intelectualmente?
Veamos.
En abril, Bárbaro sentenció: "El ciclo histórico del kirchnerismo está agotado. Ellos no se lo quieren bancar, pero ya está. Los menemistas cuando se iban eran exactamente lo mismo: lloraban, pataleaban. Pero tuvieron que irse. De hecho, a Cristina la historia le va a reservar el mismo lugar que a Menem: con fueros y sin dignidad".
En octubre del año pasado, había atacado: "La concepción conspirativa de la historia nos pone a imaginar cosas que ellos no imaginan. Para imaginarse abajo del poder hay que tener una voluntad y una grandeza... Si en lugar de bajarse del poder, el poder te tira, te lastima cuando te caés. El poder la tira. Cuando llame a cadena nacional va a haber un fotógrafo con una maquinita. Es patético. Los enamorados del poder cuando lo pierden se vuelven patéticos. Ella es igual que Menem".
Hoy, ante la evidencia de la vana operación que ayudó a instalar, hace como si nada: "La Presidenta acomoda todo para asegurar su continuidad en el poder, y la vigencia permanente de la impunidad. Siembran el miedo a los que sentimos que no soportamos que sigan gobernando, miedo a que se imponga este autoritarismo mediocre y enfermizo, que dice ser de izquierda o progresista, e insiste con  el cuento de “los grupos monopólicos”".
Un compañero de ruta de Bárbaro, Ricardo Roa, hoy en Clarín, es más elegante en el error: "Se esperaba ver a Cristina en la lista pero no necesitará estarlo. Ha puesto al vice, que será a la vez presidente del Senado, y al gobernador de Buenos Aires y fichó a los diputados, incluido Máximo. Controla los servicios de inteligencia, los fiscales, el aparato de propaganda y los organismos clave del Estado. En caso de ganar, Scioli deberá enfrentar los problemas económicos y sociales reales y torcerle el brazo a Cristina o resignarse a ser un presidente formal, simplemente flotando mientras La Cámpora gobierna en una grotesca reversión del vínculo Cámpora-Perón del 73".
Tantos otros que se esmeraron en cimentar otra de las operaciones del desgajado #RelatoAntiK, hoy hacen silencio.
Desde el 10 de diciembre la tendrán a La Shewua toda para ellos y sus brazos judiciales independientes.
La contraparte de este ínfimo saldo para los opositores es que lo harán desde la más absoluta inferioridad de fuerzas, como esta semana desnudó: la descarnada prepotencia del kirchnerismo se encamina a un nuevo triunfo electoral, ante el desmadre y la insignificancia mediático-opositora.

sábado, 20 de junio de 2015

"Luis: me vinieron a buscar las Fuerzas Conjuntas. Hay comida en la heladera"

"Encontré entre mis papeles una joyita (así la considero yo). Una nota fechada el 9 de Julio (creo que de 1976) escrita por mi madre y dirigida a mi padre. Mi abuela la conservó en su Biblia y me la dio poco antes de fallecer. La nota dice lo siguiente: "Luis: me vinieron a buscar las Fuerzas Conjuntas. Hay comida en la heladera".
Qué grande Graziella, mi madre...
Mi madre nació el 22 de febrero de 1953. Su padre fue un ingeniero agrónomo que sufría de distrofia muscular. Esto determinó un signo de interrogación en esa familia de cuatro hijos y conllevó una gran responsabilidad para mi abuela Hebe que no sabía si de un día para otro no tendría que hacerse cargo de toda su familia.
Graziella, la hija menor, se crió en la granja de mis abuelos en Solis Chico a la altura de la ruta 8. Asistió a la escuela y luego al Liceo Brause de Pando. A pesar de que ayudaba con las tareas domésticas y de la granja (mi abuelo era avicultor- Cooperativa CANAVI), se destacó como una alumna sobresaliente, siendo incluso abanderada.
En 1969, en el Brause, en el curso de matemáticas, conoce a mi padre (que en ese mismo año se afilió al Partido Comunista de Canelones) y pronto se ennoviaron.
El 26 de febrero de 1973 se casaron cuando ya la dictadura se aproximaba, cual tormenta sobre el destino de todos los uruguayos.
Dada la militancia de mi padre, debieron pasar a la clandestinidad y no fue fácil, como para tantos uruguayos, la vida en esas circunstancias.
En 1976, mi padre es destituido de su cargo de profesor de Matemáticas, al cual había accedido por concurso de oposición y méritos. Ya en 1985, con la ley de Restitución de Funcionarios Públicos, retornó a su trabajo en el Liceo Brause de Pando.
Luis fallecería finalmente y de forma súbita (ataque al corazón) el 23 de mayo de 1999. Pero el mundo no deja de sorprenderlo a uno y en 2014 se concretó una iniciativa de varios integrantes de la comunidad docente del Liceo Brause, por la cual la Sala de Profesores del liceo lleva de ahí en más el nombre de mi padre: "Sala de Profesores Luis Rodríguez Borreani"
Para mi madre, apoyar a mi padre en la clandestinidad, significó muchos sacrificios, familiares, laborales, personales, pero siempre lo acompañó.
Creo ciertamente que mi madre se merece todos los comentarios que se han hecho sobre lo que hizo y cómo lo hizo, pero reitero, es una persona muy humilde y de muy bajo perfil.
Sin lugar a dudas, la conciencia histórica de los pueblos se siente de forma clara y concisa y ayuda a construir memoria. Los héroes anónimos abundan y fueron los que, con sus pequeños o grandes gestos, hicieron la diferencia con su resistencia para poner fin a ese régimen oprobioso".

Por Pablo Rodríguez
Montevideo, Uruguay

viernes, 19 de junio de 2015

La progre y la peroncha: "Cristina se equivoca"

El progre piensa todo lo que dice el líder, antes de apoyarlo .
Y el peroncho obedece y apoya todo lo que dice el líder, antes de pensarlo.
Los progres son puristas. Los peronchos pragmáticos.
Los progres para confiar en un líder, le buscan la quinta pata al gato.
Y los peronchos con la palabrita lealtad, resumen todo, y apoyan lo que venga.
Creo que cortar un ala, tiene sus consecuencias.
Si bien era un niño y no votaba, si hay algo que le agradezco a los 90 es el haberme enseñado a no comprar cualquier mierda que me quieran vender, con el escudito del PJ.
Y con el manco, siento que me quieren vender mierda con el escudito del PJ.
El peroncho es así de cabeza. Si no comprás cualquier mierda con el escudito del PJ, sos un gorila vendepatria.
26 años después, habiendo vivido neoliberalismo, fragmentación social y casi desintegración de este país, creo que se está repitiendo la historia de 1989.
Por eso, si bien creo que la doctrina peronista es la única que de verdad cambió el país, cuando fue bien aplicada.
Esa lógica idiota peroncha, que bajo conceptos dialécticos como Unidad y Lealtad, bajo los símbolos de El General, La Marchita y el Bombo., le hizo comer 10 años de Turco a todos los argentinos, y jamás pidió perdón.
El progresismo también se debe hacer cargo de esa realidad.
De que cada vez que el barco navegó mejor que nunca, el capitán siempre fue peronista.
Y en nombre del progresismo anti-peronista, los argentinos se tuvieron que comer un gobierno como el de Chupete.
Néstor y Cristina son peronistas.
Pero Cristina se equivoca en manejar a este movimiento como si fuera el viejo PJ.
Muchos votantes se quedan huérfanos. Millones me animo a decir.
La soberbia peroncha se puede llevar puesto el movimiento político más grande de la historia.
Y Cristina se tiene que hacer cargo de lo que decidió.
Si el traidor va por ella, ella es quien lo puso. Y se tendrá que fumar las consecuencias.
Esta lógica peroncha de vivir la política como si fuera un sentimiento futbolero se puede llevar puesto un país. No es joda.
Pero a este país lo reconstruyeron Néstor y Cristina, y los 2 son peronistas.
Pero lo que se hizo es meternos en un callejón sin salida, y tenemos 2 sellos para clavarnos en la frente, ovejita compramierda del PJ o gorila traidor.
Yo no soy ni ovejita compramierda del PJ, ni gorila traidor. Yo pienso.
Y la verdad, me da igual lo que pase en octubre. Creo que van a ser 4 años de mierda, gane quien gane.
Ojalá vuelva Cristina en 2019.

Por Fernando Rengo
Espacio Carta Abierta

jueves, 18 de junio de 2015

Renunció Randazzo: la confusión de Clarín

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández , aseguró esta mañana que el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo , "desistió de la candidatura presidencial" y que tampoco será candidato a gobernador bonaerense, aunque aclaró que no va a renunciar a su cargo en el Gabinete.
Era de una de las posibilidades que se barajaba en diferentes ámbitos políticos, luego de la reunión de Randazzo con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, ayer, en la residencia presidencial de Olivos.
Sin embargo, el diario del Grupo se la jugó en tapa, y perdió.
Confusión que se evidencia, en estos momentos, en su sitio web, ante la confirmación de Anímal de que se terminó el sueño de La Florería.
Y continúa el de él...
Aunque también siguen las diferentes versiones.
Según TN, "el kirchnerismo evaluaba la fórmula Domínguez-De Pedro para la gobernación y Aníbal Fernández para diputado nacional, seguido en un tercer o cuarto lugar por el hijo de la presidenta, Máximo Kirchner".
ACTUALIZACIÓN (11 hs)
Párrafos de la carta de La Florería a La Shewua: ACTUALIZACIÓN (12,39 HS)
La carta completa

miércoles, 17 de junio de 2015

Todos los comisarios políticos de Clarín #Zannini #Vice

04/07/10: "Acostumbran a criticar a sus colegas, se jactan de decir lo que piensan, son jocosos cuando descalifican a los que piensan distinto. Pero si al Gobierno no le gusta un invitado o no está conforme con la edición de un video, el programa que se ocupa de denigrar al periodismo tiene que cambiar sus contenidos o directamente no sale al aire. Así lo establece el contrato que firmó la productora que conduce Diego Gvirtz, “responsable” (entre comillas) del ciclo ultrakirchnerista “6,7,8”.
La Radio y Televisión Argentina (RTA), que agrupa a todo el sistema mediático oficial, hasta ahora fue conducido por el cineasta Tristán Bauer. Fue él quien firmó los contratos con la productora (en total, cuatro), que establecen los pagos -por más de 11 millones de pesos al año- y el control de contenidos.
Establece que Bauer designa a una persona de su confianza, una especie de delegado o comisario político, al que la productora le debe permitir y “garantizar el acceso a todas las locaciones y estudios de post-producción”. También puede “asistir a las principales reuniones de producción”. ¿Hay más? Sí. La productora está obligada por contrato a informarle al canal quiénes serán sus invitados y a cambiarlos si al canal no les agrada".
12/02/11: "El nombre clave, sin embargo, es el de Eduardo “Wado” De Pedro, miembro del directorio de Aerolíneas, comisario político de La Cámpora y verdadero mandamás en la cartera de Justicia".
24/06/11: "Abrir candidaturas, en la Provincia, sería evitarle a Scioli el desagrado de tener que soportar la designación como vicegobernador de Gabriel Mariotto, bonaerense con actuación política en Lomas de Zamora pero sobre todo la cara visible de la política de medios kirchnerista. Los hombres del gobernador y del aparato territorial peronista ven a Mariotto como un virtual comisario político enviado por la Casa Rosada a controlarlos".
03/12/11: "Todavía no asumió la vicegobernación, pero Gabriel Mariotto quiere transformarse en el comisario político de una “gobernación paralela”. En medio de las fricciones con el gobernador Daniel Scioli, Mariotto ya abrió otros dos frentes de conflicto: con intendentes y movimientos sociales".
20/06/12: "La designación de un periodista K en la gerencia de Contenidos de Radio 10 y C5N generó ayer el rechazo de conductores de esos medios.
Y esta mañana, conductores de Radio 10 criticaron la llegada de un "comisario político" del Gobierno.
Así lo definieron al aire esta mañana, durante el "pase" que realizaron Marcelo Longobardi y Eduardo Feinmann, quien condujo el programa de la media mañana pues Oscar González Oro decidió no ir a la radio este miércoles feriado.
Al aire, Longobardi criticó la designación de Javier Romero como gerente de Contenidos de esa radio y de C5N. "No estoy para comisarios políticos", aludió a Romero, quien llega a los medios comprados por el empresario Cristóbal López pero por una imposición del Gobierno nacional, a través del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.
"Comisarios políticos no, lo único que nos faltaba es un comisario político", dijo el periodista quien disparó: "Barrer el piso, no sé qué hará este señor Romero", indicó Longobardi".
29/09/12: "Para la diputada Laura Alonso (PRO), Sabbatella “no cuenta con la formación profesional requerida para el cargo, sólo es un militante de alto rango”. Según su visión, Sabbatella “es un comisario político que sólo le brindará un servicio a la Presidenta: destruir a un grupo de medios y controlar al resto . Además, debería renunciar a su banca de diputado por incompatibilidad manifiesta y violación de la Constitución”, afirmó Alonso, al igual que la diputada Victoria Donda, del Frente Amplio Progresista".
21/12/12: "El 7D fue el último día que la conductora de Telefe Noticias, Cristina Pérez, condujo su programa Aires de Tarde en Radio del Plata, que iba de 14 a 17 horas.
Si bien en la radio de Electroingeniería, cuyos contenidos maneja Claudio Villarruel, anunciaron que están renovando la programación, Clarín supo que la salida de Pérez no fue de mutuo acuerdo.
Paradójicamente, Villarruel fue quien la convocó a Pérez para conducir el noticiero de Telefe, hace diez años, cuando ella dejó el noticiero de Canal 9 y él estaba a cargo de la programación del canal de Telefónica. Pero en Radio del Plata la relación no fue la misma, ya que según algunos periodistas de la emisora, Villarruel pasó a ser una suerte de “comisario político” del Gobierno nacional".
28/07/13: "El problema es que el kirchnerismo, con su sectarismo genético y su incapacidad para abandonar el papel de comisario político que le encanta ejercer, está volviendo de a poco a su tamaño original, rompiendo alianzas, prefiriendo la rigidez y la arbitrariedad a la política más amplia".
09/12/14: "Hoy Cristina se presenta en la tierra de Sabbatella, su socio menor, empleado en la grilla K y comisario político en la AFSCA. El sábado tiene agendado una gran fiesta en la Plaza de Mayo, los fastos de sus once años en el poder. Nunca le interesó la celebración del retorno de la democracia, como no haya sido para ponderar su propia épica".
06/01/15: "Los diputados nacionales del Frente Renovador Graciela Camaño y Adrián Pérez anticiparon que esa fuerza pedirá el juicio político de la procuradora. "La designación masiva de fiscales afines al Gobierno y el desplazamiento de otros de forma arbitraria demuestra que el interés de Gils Carbó no es el de proteger los intereses del Estado y sus ciudadanos, sino los del Gobierno que la designó. Actúa más como un comisario político que cómo una funcionaria de la República", sostuvieron".
11/03/15: "Víctor Ramos, hijo del histórico dirigente Jorge Abelardo Ramos, aseguró hoy que otra vez gente de la ministra Teresa Parodi y del camporista Franco Vitali le pidieron su renuncia como miembro del Instituto Dorrego.
"Víctor Ramos responsabiliza a La Cámpora de esta situación en la figura de Franco Vitali, el 'comisario político' del Ministerio de Cultura. Vitali dio la orden: 'Si  no sacan los libros de Jorge Abelardo Ramos, que los quemen!'"".
10/05/15: "Como si fuese un comisario político de Kicillof, su segundo, Emmanuel Alvarez Agis, monitoreó personalmente la resolución final sobre Ganancias, aunque había sido el autor del precario cuadro del lunes. Pero la medida fue hecha por los técnicos de la AFIP, buscando ceñirse rigurosamente al marco legal para no cargar con el costo de errores ajenos".
17/06/15: "“Que el comisario político del Gobierno y el encargado de todas las operaciones sucias contra los medios, la oposición y las empresas vaya como vice demuestra que Scioli es más kirchnerista que Cristina. Zannini es el Maduro de Chávez”, comparó la macrista Patricia Bullrich. “Es evidente que si gana Scioli no va a gobernar. Le pusieron al guardacarcel. Está claro que si la gente elige a Scioli gobernará La Cámpora”, advirtió el massita Gilberto Alegre.
Por su parte, Elisa Carrió, diputada por la Coalición Cívica y precandidata, dijo que “Zannini es peor que Máximo. Es el golpe contra Scioli”".

martes, 16 de junio de 2015

El cacerolismo antiperonista de La Nación suma un nuevo hermoso capítulo

Ni la aplastante derrota de Pichetto pudo moderar el miedo a una nueva derrota nacional (está bien, la performance de Perotti aguó los festejos. Ni qué hablar de los chanchullos de los impolutos socialistas y macristas).
Para colmo, La Shewua ayer anunció ("ca-de-na-nú-me-ro-24") aumento de la AUH y las otras asignaciones. Y mandó otra fórmula inentendible para Moralito y Pato al Congreso. Habrá que oponerse, che, como en el aquel hito cacerolo de decirle que no al aumento de las jubilaciones.
¡Qué tiempos aquellos, cuando el kirchnerismo iba a perder!
¡Por supuesto que este nuevo anuncio populista no va en tapa!
Ahora, sí. Va ésta: "El 17,6% de los chicos no accede a un desayuno adecuado".
Tomen. Sáquenle una foto.
Y de paso, va la editorial de hoy: "No son pocos quienes consideran que, cuando se haga un balance objetivo de los logros del kirchnerismo, los planes sociales posiblemente figurarán entre los aciertos de una gestión que se prolongó a lo largo de 12 años.
Sin embargo, dos argumentos refutan esa posibilidad. En primer lugar, un plan de ayuda social jamás puede ser un logro, pues se trata de una medida de forzosa índole provisoria para hacer frente a una emergencia y asistir a quienes lo necesiten hasta que el país supere esa eventualidad.
En segundo lugar, cuando se inquiere por el origen del dinero que financia esos planes, se advierte con sorpresa que proviene en su mayoría de fondos destinados a los jubilados.
En el mejor de los casos, son paliativos que hacen un poco más llevadera la prolongación de una situación crítica, pero que, por desgracia, terminan convirtiéndose en una forma de vida precaria y sus beneficiarios, en votantes casi obligados del partido gobernante por temor a que un régimen de distinto signo político se los quite.
Como agravante es preciso mencionar que, como anunció el titular de la Anses, Diego Bossio, en virtud de la nueva moratoria hay 516.992 nuevos jubilados en la Argentina que ya están cobrando su primer haber, con lo que se superó la cifra inicial estimada en 473.000. Si se incluye también la primera moratoria del kirchnerismo, en 2005, han sido incorporados al sistema de la seguridad social más de tres millones de beneficiarios.
En los 12 años de gestión kirchnerista no se atacaron las razones de fondo de la pobreza y la indigencia y se quiso paliar estos dos flagelos mediante los planes sociales, de claro sello clientelista, que constituyen un engaño, estafando a sus legítimos beneficiarios para hacerse de votos cautivos".
¡Kirchneristas tenían que ser!
Ayer el procesado Pagni aleccionaba con su cacerola whiskera, inolvidable: "Las elecciones de ayer reforzaron varios rasgos que parecen inamovibles en la política argentina. De nuevo aparecen dos países, diferenciados por la complejidad del tejido económico y social y por sus distintas vinculaciones con el Estado. El kirchnerismo tiene enormes dificultades para imponerse en las regiones donde prevalecen los aportantes de impuestos. Las mismas que presentan las fuerzas de oposición para hacer pie en aquellas en las que predominan los consumidores de impuestos, condenados a depender de un subsidio para poder sobrevivir. Esta distinción, que estuvo siempre sugerida, se ha vuelto más marcada. Como si la Argentina tendiera a ser Brasil, donde Norte y Sur votan enfrentados. Es la fisonomía electoral del populismo".

lunes, 15 de junio de 2015

¡Volvió el dictado! Elogios de Joaco y Edu van der Kooy a Wado

Joaco (La Nación): " El rumor más recurrente indica que la nominación a vicepresidente podría caer en el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, o en el secretario general de la Presidencia, Eduardo "Wado" De Pedro, un dirigente de La Cámpora que se caracteriza, al revés de casi todos sus compañeros de organización, porque carece de arrogancia. Con todo, Cristina, que tiene una singular pericia para equivocarse con los candidatos, podría optar por su hijo o por el ministro de Economía, Axel Kicillof. Cualquiera de los dos espantaría a muchos votantes. Scioli teme que la moneda caiga del peor lado".
Edu van der Kooy (Clarín): "El secretario General de la Presidencia va tomando un vuelo impensado en épocas pasadas, cuando era un diputado común. Se ocupa como nadie de la ingeniería electoral, en sintonía perfecta con las demandas de Cristina. Junto a Carlos Zannini, serían los artífices de la fortaleza política y judicial que edifica el kirchnerismo para resguardar la retirada. Al secretario Legal y Técnico se le adjudica la autoría de aquella madeja leguleya que acaba de sancionar el oficialismo en el Congreso.
De Pedro se convirtió en la meca obligada de los intendentes bonaerenses que abandonaron a Sergio Massa. Regresaron al FPV para cuidar el territorio y la caja. Uno por uno desfilaron en su despacho. Los hizo fotografiar. Como el general inglés, Jeremy Moore, con el general Mario Menéndez cuando rindió las islas Malvinas. Aunque les concedió cierta libertad para que dieran sus siguientes pasos. La mayoría optó por Scioli. Tanta generosidad hizo bochinche en la memoria maoísta de Zannini. El secretario pretende arrimar un poco de agua a las playas de Florencio Randazzo, el rival del gobernador de Buenos Aires.
Scioli se encuentra casi a diario, en su oficina céntrica del Banco Provincia, con el funcionario camporista oriundo de Mercedes. (...) El gobernador debió escuchar en las últimas horas una intensa exposición de De Pedro sobre la conveniencia de ordenar su sucesión en la Provincia. (...) La idea de Cristina sería dejar, como en la presidencial, sólo dos postulantes en la interna del FPV para la principal gobernación. De Pedro habría expuesto algún reparo sobre la continuidad de Fernando Espinoza. Aunque el intendente de La Matanza es pieza clave en el armado de Scioli. Estaría tan dispuesto a pelear que ya ungió sucesora en su comarca. Es la diputada nacional Verónica Magario".

domingo, 14 de junio de 2015

La massita, panelista: habla sobre Scioli, Macri, Randazzo y Kicillof

"—Las encuestas que usted maneja ¿cómo lo ubican?
—Nos ubican en tercer lugar, a cuatro puntos del segundo lugar y a siete puntos del primer lugar.
—¿De cuándo son?
—De hace nueve días.
—¿Por qué piensa que Macri es quien finalmente se instaló como representante del cambio, y no usted mismo?
—Porque habla de cambios sin decir cuál es el cambio. La Argentina está atrapada por los candidatos del silencio: Scioli no dice lo que quiere hacer porque Cristina lo reta. Macri habla de cambio sin decir cuál es el cambio. La Argentina necesita un cambio, pero no cualquier cambio: la Argentina necesita un cambio que cuide aquellos valores y aquellos logros que la sociedad ha conseguido: la asignación universal, una aerolínea de bandera pública, la recuperación de los ferrocarriles son temas que tienen que ver con la construcción del desarrollo de un país federal. Y hay que cuidarlos.
—¿Tiene mejor marketing?
—Claro, mientras nosotros hablábamos de nuestras propuestas de cambio, otros sólo repetían la palabra “cambio”, “cambio”, cual si estuvieran en la calle Florida ofreciendo dólares.
—¿Pero fue más efectivo?
—Porque el mensaje más simple es el que más rápido llega a la sociedad.
—¿Entonces su problema fue la comunicación?
—Elegimos el camino más difícil, el de tratar de explicar qué cambio queríamos. Vi su nota sobre la U [de Michael Porter] y efectivamente elegimos un camino difícil de posicionamiento de producto, pero yo creo que un político no puede ser marketing, tiene que ser ideas, convicciones, sueños.
—O sea… ¿es sólo mejor marketing?
—Claro, la propaganda oficial pesa mucho. Nosotros peleamos contra todos los aparatos: Estado nacional, Estado provincial, Estado de la ciudad. Nosotros somos la calle, no somos el aparato.
—¿Por qué Scioli suma tanto entre kirchneristas como entre independientes?
—Porque no dice lo que va a hacer.
—Pero Macri tampoco, y no gana entre los kirchneristas.
—No, pero Scioli se queda… digamos… en una actitud servil frente al kirchnerismo, que se ve reflejada además en la entrega de espacios de poder en la provincia de Buenos Aires. Hoy, la designación de jueces en la Provincia la maneja La Cámpora. Y me parece que, en ese sentido, hay como una decisión de mimetizarse con el kirchnerismo.
—Volviendo a la U de Porter: Macri se quedó con el cambio, ¿y Scioli se quedó sólo con continuidad, o también con algo de “cambio justo”?
—Es que Scioli… lo logra mediante un trabajo de comunicación. Hace veinte años que Scioli vive de la política, y sin embargo dicen que es nuevo.
—¿Cómo lo logra?
—Es que, cuando la política entra en crisis, Scioli se refugia en la farándula para despegarse de la política.
—Si Scioli ganase, ¿ se convertiría en una especie de Conde de Montecristo, que vengaría a todos los que lo humillaron? ¿O sería el caballo de Troya del kirchnerismo?
—Si Scioli es presidente, va a gobernar La Cámpora.
—¿No asigna ninguna posibilidad a que el discípulo se convierta en maestro?
—No pasó en la provincia de Buenos Aires, no veo por qué vaya a pasar ahora.
—Volviendo a la comunicación, ¿se podría decir que Scioli representa el significante concordia?
—No, yo creo que está parado en la continuidad, sin más, sin explicarla demasiado. Por eso confirma a Kicillof; por eso… digamos… va planteando…
—Si fuera sólo continuidad, no sería un candidato que le sume votos al kirchnerismo.
—Una parte de la sociedad que mira otros valores: la simpatía, el afecto sobre el candidato. No hace una disquisición tan fina de la cuestión. Le agrega, digamos, su costado farandulesco.
—Mónica López dijo que (Francisco) de Narváez jugó para Scioli y que era una especie de topo de Scioli.
—No la comparto.
(...) —Un peronismo fragmentado en dos significaría un cambio sistémico de la política argentina.
—Vamos a un cambio sistémico. El radicalismo, con la consolidación del PRO, tiende a desaparecer como partido, le nació un sustituto histórico. Esa es la crisis más importante de identidad que tienen los dirigentes radicales en la tensión en su relación con el PRO.
—¿Cambian para siempre tanto el peronismo como el radicalismo?
—Sí, claro. Y no es una casualidad, sino producto de cómo modificó el sistema de estímulos en el sistema de poder el kirchnerismo.
—¿Vivimos una transición, iniciada con la crisis de 2001?
—La crisis de 2001 define una matriz que después la falta de sistema no permitió que se lleve adelante. Lo que hizo fue poner blanco sobre negro un reclamo de sociedad de recambio. Y si usted mira quién era funcionario en una cosa en 2001, hoy es candidato a otra; no terminó sucediendo el “que se vayan todos”.
—Su pronóstico del PRO sustituyendo al radicalismo requiere que Macri siga en política los próximos veinte años.
—Yo creo que la apuesta silenciosa de algunos dirigentes radicales es que Macri pierde pero les sirve para consolidar poder y que eso les permite permanecer.
—Como el PMDB (Partido del Movimiento Democrático Brasileño) en Brasil.
—Exactamente.
—La historia demuestra que esas organizaciones sin personalismos son más perdurables.
—Pero depende de una coyuntura electoral de alto riesgo, ¿no?
—¿Por qué? ¿Existiría un futuro PRO sin Macri?
—No imagino que pueda tener supervivencia.
—¿Ese podría haber sido el error de cálculo de Gabriela Michetti?
—Sí.
—¿Qué pasó con (Mario) Das Neves en Chubut? Hace varios años era aliado de Macri, después del Frente Renovador, quiso pasarse para el Frente para la Victoria y la Presidenta lo vetó.
—No sé qué le pasó.
—¿Es un hecho aislado o un síntoma de lo que podría repetirse con Scioli?
—No, Scioli está haciendo mérito para que eso no suceda: cantando los cantitos de La Cámpora en un video, es casi un Scioli desconocido.
—Le escuché decir a usted que a Randazzo se lo subestima como candidato.
—Sí, claro.
—¿Al punto de poder ganarle a Scioli en las PASO?
—No sé, una elección es una elección, y el 20 de junio –cuando empiece el proceso electoral y la sociedad ponga el foco sobre los candidatos– uno no sabe qué pasará. Mire, yo le voy a poner dos ejemplos, o tres. Cuando tomé la decisión de ser el candidato a intendente en Tigre perdía por 23 puntos y el señor Julio Aurelio en persona vino a verme y me dijo: “Ni se te ocurra ser candidato. Es el final de tu carrera política”. El segundo caso que le puedo poner es el del propio Kirchner, que en diciembre de 2002 medía cuatro puntos y en abril sacó 23%. Cuando se abre el proceso electoral se prenden las luces sobre los candidatos, y la gente empieza a mirar y a escuchar un poco más.
—Si Randazzo es un candidato potable, ¿queda la posibilidad de que Cristina Kirchner lo elija antes que a Scioli?
—No sé, lo que digo es: préstenle atención, no lo subestimen; nada más.
—¿Pero no lo descarta?
—No.
—Volviendo a la U de Porter, quizás usted trató de construir, más que una terceridad, una recategorización donde Scioli y Macri queden en el mismo lugar y usted en otro; pero no lo logró.
—No.
—¿Scioli y Macri son lo mismo?
—No.
—Bueno; usted dice que son los candidatos del silencio.
—Claramente, porque no plantean la discusión de ideas.
—¿Ve? Usted está tratando de instalar otra categoría.
—Marketing versus propuestas.
—Por ejemplo. Y no lo logró.
—Por ahora.
—¿Existió ese mensaje de texto ente Scioli y Macri coordinándose en su contra?
—No sé si es cierto. Sí confío en la persona que lo contó (N.d.R.: Joaquín de la Torre, intendente massista de Tigre, dice haber sido testigo del mensaje de Scioli a Macri diciéndole “No aflojes que lo tenemos en el piso”).
—¿Qué lo diferencia a usted simultáneamente de Scioli y Macri?
—La propuesta y en los equipos. Yo creo que ahí es donde, en la foto, la sociedad va a decir “bueno, es Kicillof, es Lavagna, es Cavallo”.
—Estando cuatro puntos debajo de un candidato y siete puntos debajo de otro, para que usted suba otro tiene que bajar. Antes hablábamos de sus superposiciones territoriales con el voto peronista más cercano a Scioli y su superposición con Macri en parte de quienes desean un cambio. ¿A cuál de los dos sectores cree que tiene más posibilidades de seducir?
—Es que yo creo que la diferencia va a estar en la construcción del votante independiente, que va mutando de un lugar al otro y que lo que quiere saber es en qué país va a vivir. Por ejemplo, hay un sector de la sociedad que, ante la falta de verbalización de qué va a hacer cada uno, podría imaginar que Scioli es un cambio aunque en realidad es un cambio de persona.
—¿Por qué intendentes que dejaron su Frente Renovador se fueron con Scioli cuando usted siempre estuvo más cerca de alianzas con Macri?
—Hay dirigentes que ante la primera tormenta se asustan.
—Asustados podrían haber ido al PRO.
—Porque en la provincia de Buenos Aires el PRO todavía no es una expresión con fuerza política. Y el miedo los lleva a lo seguro.
—Y en la provincia de Buenos Aires lo seguro es el oficialismo. ¿Por qué cree, entonces, que Duran Barba apuesta a que más votos suyos irían hacia el PRO que hacia el oficialismo, cuando en la provincia de Buenos Aires es donde está su fuerte y es donde además el PRO no hace pie?
—No lo sé, y no opino de la estrategia de los demás.
—¿Cree en la existencia de un pacto entre Scioli y Macri –tácito o explícito– para bajar su candidatura?
—Yo lo que creo es que soy un candidato incómodo para muchos sectores porque soy como el salmón, nado contra la corriente, como alguna vez dijo un editor. Soy incómodo, desafío con los cambios que planteo; pero además, por tener 43 años, soy la jubilación para muchos dirigentes y políticos, y eso genera miedo.
—¿Cómo imagina la economía en 2016 con Scioli y con Macri?
—Basta con escuchar a (Francisco) Cabrera decir que hay que rematar los fondos del Anses en el coloquio de IDEA, yo escuché a (Miguel) Kiguel decir que hay que devaluar, escuché a (Miguel) Bein decir que la Argentina necesita un ajuste. Ahora, ¿a nadie se le ocurre apostar a la inversión y al desarrollo? ¿Por qué la Argentina eternamente está sometida a ajuste o devaluación?
—¿Y con Scioli pasaría algo similar a lo de Dilma en Brasil, que aunque gane la continuidad de cualquier forma haya ajuste?
—Va a depender mucho de cuánto se cristalice el aumento del gasto.
—¿Imagina a Scioli pudiendo mantener esta política económica sin cambios?
—Yo creo que Scioli en principio va a darle un esquema de continuidad a Kicillof y al equipo de Kicillof en la economía.
—¿Y esta economía de Kicillof es sustentable cuatro años más?
—Sin inversión no hay generación de nuevos puestos de trabajo, no hay crecimiento.
—Por tanto, aunque Scioli coloque a Kicillof, no podrá seguir igual.
—No, yo no creo que sea posible, pero hay quienes creen que sí. Ahí lo que hay que ver es quién manda, si Kicillof o Bein.
—¿Y cómo sería la economía en 2016 con usted?
—La economía, tal vez nuestra mayor fortaleza como espacio político, responde también a estímulos, y si hay un plan macroeconómico para bajar la inflación, si hay un programa de desarrollo de inversión, si hay un programa de crédito para la vivienda, apalancado sobre las utilidades del Banco Central que estimule desde otro lugar el consumo y desde otro lugar el sostener la demanda, la tracción de la demanda, no va a tener sobresaltos.
—¿Por qué eso no lo podría instrumentar Kicillof?
—Porque no cree en la inversión privada.
—¿Y por qué no lo puede instrumentar el PRO?
—Tendría que tener la convicción –que yo no le veo a un Kiguel o a un Melconian– de que hay, digamos, un rol del Estado central en el desarrollo económico de la Argentina.
—¿Uno no cree en el Estado, el otro no cree en el mercado?
—La Argentina, por el tamaño de la economía, es ambos: es la suma de Estado y mercado. La Argentina no es sólo la Capital Federal. Es un país que tiene realidades muy diversas y hay lugares donde necesita, por ejemplo, del subsidio al flete para sostener economías regionales y esos subsidios son antagónicos con las matrices ortodoxas de la economía, pero hay lugares donde necesita mercados transparentes para generar inversión, el núcleo húmedo pampeano. El problema es que no se comprende la diversidad de la Argentina, no hay una matriz de desarrollo federal de la Argentina. La pelea, digamos, entre el interior y la ciudad sigue subsistiendo culturalmente. Agravada ahora por la realidad de los cordones urbanos, no sólo de Buenos Aires sino de Rosario, de Córdoba y de Mendoza.
—Siguiendo su línea discursiva, por una causa o por la otra, ¿tanto Macri como Scioli llevarían a la Argentina a un ajuste, la diferencia sería un poco antes o un poco después?
—Eso se lo debería preguntar a ellos.
—Para hacer análisis político es imprescindible construir escenarios. Usted repite “yo digo qué voy a hacer, ellos no dicen qué van a hacer”.
—Exactamente.
—… entonces hay dos posibilidades: porque no tienen ni idea de lo que van a hacer o porque decirlo no les convenga electoralmente.
—Scioli cree que se puede seguir con 30 puntos de inflación y yo no.
—Y si su diagnóstico fuera correcto, entonces el ajuste lo impondría el mercado.
—Es posible, pero llegado ese escenario nosotros, que creemos en la Argentina sobre todas las cosas, estamos dispuestos a acercar nuestra propuesta.
—Esa sería otra forma de construir categorías que dejen a Scioli y Macri de un lado y a usted del otro.
—Me va a costar romper la polarización. Vuelvo a la U, a la U de Fontevecchia.
—Y sí, su situación es difícil. (...) ¿Es consciente de que usted genera temores de ser un nuevo Kirchner, una persona tan iconoclasta y con tanta energía que se lleve puestos a muchos?
—Le voy a contestar con una anécdota.
—Cuénteme.
—En el año 2007 yo era candidato a intendente y Nordelta me prohibió entrar a hacer campaña a Nordelta con el argumento de que no permitían reuniones políticas en la ciudad-pueblo. Y sí le permitieron al vecinalismo gobernante. Vivían en ese momento ocho mil personas en Nordelta.
—¿Hoy 40 mil?
—Casi 30 mil viven. ¿Vio que no le fue mal? Y eso que me prohibió entrar a hacer campaña, y eso que es socio del Estado, Consultatio. Cuando hablan de Nordelta, Nordelta es de Costantini y del Estado nacional.
—Por acciones de las AFJP.
—Claro. La Anses tiene más del 30%.
—¿Pero es consciente de que la desconfianza que genera en la mayor parte de la gente radica en saber muy bien cómo sería usted gobernando en gran escala?
—No, hay tres experiencias. Seis años en Anses, con un cambio fenomenal, y la Anses es la mitad del presupuesto nacional. Nosotros transformamos un organismo que era símbolo de la caja negra en un organismo que se puso al servicio de la gente y le aumentamos en casi cuatro millones los beneficiarios entre el sistema de asignaciones familiares y el sistema de jubilaciones. Sin crecimiento exponencial de empleo público y además con una particularidad, yo nunca perseguí a un funcionario porque viniera de una gestión o de la otra. Conmigo trabajó gente que venía del radicalismo, gente que venía de distintas gestiones.
—Pero es distinto un organismo que una responsabilidad total sobre un distrito. La provincia y la ciudad de Buenos Aires son mucho mayores que Tigre.
—Santa Cruz era más chico que Tigre, en cantidad de habitantes.
—Y a Néstor Kirchner no lo conocía nadie.
—También La Rioja es más chica que Tigre.
—Sí, pero Menem venía de ser muchos años gobernador, en dos décadas diferentes.
—Yo creo que hay un problema más profundo, que es que el sistema no se puede permitir que alguien desde una intendencia desafíe el poder nacional porque eso pondría en crisis el sistema. Eso es como Podemos en España o es como la crisis que plantean los universitarios chilenos en términos de relación, o es como el costo que le hicieron pagar en su momento a Marco Enríquez-Ominami. Yo soy un desafío para el poder, y eso duele. Duele a tal punto que el sistema de ataque, cuando usted lo mira, es desde todos los sectores, porque desafío a la vez a todos los sectores.
—¿También Macri está apostando a largo plazo y ganar las elecciones de octubre no es su única prioridad?
—Si me guío por lo que me contó De Narváez que le dijo Duran Barba, que. “Cristina es imbatible”, podría pensar que sí. Si me guío por la lógica de la construcción, tendería a pensar que no. No creo que comprometan tanto esfuerzo. Pero eso tiene que ver con mi personalidad, no imagino que alguien juegue para perder.
—Puede jugar para ganar en otro momento.
—Claro, eso sí.
—¿Atribuye el rechazo de Macri a una alianza con usted casualmente porque por su edad no quiera instalarlo de futuro competidor dentro de su propio espacio?
—Esos análisis mezquinos se olvidan de una cuestión central que es que nosotros no hacemos políticas...
—No estamos en un reportaje para “L’Osservatore Romano”. Estamos tratando de entender la realidad, no lo que debería hacer.
—Sí, creo que gran parte del sistema político me ve como el enemigo potencial para el día después, salido el kirchnerismo de escena. Mi edad efectivamente es un tema de tensión para los dirigentes más grandes.
—¿Cuál su diferencia de edad con Macri?
—Quince años (N.d.R.: ésa es la diferencia con Scioli, con Macri es de 13 años). Es una generación y media.
—Le atribuyen a Scioli decir que su plan es ser presidente solo un turno y pasarle el gobierno a (el gobernador de Salta, Juan Manuel) Urtubey.
—No, no lo escuché.
—Usted es de la generación de Urtubey.
—Juan Manuel es dos años más grande que yo, sí.
—¿Y Randazzo?
—Randazzo tiene cuatro años más que yo.
—Usted, Randazzo, Urtubey son de una generación, Macri y Scioli de otra.
—Sí.
—¿Y en cada hipótesis, cómo imagina el ordenamiento político que se produciría en el 2016? ¿Macri y Scioli continuando en la política en cualquiera de las dos alternativas?
—Presupongo que sí. Parto del supuesto de que alguien que quiere gobernar la Argentina, está dispuesto a contribuir, digamos, con el país si no le toca gobernar. Si no es mezquino, si me toca a mí sí y si no me voy a mi casa.
—¿Y qué rol le imagina a Cristina Kirchner según gane o pierda el oficialismo?
—Va a intentar sostener la conducción de su espacio. Construir sobre la base de influir en todas las listas en los próximos diez días.
—¿Su espacio sería todo el peronismo?
—No.
—¿Cómo financia usted su campaña?
—Nosotros tenemos un sistema de aportes, ya me lo preguntó y se lo conté en el reportaje anterior.
—Pero ahora está en la campaña presidencial.
—Sí, ahora entramos en la ley y que le permite aportes por los votos obtenidos en la elección anterior.
—¿Qué porcentaje del total del costo de su campaña representan esos aportes de Estado?
—Representa mucho.
—¿Cuánto?
—Mucho por lo que representan los minutos de televisión.
—¿Mucho es el 30% de su campaña?
—El 50% del financiamiento o el 60.
—¿Y en la otra mitad?
—El 20% es aporte de legisladores e intendentes de todo el país. Y el otro 20-25% lo tenemos que juntar en aportes empresarios o de personas individuales.
—¿Y cómo le va en ese tema?
—Me va, cuesta pero me va.
—Cambiemos de tema. ¿Urtubey es un candidato presidencial futuro del peronismo, ya sea en 2019 o 2023?
—Urtubey es un gran dirigente, sí.
—¿Y Randazzo?
—Va a depender mucho de cómo le vaya en esta elección.
—¿Una derrota con Scioli podría llevarlo a un ocaso temprano?
—No, no, no, porque él es un animal político. Lo conozco desde hace… fuimos diputados juntos así que imagínese… diputados provinciales. Yo tenía 27 años y él tenía 32, 33. Así que lo conozco hace mucho tiempo.
—¿Y por qué usted no decidió la carrera clásica, así como Urtubey?
—De gobernador primero y presidente después. Porque después del triunfo en 2013 nos empujó la realidad hacia afuera de la provincia de Buenos Aires, nos empujó la demanda, no la oferta, nos empujó, digamos, la aparición de gente de Jujuy, de Salta, nos empujó esa demanda.
—¿Y hoy, en retrospectiva, se arrepiente?
—En la medida que tengamos claro que es una construcción de largo plazo, no hay que tenerles miedo a los desafíos por más grandes que sea. A la historia la escriben los que se la juegan.
—Usted recién mencionaba que creía que Scioli mantendría a Kicillof. ¿Usted cree que Kicillof será candidato a algo?
—No sé, salvo que lo pongan de vice.
—¿Y a Máximo Kirchner?
—No sé, yo en general trato de no mirar la interna del oficialismo, porque fue parte del error de 2014, andar viendo cómo pescaba en esa pecera en lugar de ir a pescar en la pecera de la gente.
—¿Pero serían distintas para Scioli las posibilidades que tendría si su vicepresidente fuera (José Luis) Gioja o un clásico gobernador peronista que no esté asociado al kirchnerismo, a que tenga una persona como Kicillof, para dar un ejemplo que podría restarle posibilidades electorales?
—No, la verdad es que no lo ve.
—¿Qué funcionarios relevantes de este gobierno usted dejaría en su cargo?
—La verdad es que no los quiero lastimar; se imagina que si yo hablo de un funcionario del Gobierno, desde mañana lo van a castigar. Yo sí le puedo decir qué áreas veo con trabajo relevante. Veo con trabajo relevante o interesante el trabajo que se hizo en el Registro Nacional de las Personas, veo relevante el trabajo en ciencia y tecnología, veo relevantes… algunos programas; tal vez no son funcionarios conocidos para la gente, pero sí la dinámica. Tengo el defecto de conocer la radiografía de cada rincón del Estado.
—¿Convocaría a Randazzo?
—¿Si a Randazzo lo convocaría? Randazzo es un buen funcionario, tenemos una muy buena relación… digamos… no una muy buena relación, nos conocemos tanto que no lo convocaría. Nos conocemos en términos de personalidades.
 —¿Y le daría una embajada a Scioli?
—¿Una embajada a Scioli? No creo".
Fuente

sábado, 13 de junio de 2015

El hijo de Wiñazki critica a Máximo K por ser "hijo de" y no saber hacer la vertical

"Máximo Carlos Kirchner tiene treinta ocho años. Jamás lo votó nadie en un comicio porque nunca en su vida se postuló a cargo alguno.
Estudió periodismo, no terminó. Probó con la abogacía: tampoco terminó la carrera. Se dedicó a los negocios familiares.
Es hijo de dos presidentes pero quienes lo conocen desde la adolescencia recuerdan que era tímido y que jamás se interesó por la política. Nunca participó en la organización de un centro de estudiantes, por caso.
"En primero o segundo grado no sabía hacer la vertical", recordó alguna vez su madre, la Presidenta, durante un discurso, en el que remarcó que ella y su esposo tampoco tenían plasticidad física pero aun así eran "abogados".
A pesar de que ocupan lugares de poder fnanciados desde el Estado, los "camporistas" aún no logran ganar elecciones en centros estudiantiles. Máximo es el jefe de su movimiento joven, pero nadie lo votó para ratificar ese liderazgo.
En toda su "carrera" dio solo un discurso público. Fue en el estadio de Argentinos Juniors. Entre otras cosas, le pidió al país que vuelva a votar a su mamá, a pesar de que una "re-reelección" está impedida por ley. También habló en una radio para desmentir un caso de corrupción.
En los últimos años, Máximo hizo política en Santa Cruz. Complotó contra el gobernador Daniel Peralta. Fracasó. Y se peleó con el intendente de Río Gallegos, Raúl Cantín. Su pareja fue designada como funcionaria. Su cuñada maneja la AFIP.
Desde el retorno de la democracia, solo un vice llegó a ese cargo sin antes haber sido votado en alguna elección por otros puestos. Se llama Amado Boudou".
Fuente

viernes, 12 de junio de 2015

#Elecciones2015 ¿Qué resultado arroja el juntar todas las encuestas?

"Para esta elección, hemos ido juntando las distintas encuestas que han sido publicadas en Argentina y poniendo los datos a disposición del público. Actualmente, tenemos los datos agregados de más de 220 encuestas producidas en Argentina que miden las preferencias de voto para las PASO, para la primera vuelta y para un número importante de elecciones provinciales.
Existen muchos modos de combinar estas encuestas pero en casi todos los casos se utilizan variantes de modelos no lineales que estiman cambios en la tendencia electoral con el paso del tiempo. En este caso, utilicé las encuestas que miden la intención de voto para el Ejecutivo nacional en las PASO y en la primera vuelta.
En los siguientes gráficos, los puntos describen la razón de votos de los candidatos en las distintas encuestas, las líneas rojas describen la tendencia del voto entre mediados de febrero y fines de mayo y las líneas grises describen el intervalo de confianza alrededor de la línea de tendencia, con p < 0.05. Dado que el número de observaciones disponibles para las PASO es considerablemente menor que para la elección general, la tendencia de las PASO tiene un alto margen de error mientras que la tendencia de la primera vuelta es estimada de modo más preciso.
Macro-Análisis de Encuestas Electorales (PASO)

 Macro-Análisis de Encuestas Electorales (Primera vuelta)
En primer lugar, vemos el debilitamiento del massismo que ha sido ampliamente reportado por los medios y ha llevado a defecciones importantes dentro de sus filas. Los gráficos muestran que Macri ha mantenido estable su caudal electoral en estos tres meses, con buenas posibilidades de salir como el candidato más votado en las PASO a pesar de que su coalición seguramente quedará segunda. Finalmente, los gráficos muestran una creciente concentración del voto, que debería incrementar el nivel de polarización entre Scioli y Macri.
Más importante, sin embargo, es que los gráficos parecerían confirmar la sospecha de muchos de nosotros, que vimos siempre a Massa como un disidente peronista antes que como un opositor. Incluso el nombre de su partido, Frente Renovador, hace alusión al giro interno del partido luego de la derrota de Luder en 1983. El resultado es que, conforme se debilita el massismo, no vemos un aumento significativo del voto de Macri sino, muy por el contrario, un fortalecimiento del sciolismo como opción de gobierno. Por supuesto, algunos votos del massismo van a Macri, pero no la mayoría. Y Scioli está a tan sólo 5 o 7 puntos cruzar la meta en la primera vuelta.
El sciolismo tiene que apostar a cerrar el negocio en octubre, llegando a 40 puntos con 10 de ventaja sobre Macri. La clave de este triunfo, por tanto, está en desarmar al massismo para que no llegue a octubre o que, en su defecto, consiga un número de votos que se encuentre por debajo de 7% – 8%. Por tanto, por extraño que parezca, las posibilidades electorales del macrismo dependen de que Massa logre mantener un número significativo de votos en la elección de octubre y, por tanto, evitar que el sciolismo gane en primera vuelta. El macrismo tiene que mantener los votos massistas lejos del sciolismo. La consigna tiene que ser mantener vivo al FR hasta la primera vuelta y, para ello, una alianza presidencial no tiene ningún sentido. Mientras tanto, para la segunda vuelta, las posibilidades electorales de Macri dependen de capturar los votos del radicalismo y la oposición para compensar los desequilibrios de un voto massista que pareciera fortalecer a Scioli. Para Macri, la supervivencia del FR es mucho más importante que una coalición con Massa".
Fuente