lunes, 31 de agosto de 2015

Qué raro que esta noticia no tuvo mucha difusión...

Habitualmente es tomado como un indicador de cómo le va al gobierno nacional no sólo en su performance económica frente a los ciudadanos, sino principalmente como un pronóstico de la suerte de la administración K en las elecciones.
Era habitual ver publicado este índice en los medios opositores al gobierno nacional cuando bajaba, como sinónimo de que al kirchnerismo le iba a ir mal en los comicios.
Pero en los últimos meses, este índice de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) sólo muestra subas en la confianza de los consumidores, por lo menos, en la economía argentina, no sabemos si eso se traslada a las posibilidades electorales del kirchnerismo. Pero esa era la operación que hacían esos medios cuando el indicador era negativo.
Leemos:
"El Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que mide las expectativas de compra del público usuario, subió en agosto 1,2 por ciento en comparación con el mes de julio, y es el nivel más alto obtenido por el indicador desde enero de 2012, informó el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).
El Centro indicó que en términos interanuales el índice mostró un crecimiento de 29,4 por ciento y aclaró que ese fuerte aumento se debe a la baja base de comparación que ofrece agosto del 2014.
Las encuestas de confianza del consumidor se hicieron entre el 10 y el 13 de agosto y estuvieron a cargo de la consultora Poliarquía.
Guido Sandleris, Director del CIF de la UTDT, detalló que "dos de los tres subíndices que componen el ICC registraron subas respecto del mes anterior: Situación Personal subió 2%, mientras que Situación Macroeconómica lo hizo en 1,8%. Por su parte, el subíndice Bienes Durables e Inmuebles disminuyó levemente (0,5%)”.
Además, Sandleris señaló que "la confianza de los consumidores creció en GBA (3,5%), se mantuvo estable en el Interior del País (0,3%) y bajó en Capital Federal (4,8%)".
Sandleris señaló también que "la confianza de los consumidores se mantiene estable para el sector de los encuestados con mayor nivel de ingresos, en tanto sube para el sector con menores recursos"".
Agregamos: el gráfico de la serie histórica, medida desde marzo de 2001, muestra un incremento ininterrumpido de esa confianza desde principios de este año.

domingo, 30 de agosto de 2015

La nueva del #RelatoAntiK: el fraude en Tucumán lo hizo La Cámpora

La empezó Pagni, el jueves, en La Nación: "Ayer Cano enumeró anomalías desconocidas. Compra de votos, quema de urnas y malversaciones, como la de la mesa 322, en donde el candidato radical tuvo 112 votos y figuró con cero. Según los candidatos de la oposición, y a pesar de las desmentidas del presidente de la Junta Electoral de la provincia, Antonio Gandur, muchos empleados del Correo Argentino que militan en el FPV modificaron los certificados del escrutinio que les habían entregado las autoridades de mesa. Esta irregularidad revelaría que, aun cuando una fiscalización eficiente desbarate las demás trampas, el resultado se adultera en una instancia que está fuera del alcance de los competidores.
Macri, Massa y Stolbizer se hicieron eco de la denuncia de Cano, que pone en apuros a Juan Claudio Tristán, el presidente del Correo, último subordinado de Amado Boudou que conserva un cargo en el Gobierno. Aunque la verdadera responsable es Vanesa Piesciorovski, de La Cámpora. De todos modos, las dudas sobre el comportamiento del Correo no se originaron en la oposición. Los seguidores de Julián Domínguez aún se preguntan por qué, el domingo 9, el material electoral que llegó a innumerables mesas del conurbano no incluía las boletas del rival de Aníbal Fernández. El encargado del reparto es el Correo, que está controlado por simpatizantes del jefe de Gabinete. ¿Fernández estaría también durmiendo? En el PJ ya se ganó un apodo cariñoso: "Noni-noni".
Estos episodios conducen al interrogante principal de Macri, Massa y Stolbizer: ¿qué garantías de neutralidad ofrece el Poder Ejecutivo para los comicios del 25 de octubre? La pregunta supone una aberración: la argentina es la única democracia de la región en la que el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio del Interior y del correo estatal, participa en la organización de las elecciones. Medido con parámetros latinoamericanos, el país conserva un sistema electoral subdesarrollado. Curioso descuido de un grupo político que avanzó sobre la Justicia y sobre la prensa en nombre de la representación del pueblo".
La siguió a la noche, en C5N, la esposa del quemador de urnas en Catamarca (Plus: "Esas urnas eran de cotillón", aclaró la golpeadora en el minuto 15). En el minuto 3 del video, Camaño disparó: "El Correo. que es una entidad bajo el ejido del Gobierno, está trucando los telegramas". Y en el minuto 12: "El Correo está trabajando como una agrupación política".
Hoy, en Clarín, van der Kooy subraya más el rol del ministerio del Interior, a cargo del quejoso Randazzo: "El escándalo de Tucumán añadió otro costado a los problemas de Scioli y de Cristina. Hizo sonar el despertador de la oposición para alertar que la rigurosa fiscalización que desarrollaron en las PASO sería una defensa insuficiente. El sistema de boletas de votación posibilita una infinidad de ardides en un proceso conducido, en su médula, por el Gobierno. El ministerio del Interior y el Correo estatal. La adulteración de telegramas no ha sido una sorpresa tucumana. Felipe Solá lo denunció en Buenos Aires. Algunos kirchneristas poseerían idéntica presunción. Le sucede todavía a Julián Domínguez, que perdió su interna para gobernador bonaerense del FpV frente a Aníbal Fernández.
El Correo se ha convertido en un búnker camporista. En especial desde que Amado Boudou cayó en desgracia. En los últimos cuatro años se incorporaron 2 mil militantes de esa organización. Manejan la informática logística y comercial. Poseen acceso directo al transporte y la carga de la información electoral. Hubo muchas constancias, en la PASO y en Tucumán, de telegramas volcados al escrutinio con números distintos a los originales. Difícil creer en un error tan consecuente".
También hoy, Morales Solá, en La Nación, se lamenta: "Un fiscal opositor vale entre 3000 y 4000 pesos. Es el precio que cobra para traicionar a su partido e irse a su casa antes de la firma de las actas, al final de un día de elecciones. Las actas las toma luego el Correo Argentino y los jóvenes cristinistas que lo pueblan cambian los números. ¿Y si alguien protesta? No hay firma del fiscal opositor. La queja no es válida. Antes de que los fiscales opositores se vayan, pasaron ya por las urnas argentinos que recibieron una bolsa de comida o una cantidad de pesos para votar de determinada forma. O se había cometido el menor de los pecados: el robo de boletas del opositor más temido. Sólo falta que voten los muertos. si es que ya no lo hicieron.
De todos modos, los datos del Correo sólo sirven para el escrutinio provisional. En una elección presidencial, el único escrutinio que vale es el definitivo, que está en manos de jueces federales de primera instancia y de la Cámara Nacional Electoral. Si el escrutinio provisional puede ser manipulado en el Correo y si las encuestas en boca de urna tampoco sirven, ¿cuándo se enterarán los argentinos del resultado de las elecciones? ¿Acaso cuando termine el escrutinio definitivo que lleva semanas? ¿Cuántos días vivirán entre candidatos presidenciales que cantarán victoria antes de tiempo? ¿Podría la Plaza de Mayo convertirse en la plaza de Tucumán?".

sábado, 29 de agosto de 2015

¿Por qué no al voto electrónico?

"Beatríz Busaniche, secretaria de la Fundación Vía Libre, afirmó que han estado estudiando el tema desde hace más de diez años y llegaron a la conclusión de que "el voto electrónico no es un sistema apto para mejorar el sistema democrático".
Busaniche sostuvo que "son muy pocos los países que están usando plenamente el sistema del voto electrónico", entre ellos mencionó a Venezuela, Brasil, Filipinas, India y Estados Unidos.
Sin embargo, en países que han sido pioneros de esta modalidad, fundamentalmente los estados europeos como Holanda, Alemania, Bélgica, "el voto electrónico está en retroceso", sostuvo la especialista.
En el caso de Alemania, después de haberlo utilizado durante varios años, fue declarado inconstitucional en el 2009 porque "no puede ser auditado y comprendido por un ciudadano de a pie independientemente de su formación técnica", afirmó Busaniche. Esto significa, que hasta que todos los ciudadanos de Alemania no tengan la capacitación en programación de redes y manejo de bases de datos que les permita comprender hacia donde va y cómo se procesa la información luego de que hayan seleccionado a su candidato, se vulnera la posibilidad de control que debe tener cada elector.
Por otro lado, en el 2008, Holanda dejó de usar el voto electrónico después de dos décadas por razones técnicas, porque se comprobó la facilidad de violar el secreto del voto. Busaniche advirtió que se trata del mismo sistema adoptado en Brasil durante las últimas elecciones.
Para solucionar el problema electoral en Argentina "hay que identificar primero cuáles son dichos problemas", afirmó la especialista, y ejemplificó: "El robo de boletas se soluciona con boleta única, como se ha hecho en Santa Fe y en Córdoba. Como era en la Ciudad de Buenos Aires antes de que se violara la ley electoral para que se incorporara el voto electrónico".
Además, también sostuvo: "La quema de urnas no se soluciona con el voto electrónico. El acarreo de votantes y el clientelismo, tampoco". En este sentido, advirtió que si los punteros políticos encuentran el modo de vulnerar el secreto del elector, tal como descubrieron en Holanda, se les facilita la tarea de controlar a la población".
Fuente
"La Boleta Única Complementaria podría ser una alternativa que podrían tener las autoridades de mesa a disposición para que, en caso de faltante de votos convencionales, el elector pueda utilizar esta modalidad.
El secretario de la Sala Electoral del Tribunal Superior José María Pérez Corti sostuvo que "algunos instrumentos de votación están demostrando algún tipo de agotamiento o de una incapacidad de transmitir la voluntad popular". Sin embargo lamentó que "tengamos la mala costumbre de plantear estos debates en medio de los procesos electorales".
Claudio Bargach, coordinador de la Red Ser Fiscal, propone la modalidad de la Boleta Única Complementaria (BUC). Dicha organización observó que tanto en las instituciones penitenciarias como en las embajadas argentinas se utiliza esta forma de sufragio, con lo cual, solicitan "una ampliación de este derecho".
De esta manera, Bargach propuso que la Justicia Electoral derive a los presidentes de mesa una cantidad de BUC, no menor al 50% del padrón. De tal manera que si se produce alguna maniobra delictiva dirigida a afectar las listas de algún candidato, el elector tenga una alternativa para que no se vea impedido de elegir a su candidato".
Fuente
Más:
Hasta la empresa del voto electrónico dice que no se puede

viernes, 28 de agosto de 2015

El regreso del #RelatoAntiK ilustrado

¿Era necesario caer tan bajo?
¿Tan pobre puede ser el análisis?
¿Otra vez descalificar el voto a partir de su pertenencia geográfica?
¿Tan elemental puede ser la diatriba?
¿Cuánto esfuerzo requiere creerse superior al otro por vivir en una determinada zona del país?
¿Tan ciego puede ser el que piensa que los señores feudales sólo habitan el norte "atrasado"?
¿Se puede seguir creyendo que sólo el voto del pobre puede ser motivado por razones económicas?
Cuántas preguntas más para hacerle frente al retorno ya no sólo del periodista que se cierra sobre su círculo más inmediato, sino que también -sabiendo que adopta una posición de (falsa y absurda) superioridad- la vuelca sobre su trabajo.
Total, luego tiene la chicana de acusar de resentido al que se lo marca.
"¡Qué complejo de inferioridad!", escupirá.
Sin tapujos.
Más allá de esto, lo que traslucen los siguientes "análisis" es la necesidad de la oposición de descalificar los amplios triunfos K en el NEA y NOA a partir de denunciar fraude y de criticar al oficialismo si no quiere el voto electrónico (en verdad, imposible de instrumentar en menos de 60 días, además de ilegal por ya haberse comenzado con el proceso de elecciones en abril), el que le permitiría de una vez por todas (a la oposición) solucionar la falta de fiscales en esas regiones y otras del país.
Sus escribas (también) esconden estos verdaderos intereses, por lo que sólo les queda la gratuita descalificación contra millones de argentinos.
Majul (La Nación): "¿Cuánta dependencia del Estado, cuánto clientelismo disfrazado de ayuda social, cuánto empleo público y cuánta limosna oficial se necesitan exactamente para ganar las elecciones siguientes y seguir gobernando?
Entre 15 y 18 millones de argentinos dependen de alguna manera del Estado. Del nacional, provincial o municipal. Dependen del Estado para cobrar planes sociales, pensiones, jubilaciones o el recibo de sueldo correspondiente a su trabajo. Esta cifra explica, en parte, por qué sigue ganando el Frente para la Victoria en provincias como Tucumán, Jujuy o Formosa. ¿Son la mayoría de estos argentinos rehenes o cautivos de los oficialismos de turno? ¿No les importan el maltrato, los abusos y las mentiras porque lo único que desean es llegar a fin de mes? ¿No les pega en la boca del estómago, por ejemplo, que los señores feudales de la provincia de Formosa insulten de arriba abajo a un ídolo popular como Carlos Tevez sólo porque se atrevió a decir que lo impactó la enorme desigualdad que vio en esa provincia?".
Muchnik (El Cronista Comercial): "Se esperan resultados muy parecidos a los de Tucumán en las provincias y regiones donde sólo existe el trabajo en el Estado y que son manejadas con estilo arbitrario y feudal. Es lo que puede pasar en Formosa, donde casi 40.000 votantes pagados que viven en Paraguay vendrán a votar con documentos argentinos que sólo usan en las elecciones. Ni pensar en otras provincias con sociedades sojuzgadas por caudillos y dependientes de la ayuda provincial o estatal o de los cargos que remunera el Estado".

Más:
El antecedente de "La Argentina que paga impuestos y la Argentina que vive de ellos"
Un consejo de notables puede ser la salida a la crisis electoral tucumana

jueves, 27 de agosto de 2015

Cuando el PRO y el FR denunciaron fraude con voto electrónico

Una "agrupación" político-empresarial que nació a la luz del aprovechamiento de la tragedia de Cromañón no sorprende a nadie con el comportamiento exhibido estas semanas luego de su pobre performance en las PASO, que pone en riesgo sus chances (y las de los poderes detrás de la cortina) en las elecciones de octubre.
Desde la utilización de las inundaciones en la provincia de Buenos Aires hasta la forzada (por esos mismos poderes detrás de la cortina) conferencia de prensa de ayer en la que se llegó a proponer la instrumentación del voto electrónico en las elecciones generales programadas para dentro de dos meses, el PRO da muestras claras de que está dispuesto a afectar la democracia y las instituciones de la República que tanto dice defender con tal de llegar al sillón de Rivadavia.
Por supuesto que ese no es el primer antecedente durante este 2015: el caso Nisman, con la desvergonzada actuación de las diputadas macristas Patricia Bullrich, Elisa Carrió y Laura Alonso, luce como otro ejemplo de la comodidad que muestra el frente liderado por Mauricio Macri a la hora de usufructuar tragedias en beneficio propio aún cuando el que tenga que pagar las consecuencias sea el país entero, no un gobierno circunstancial.
La última táctica amarilla-mediático-empresarial es asegurarles a los argentinos que "el sistema electoral actual está agotado" y sumarse a la nueva pose demagoga de Sergio Massa: "proponer" reemplazarlo por el voto electrónico en apenas 60 que quedan para octubre. No sólo fácticamente irrealizable sino también violatorio de la ley electoral porque las PASO ya se disputaron.
En medio de derrotas inesperadas para el PRO (y los poderes detrás de la cortina) en Salta, Santa Fe y Tucumán, y la debacle de Sergio Massa que va rumbo a bajar su escaso 14% obtenido en las PASO por la dispersión de los votos de su socio De la Sota, las necesidades de ambos coincidieron en la especulación, sin reparar en que en esas tres elecciones se utilizaron diferentes métodos electivos. En Salta, voto electrónico. En Santa Fe, boleta única. En Tucumán, boleta tradicional. Ante la derrota, en los tres casos, el PRO denunció mediáticamente fraude. Massa se sumó en Salta.
En la provincia norteña, en abril, comenzó el año electoral, con el menemista Juan Carlos Romero, apoyado por Massa (luego de que Macri decidiera romper a pesar de que el candidato a vicegobernador era el amarillo Alfredo Olmedo), enfrentando al peronista Juan Manuel Urtubey.
A pesar de una distancia de 14 puntos en las PASO, Romero emprendió una campaña de denuncias de fraude mediante el sistema de voto electrónico, que poco le sirvió, además de haber sido desestimada por la justicia electoral salteña. En las generales, Urtubey amplió la diferencia a 20 puntos y logró su re-reelección.
El candidato que apoyaba Macri tampoco se quedó atrás y también denunció fraude. Gustavo Durand Cornejo, que competía para la intendencia de Salta capital, perdió la interna frente a Gustavo Sáenz, que posteriormente sería nombrado por Massa como su compañero de fórmula presidencial.
De esa forma, el macrista quedó afuera de la elección general, golpe que lo llevó a denunciar "un fraude fenomenal. Este resultado no era previsto por ninguna encuestadora local, ni nacional".
Quizás esta última frase de Durand Cornejo sea una muestra de lo que iba a venir meses después, con su referente político nacional vendiendo transparencia mediante un sistema que él y sus aliados mismo denunciaron como fraudulento. Todo, ante los adversos veredictos de las urnas que tampoco las encuestas le anticiparon.

miércoles, 26 de agosto de 2015

Antes que "dilmanizar", kirchnerizar a Scioli

Hasta la semana pasada, diríamos hasta el domingo, la estrategia fue tratar de erosionar la unión electoral entre el kirchnerismo y Daniel Scioli. El heterogéneo frente opositor creía que ganaba Tucumán (uno de los 9 gobernadores que el aún presidente de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, les prometió a los radicales ávidos de triunfos). Ante la derrota, vino el ataque sobre el sistema electoral en general, cooptado por el kirchnerismo mediante fraude y clientelismo (rara combinación, por no decir, contradictoria). Como buena táctica, corta, porque ya fue desnudada por la mejor herramienta quizás que tenga Scioli: la de asumir rápidamente una posición inferior para denunciar al victimario. Ya Macri no podrá denunciar fraude en Chaco (además, porque la ventaja a favor del FpV se espera aún mayor que en Tucumán). Pero que sirve como excusa para la conferencia de prensa de la Unión que se resistía a formarse por exclusivo esfuerzo de los actores (egos mediante). Hubo que darles un empujoncito republicano, como todas las Uniones de la historia contemporánea argentina. Darles un relato, decirles que deben salvar a la República. Hoy se sentarán Macri, Massa, Sanz, Cano y Stolbizer ante la prensa. Nunca tan bien elegido el auditorio. Es una conferencia de la nueva Unión ante el brazo mediático de los poderes que hace rato querían que se amontonaran para ver si le pueden ganar al kirchnerismo. Ya no hay más tiempo para pruritos ni para pensar que pueden fallar como vienen haciéndolo en el 90% del territorio nacional. Anunciarán medidas para el 2017 (¿se escandalizarán los que critican la elección de los miembros del Parlasur, que son para el 2019?), y satisfacerán las ansias del sector antikirchnerista de la sociedad que -más allá del escándalo y la represión en Tucumán- vio que el kirchnerismo volvió a ganar y por mucha diferencia. Y que sabe que volverá a hacerlo el 20 de septiembre en Chaco, última parada antes del 25 de octubre. Y que Scioli, en las PASO, quedó a sólo 1 punto de llegar a los 40 puntos con 10 de diferencia. O a sólo 6 de ganar con el 45%. Y ahí entra la tercer pata de esta nueva intentona anti K: kirchnerizar lo que más se pueda a Scioli. Paradójicamente ese era el principal reclamo de los sectores más kirchneristas hacia la figura de Scioli. Hasta lo fue luego de las PASO ante la pobre performance sciolista en la provincia de Buenos Aires que abortó la posibilidad de mostrar un escenario aún más triunfante. La intención opositora será emparentar a Scioli con lo peor del kirchnerismo para podarle la posibilidad que supuestamente acercaba Scioli a la mesa chica: su capacidad de sumar el voto "independiente", el romper el círculo de los convencidos. Se podrá mezclar con mostrarlo miedoso de romper con CFK y su "ideario", pero principalmente comenzarán a llover comparaciones con "dictadores" de otras latitudes, figuras emblemáticas del relato anti K de todos estos años, y pedidos de intervención de organismos internacionales. En este sentido, la "dilmanización" es una etapa posterior, por si esta jugada falla en octubre, como les falló a los caceroleros anti PT en Brasil, cuando creían que Dilma ni entraba en la segunda vuelta. Por supuesto que ya hay elementos como los que se ven en los países latinoamericanos de signo progresista desde hace años, incluida la Argentina. Pero la calle y la proliferación de denuncias de corrupción (¿cuándo le va a tocar a Scioli?) pueden esperar, en la medida en que se crea que la nueva Unión pueda ser el instrumento electoral que pueda cooptar los votos "independientes" que buscarán que suelte un Scioli construido cada vez más kirchnerista. Como nunca. Si antes el bonaerense les servía para mostrar el sadismo K que no perdonaba ni a los suyos, ahora será para asustar al votante que veía en DOS a un tipo que "no es como los K".

martes, 25 de agosto de 2015

Periodista de Clarín escribió en Twitter lo que no puede en el diario

El periodista de agro Matías Longoni se despachó en Twitter contra el diario Clarín, para el que trabaja, y contra el showman del Grupo Clarín, Jorge Lanata, por lo que él calificó el "uso político" del caso de la muerte de Jorge Velásquez, el militante asesinado de un balazo en Jujuy la semana pasada.
Longoni, también conductor del programa de agro Bichos de Campo, que sale por la señal de cable Metro y por radio Rivadavia (Buenos Aires), es hipercrítico de las políticas agropecuarias del kirchnerismo, ha escrito en contra del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y se ha alineado con las posiciones centrales de la Mesa de Enlace luego del conflicto por la resolución 125.
Eso, parece, no le impidió observar el uso empresarial de la muerte de Velásquez para afectar las chances electorales del kirchnerismo en las próximas elecciones a celebrarse en Jujuy, en los mismos días en los que se preparó el terreno para las denuncias opositoras de fraude en las elecciones que se celebraron el domingo en Tucumán, que terminaron en un cacerolazo con represión policial anoche en la capital tucumana.
En su cuenta de Twitter, Longoni mostró mayor libertad de expresión que en las notas que publicó en el diario Clarín como enviado especial a Jujuy para reflejar las repercusiones de la muerte del joven.
"Acabo de regresar de Jujuy donde Clarín me envió para cubrir los ecos políticos del asesinato del pibe Jorge Ariel Velásquez (así, con s)", comenzó a tuitear ayer Longoni y siguió con esta serie de tuits:
"Mi impresión es que el caso se "politizó" en exceso. Muuucho.  No hay ningún indicio serio que pueda indicar que sea un "asesinato político", 
El primero en politizar la desgracia del pibe fue Gerardo Morales, que usó el caso para volver a acusar (sin prueba cierta) a la Tupac Amaru
La segunda en politizar el caso fue la Tupac, que mostró fichas de afiliación como si fueran puebas suficientes que asguren su inocencia.
La tercera en usar al pibe fue la Presidenta, que en vez de enviar condolencias y asegurar justicia se metió en este fango de acusaciones.
El cuarto en politizar el caso -lamentáblemente- fue el equipo de Jorge Lanata, usando el caso para prolongar su pelea con Milagro Sala.
Y el quinto en politizarlo fue el propio Clarín, que hoy usa caso para pegarle a Presidenta porque no envió condolencias a la madre... Puaj
Lo único que yo pude ver en Jujuy es que Ariel fue víctima de esta política de mierda, donde Morales, Clarín, Sala y CFK juegan su juego...
..sin reparar que hay miles de pibes como Ariel que no encuentran laburo y son víctimas de esta política clientelista y también del narco.
Yo acá me planto: no existe evidencia todavía de que el asesinato de Ariel se trate de un caso de violencia política, como dijo Morales.
Tampoco existe evidencia -por ahora- de que haya responsabildad directa de la Tupac Amaru en este episodio policial.
Ariel militaba en la UCR por necesidad, cursaba en el colegio de la Tupac Amaru por necesidad. Pero esa necesidad a nadie preocupa.
Ariel se parece al verdadero Tupac Amaru atado a 4 caballos: Todos tiran de él (incluido Lanata y Clarín) hasta desnaturalizarlo x completo.
Lo único que pido ahora es que los medios k no me usen para prolongar esta pelea idiota, que cuesta vidas.
Que los políticos dejen de tirarse con pibes muertos y los periodistas hagamos nuestro trabajo con la mayor objetividad. Solo eso quiero".
Sus crónicas en Clarín
Sin embargo, en Clarín, Longoni había escrito el sábado: "La sospecha generalizada es que se trató de un crimen por causas políticas. A pesar de que hasta la presidenta Cristina Kirchner aseguró que el joven “no era un militante radical”, ya que figuraba como afiliado al kirchnerista Movimiento Tupac Amaru, ayer una cuñada de Velásquez y su referente político más cercano ratificaron que en los últimos meses había trabajado activamente en la campaña electoral de la UCR".
Y al otro día había ampliado: "Una semana antes de las PASO, junto a su hermano Manuel y su cuñada Silvia Vázquez, se ocupó para poner una mesa sobre Avenida Libertador, a dos cuadras de la casa familiar, para hacer proselitismo.
Una versión dice que allí, el viernes 7, fueron insultados por un grupo de “tupaqueros” que pasó por el lugar, aunque nada de esto queda demasiado claro. Ese día Ariel se fue a las siete con rumbo desconocido. Pasada la medianoche, Manuel oyó un disparo y salió de su casa al escuchar los gritos: era su hermano menor, desocupado y herido de muerte, el que pedía auxilio".

lunes, 24 de agosto de 2015

La Nación: toda una semana pidiendo amnistía para los genocidas

Mientras de alguna manera había que desvirtuar el previsible cómodo triunfo del FpV en Tucumán (#ElFraude), La Nación completa una semana de reclamos a favor de un nuevo "perdón" para los genocidas de la última dictadura cívico-militar tan cercana a su ideario e intereses concretos.
El domingo pasado: "No es posible justificar los métodos aberrantes utilizados en la represión. Menos aún la desaparición de personas o la apropiación ilegal de menores. Tampoco es de ninguna manera aceptable justificar la violencia de los grupos terroristas con su secuela de asesinatos y destrucción de familias y daño moral. Provocaron más de 1000 muertes. Hubo una guerra interna iniciada por quienes querían implantar el socialismo brutal que la Unión Soviética y Cuba deseaban extender en América latina.
Las leyes de obediencia debida y punto final, sancionadas por el Congreso de la Nación a instancias del presidente Alfonsín, así como los indultos a los condenados de ambos bandos dispuestos por el presidente Menem, fueron pasos en búsqueda de la pacificación. Esta voluntad fue desautorizada en 2003 con la anulación, a nuestro juicio inconstitucional, de tales normas y la decisión hemipléjica de proceder sólo contra quienes habían reprimido.
El encauzamiento hacia una reconciliación requiere un profundo y superador examen de conciencia de todos los involucrados y, particularmente, de la clase política. Su resultado debiera ser la reconciliación, traducida en una amnistía amplia que permita luego mirar hacia adelante y construir el futuro en paz y confraternidad".
El viernes: "Nuestra Constitución Nacional confiere expresamente al Poder Ejecutivo la facultad de indultar o conmutar las penas por delitos sujetos a la jurisdicción federal y, al Poder Legislativo, la capacidad de amnistiar. Sin limitaciones. No obstante, en julio pasado se sancionó una ley que prohíbe amnistiar, indultar o conmutar las penas respecto de los delitos de genocidio, lesa humanidad o crímenes de guerra. Cabe preguntarse en primer lugar si esa norma era necesaria, en virtud de todo lo antedicho. Y, en segundo término, si no conforma una reforma constitucional encubierta.
Pareciera estar llegando la hora de comenzar a revisar las fundadas acusaciones de manipulación de los procesos e investigaciones en materia de delitos de lesa humanidad, incluidas las etapas probatorias. Y de asegurarnos que todas las condenas que se han pronunciado están respaldadas por procesos que acrediten que las acusaciones formuladas se han probado como corresponde, en todos los casos. Esto es, más allá de toda duda razonable.
Es tiempo también de examinar lo actuado por el Gobierno en este campo, con el propósito de asegurar los avances, detectar los errores y abusos cometidos y poner fin a cualquier vestigio de impunidad. Desde que el tipo de delitos a los que nos referimos es imprescriptible, ésos son pasos necesarios para ingresar con la apertura y generosidad del caso en la etapa superadora que supone, luego de conocida la verdad, transitar hacia una reconciliación y pacificación que nos permita caminar juntos hacia el futuro en el clima de amplia unidad que supone la decisión de reconciliarse.
Nos referimos a un cambio profundo de rumbo, para el cual es imperioso reemplazar las ansias de venganza por la disposición a perdonar a partir del conocimiento íntegro de la verdad, asegurando el respeto al debido proceso legal y el imperio cabal de la ley. Con la misma vara para todos y sin que el objetivo real sea el de escarmentar, sino el de acercarnos los unos a los otros desde la compasión y la indulgencia, para poder dejar definitivamente atrás la violencia del pasado".
Hoy: "A lo largo de la perversa década política del llamado "kirchnerismo", la reiterada frase: "Justicia y condena", a veces reemplazada por "Juicio y Castigo", ha repiqueteado cual ariete en nuestros oídos y ante nuestra vista. A la manera de muletilla, ha sido pronunciada con enorme frecuencia y alimentada constantemente con amplios recursos, habitualmente sin generar más reacciones que las de un penoso silencio. Pese a la inmensidad de la verdadera depravación que su contenido real supone y procura imponer: el del bien llamado odio añejado.
Esas dos terribles frases sintetizan la cuota de irracionalidad que se esconde detrás de la sed de venganza que alimenta a quienes las utilizan. Lo grave es que ese sentimiento resentido aún parecería anidar profundo en el corazón de algunos.
No es pedir "Justicia y Sentencia". No es cumplir con el deber de investigar y desentrañar la verdad de nuestras lamentables tragedias de los años 70. No es tampoco absolver o condenar, según surja de la prueba que se produzca, más allá de toda duda razonable, en una investigación independiente y seria, que debería ser siempre veraz y sincera. Para todos por igual.
Se trata en particular de aquellos juicios en los que, con total descaro, se presiona -presencial y físicamente- a nuestros magistrados judiciales, cuyos despachos, salas de audiencia y estrados fueron constantemente transformados en ámbitos vociferantes e intimidantes, muy similares a los que acompañaron el reiterado uso de la guillotina durante las etapas más sangrientas e irracionales de la Revolución Francesa. Todo eso sin que se alzaran voces serenas, que señalaran que esas deplorables pero frecuentes presiones avasallaron y sometieron a la justicia, por miedo.
Son, obviamente, todo lo contrario a la disposición a perdonar. Son un muro más en el que, quienes la pronuncian o gritan, pretenden hacer estrellar los esfuerzos de aquellos que creemos firmemente en la posibilidad de reconciliación".

Más:
“Responden a la búsqueda de impunidad”

domingo, 23 de agosto de 2015

Clarín intenta dividir al FpV

El jueves, la referente máxima del kirchnerismo, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, salió a defender al candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli. "Seamos inteligentes, porque del otro lado hay escaso nivel de neuronas", graficó. "No todos son como queremos nosotros. No nos pongamos en fiscales ni jueces de nadie. Hay que sumar voluntades", exhortó en uno de los patios de la Casa Rosada.
CFK, además, pareció exculpar al gobernador de la provincia de Buenos Aires: "No hagan comparaciones, somos personas distintas, pero el proyecto es el mismo", y repitió a los kirchneristas nostálgicos: "Miren los cachivaches que hay enfrente. Por eso les pido la unidad".
De enfrente, respondieron rápidamente.
El viernes, Clarín tituló en tapa: "Advierte el sciolismo que el Banco Central tiene reservas escasas" (Ayer, sábado, La Nación ayudó en tapa: "Inquietan al sciolismo los límites que le fija el Gobierno").
Hoy domingo, la preocupación opositora por una posible solidificación del voto kirchnerista es más evidente, especialmente en los tres principales escribas del diario de Ernestina y Magnetto.
Ricardo Kirschbaum: "Scioli hizo en Tucumán algo que hace tiempo el PJ reclamaba: un acto en el que fue el convocante y el centro de la escena. Fue como decirle a Cristina que si Manzur triunfa en Tucumán, un territorio en el que ni la más frondosa imaginación de García Márquez podría imitar a la realidad, será un triunfo propio y no de la Presidenta. Macri se tomó vacaciones, un mal síntoma para la suerte del radical Cano.
Scioli, también, cerró filas con Aníbal Fernández. Los rencores pueden olvidarse si el poder está en juego.
A Cristina le gusta mostrarse indomable. Y le sigue esculpiendo la faja de piedra con la que quiere encajar a Scioli, si éste es su sucesor. Lo dijo: nada cambiará. Pero con la idea de que “la mirada del amo, engorda el ganado” le marca los límites a los que se tendría que ajustar el candidato oficialista.
Pero Scioli sabe que el desbarajuste económico que heredará no se puede enfrentar con el “modelo” de sus escuderos. Y que inevitablemente deberá apartarse y buscar otras opciones.
El conflicto, entonces, no podrá evitarse".
Eduardo van der Kooy: ""Es un inservible". La sentencia de Cristina Fernández retumbó varias veces en la residencia de Olivos después de las primarias del 9 de agosto. Pudo ser escuchada por su círculo íntimo. También, por algún ministro confiable de paso ocasional. Todos supusieron que la calificación apuntaba a su desencanto con cierto funcionario de importancia relativa. Quedaron pasmados cuando descubrieron que refería a Daniel Scioli.
Cristina estaría atravesando días difíciles. Aquellos que marcarían de modo inexorable su salida del poder. Además del paulatino extravío de su protagonismo. Con las PASO arrancó el tramo decisivo de un proceso que recién podrá clausurarse a fines de octubre o de noviembre. Depende del balotaje. Ese recorrido será propiedad del mismo Scioli, de Mauricio Macri y de Sergio Massa. La Presidenta pasaría a ocupar un papel político de segundo orden. Inaceptable para ella, habituada a otra cosa distinta desde que en octubre del 2010 murió Néstor Kirchner.
(...) Domínguez reparó mucho la semana pasada en la denuncia que Felipe Solá, el postulante del Frente Renovador, hizo ante la Justicia. Adujo que le robaron miles de votos. Al titular de Diputados le extrañaron también algunos aspectos del escrutinio que dictaminó su derrota en las primarias, por un estrecho margen. Ejemplos abundan en el Conurbano. Pero uno de ellos podría tildarse de emblemático. En Quilmes, su tierra natal y política, Aníbal Fernández venció a Domínguez por tres puntos. Sin embargo, el actual intendente, Francisco Gutiérrez, que respaldó al titular de Diputados, doblegó por trece puntos a Daniel Gurzi, el discípulo del jefe de Gabinete. Semejante ecuación habría demandado de un masivo corte de boleta de parte de los quilmeños. Un fenómeno que, en esa proporción, fue imposible de verificar en otro rincón de Buenos Aires.
Domínguez convivirá con el entripado porque no está dispuesto a enrarecer más el clima de intoxicación imperante en el oficialismo kirchnerista-peronista. Y porque tampoco desearía sumarle otro problema a Scioli. El gobernador tendría suficiente con el malestar de Cristina y el trabajo que le aguarda para no tener que exponerse a los peligros de un posible balotaje.
Scioli espera que aquel malestar presidencial con él pase lo más rápido posible. Ruega que responda a un berrinche de los que la Presidenta confesó en público que suelen aquejarla. Ese humor es inconveniente para el candidato por dos razones: lo perturbaría desde un ángulo emocional; lo expondría a la hipotética pérdida de los votos ultra K. También necesita que la Presidenta deje de insistir con que “no tengo candidato”, cuando se despacha en la discreción de su Palacio.
Scioli entiende el error que cometió con su inopinado viaje a Italia en medio de las inundaciones bonaerenses. Aunque no entiende mucho más. Apuesta a que Cristina recapacite sobre algo muy sensible: nadie le ofrece más garantías que él para que la Justicia no altere su tranquilidad fuera del poder. En los últimos días volvieron a escena dos causas que podrían convertirse en amenaza eterna de la Presidenta. La intervención de Scioli ante la Sala I de la Cámara Federal las logró bloquear, desviar o demorar: la muerte del fiscal Alberto Nisman, que había denunciado a Cristina por supuesto encubrimiento terrorista; Hotesur, una empresa sospechada de lavado de dinero que administra una cadena hotelera propiedad de la familia Kirchner, en El Calafate. En el primer caso, la denuncia resultó lapidada. En el segundo, se resolvió la separación de Claudio Bonadio. Fue sustituído por Daniel Rafecas. Un alivio. Aunque ese juez simule voluntad de investigar.
(...) Scioli se siente ahora atenazado entre la ira presidencial y las demandas de los gobernadores peronistas. Estos hombres quieren garantías de futuro. Las escuchó en el mitin del cual participó en Tucumán para apoyar en las elecciones de hoy la candidatura de Juan Manzur y el régimen de José Alperovich. ¿Cómo satisfacerlos con la tirría que Zannini le dispensa al movimiento de Perón (Juan)? ¿Cómo hacerlo, por otra parte, con un aspirante a la gobernación bonaerense aferrado por Cristina y refractario para el votante independiente?
Esos interrogantes no tienen por ahora respuesta. Menos, después del relevamiento que el sciolismo ordenó en Buenos Aires para detectar la manera de superar la votación en las PASO. Las conclusiones no habrían sido auspiciosas. Por un lado, la comprobación de que Massa tendría su clientela consolidada. También, el rastreo de que parte de los sufragios que juntó José de la Sota serían, al menos en Córdoba, más proclives a migrar hacia el macrismo que al kirchnerismo. Por otra parte, que el millón y medio de votos que cosechó Domínguez en la interna tenderían a diseminarse. Un 54% de ellos no estaría dispuesto a acompañar a Aníbal Fernández en su aventura por la gobernación. Sería imposible determinar todavía si optarían por María Eugenia Vidal o por Solá. En cualquier caso, un potencial serio trastorno para Scioli".
Julio Blanck: "Cristina nunca quiso a Daniel Scioli, pero lo terminó haciendo candidato a presidente porque la única opción que tenía era enfrentarlo con paladín propio en la interna, y perder. Cristina nunca quiso a Aníbal Fernández, pero lo ayudó a ser candidato a gobernador porque toda la desconfianza que le despierta Aníbal daba menos que la suma de las desconfianzas que le provocaban los otros postulantes. O sea: Cristina tiene dos candidatos, los principales del país, a los que nunca quiso pero debió aceptar en un intento por disimular –y muy bien lo hace– cierta debilidad política estructural. Pero hubo cambios sutiles en esas relaciones matrizadas en el recelo y el desprecio a casi todos los demás que tan notoriamente ejerce la Presidenta. Hoy, el verdadero candidato de Cristina es Aníbal.
En las mesas de análisis del peronismo se especula con que la jugada profunda de Cristina es apoyarse en Aníbal para alfombrar su camino de regreso. Si fuese cierto lo que esas mentes conspirativas suponen, con Aníbal apuntalándola como gobernador Cristina se postularía a senadora por la Provincia en 2017. De allí al retorno a la Casa Rosada en 2019 habría sólo un paso. Todo se monta sobre la suposición de que candidatearse y ganar es una sola cosa. Visto así, Scioli sería apenas un estorbo transitorio. Gente ilusa hay en todas partes y algunos hacen negocio con eso. Pero ya sea puro delirio o información calificada, ese fantasma circula en las asesorías cercanas a Scioli.
Conviene recordar que los hechos y las palabras han sido inequívocos para demostrar a quién prefiere Cristina.
Primero los hechos. La Presidenta recibió en triunfo a Aníbal el día después de haber logrado la candidatura derrotando a Julián Domínguez. En cambio sobre Scioli, ganador de la PASO presidencial, sólo se escuchó su silencio. Recién se dejó ver diez días más tarde, el jueves último, en un acto para la celebración de su reaparición pública en el que hizo actuar a los gobernadores peronistas –Scioli incluido– como comparsa segundona.
(...) Se ha dicho mucho que Aníbal en campaña es un problema para Scioli. Lo dicen cerca de Scioli, en realidad. ¿Por qué? Porque Aníbal no admite medios tonos, tiene una imagen negativa fuerte y podría obstruir la llegada del candidato a los sectores independientes, de voto volátil, a los que necesita sumar para llegar a la Presidencia. Porque está claro que con lo que hoy tiene, a Scioli no le alcanza.
Parece mentira, pero a pesar de haber logrado el 38,4% en las PASO y aventajar por más de 8 puntos a Mauricio Macri, es habitual en estos días escuchar de gobernadores, intendentes y legisladores peronistas la misma idea: “Daniel la tiene difícil”. Por contraposición, cualquiera de ellos dice: “El que la lleva mejor es Aníbal, porque ganando por un voto es gobernador”.
Los peronistas que dicen esto están en la orilla de Scioli y se ilusionan con desplazar al kirchnerismo del centro de las decisiones. Es más: dicen que si Scioli no lo hace antes de octubre la elección está en riesgo".

Más:
Fernández Díaz, en La Nación, se hace eco de la supuesta frase de Scioli develada por la Di Marco

sábado, 22 de agosto de 2015

El libro antiperonista del juez Fayt

"En el libro de 1967 se dice que "el peronismo es la versión argentina del fascismo italiano" y que Juan Perón "es el conductor, en el sentido de Benito Mussolini, cuya personalidad y obra le merecieron marcada simpatía". También señala que el peronismo "sería la expresión de la lucha de los nuevos sectores de la clase media y de los sindicatos, como instrumentos primero, como fuerzas sociales después, por el poder político y económico"".
Fuente
"-LyE: ¿Puede comentarnos algunos puntos referidos al libro Naturaleza del Peronismo?, ¿Quiénes han colaborado en esa obra?
-Carlos S. Fayt: Les va a interesar este primer libro sobre el Peronismo, del que no hay casi ejemplares. Fue la primera investigación que se hizo en el país, que cobra una actualidad singular porque el señor Lanata que publica dos tomos sobre la Historia de los Argentinos en dos capítulos señala los méritos de ese trabajo. Quiénes colaboraron conmigo allí fueron: Luis Angeleri que era Secretario de la C.G.T.; José Grunfeld que fue un verdadero símbolo del anarquismo y del sindicalismo libre; Juan José Taccone que era el Secretario General de Luz y Fuerza; Aldo Ferrer, economista que fue Ministro de Hacienda, un hombre al que le sobran títulos; Fernando Sabsay, fue profesor universitario, escritor, etc., un hombre de valor (Le hice un prólogo a una de sus últimas obras sobre los caudillos argentinos); Amadeo Soler Alem que lamentablemente murió, era un estudioso; Marcos Kaplan era un colaborador de Silvio Frondizi en el grupo Praxis, que era un grupo leninista, se fue a México -donde fue profesor universitario en la Universidad Autónoma de México-, no sé si murió, creo que sí; Ariel Parentini, que utilizaba el nombre del padre y después se agregó el nombre de la madre que es Posse, inició luego una brillante carrera diplomática y es un escritor fenomenal, embajador en España, fue adjunto mío en la cátedra de Derecho Político (El último libro de él es hermosísimo, se llama “El colapso argentino”); José Manuel Saravia (h) que en ese momento había publicado un trabajo muy bueno de Sociología, realmente excepcional, murió joven; Alfredo Galletti que era presidente del Colegio de Abogados, profesor de la Facultad de Derecho en la Universidad de La Plata de la materia Historia Constitucional, publicó un libro por el Fondo de Cultura Económica sobre los Partidos Políticos argentinos, luego, raptaron, torturaron y desaparecieron a la hija y se suicidó el primer año del gobierno de Alfonsín tirándose de un séptimo piso acá en el centro; Juan Carlos Rubinstein, un gran profesor; Mariano Grondona a quien creo que todo el país conoce y aprecia; Oscar Camilión que fue adjunto mío también.
Cuando yo renuncio -fui el primero en renunciar en la Facultad-, me mandó un carta -él era secretario del diario Clarín en esa época- diciéndome que él, por principios, se quedaba y que iba a ser un baluarte, una trinchera de la casa, con eso demostró la inutilidad de la política del gesto; Alberto Ciria que fue un brillante profesor, estuvo exiliado y no sé si vive; Hugo Álvarez Natale que es profesor consulto de la Facultad, con él fundamos el Instituto Argentino de Ciencias Políticas que lo vamos a refundar para la formación de dirigentes; Darío Cantón que trabajó para la UNESCO, fue investigador del CONICET; Daniel Lura Villanueva quien fuera obispo protestante, murió, un hombre brillante; Félix Alberto Loñ, de una enorme probidad intelectual y moral y brillante profesor de la Facultad de Derecho; y, por último el maestro Germán Bidart Campos. Todos ellos colaboraron en lo que llamé confrontaciones, el primero fue sobre el sindicalismo y el peronismo, los otros fueron sobre los valores, sobre el sistema de creencias, sobre el sistema de partidos y los últimos sobre la religión, las iglesias y el peronismo. Es una obra completa, me gustaría que por lo menos la hojeen. En ella van a encontrar cosas como ésta: El G.O.U., todo el mundo dice que es el Grupo de Oficiales Unidos, no es cierto, es una logia que se llamaba, y están acá los Estatutos de la Logia, Grupo Obra de Unificación del Ejército, que fueron copiados por el G.O.U. de los estatutos de la Logia que tenía el ejército japonés. Otro libro mío es “El Político Armado” que trata sobre el segundo golpe militar, después lo publicó Eudeba sin su parte final. Leyendo “La Naturaleza del Peronismo” y “El Político Armado” se puede tener una idea de algunos períodos de la República Militar".
Fuente
"Carlos S. Fayt, el estudioso especialista en ciencias políticas, ministro de la Suprema Corte, en su libro Naturaleza del Peronismo de 1967, plantea tres hipótesis:
1. El peronismo es simplemente Perón. Su voluntad de poder y su sentido casi físico de la realidad lo lleva a estructurar un movimiento de base nacional y popular que le reconoce carácter de líder y conductor indiscutido. De acuerdo con esta primera hipótesis "el peronismo sería un producto de la voluntad de poder del coronel Perón".
2. El peronismo es la versión argentina del fascismo italiano. Confluencia de diversas formas de nacionalismo. Perón es el conductor, en el sentido de Benito Mussolini, cuya personalidad y obra le merecieron marcada simpatía, llegando a decir que "lo imitaría en todo, menos en sus errores". De acuerdo con esta segunda hipótesis: "El peronismo sería un producto del nacionalismo argentino, que convirtió a las masas obreras en su instrumento, despojándolas de su espíritu de lucha".
3. El peronismo es la respuesta política a las condiciones sociales y económicas imperantes en la Argentina desde 1943. Fue una necesidad histórica cuya misión se cumplió al facilitar el acceso del proletariado a la escena política, como etapa preparatoria de una revolución profunda. Entonces, "el peronismo sería la expresión de la lucha de los nuevos sectores de la clase media y de los sindicatos, como instrumentos primero, como fuerzas sociales después, por el poder político y económico"".
Fuente

Más:
Peronismo y fascismo, una asociación problemática

viernes, 21 de agosto de 2015

Cuando Mirtha Legrand invitaba a cenar a Massera

"Lo bañaron, lo vistieron correctamente y le advirtieron que se esmerara “porque el Negro quiere regalarle un álbum”. El lugar de la fiesta era una casa lujosa de Barrio Parque. Él sólo recuerda que sacó muchas fotos, que en el living habían dispuesto media docena de mesas redondas para pequeños grupos y “a una mucama llevando una montaña de profiteroles”.
El “Negro” era el ex almirante Emilio Eduardo Massera; la anfitriona a la que le obsequiaba el “book”, Mirtha Legrand; el fotógrafo de esa noche, Marcelo Camilo Hernández, segundo jefe de finanzas de Montoneros, secuestrado en la ESMA. Una mescolanza diabólica, un retrato de época.
A Hernández le llevó más de dos décadas contar ante extraños qué cosas había vivido durante los dos años que pasó en la Escuela de Mecánica y, luego, en el tiempo de libertad vigilada. Lo hizo frente al juez Claudio Bonadío, como testigo de la causa que investiga el despojo de bienes de los desaparecidos Victorio Cerutti, Horacio Palma y Conrado Gómez.
Una mañana soleada, en un bar de Belgrano, habló también largamente con Página/12 de las monjas francesas, de los “operativos” civiles y militares, de los ataques de pánico, de la culpa, del desconsuelo, del trabajo de la tierra, de la paz que da la pesca, de la casualidad que vuelve a cruzarlo en una esquina cualquiera con sus captores, de la inmobiliaria montada en Mendoza para comercializar las parcelas robadas de Chacras de Coria y de los cuerpos desnudos que siempre le evocan a los que vio, engrillados e injuriados, en el campo de concentración de Libertador al 8000.
Hernández llegó muy temprano a las oficinas que el abogado Conrado Higinio Gómez, colaborador del área de finanzas de Montoneros, tenía en la avenida Santa Fe entre Callao y Rodríguez Peña, justo sobre la librería Fausto. “Me imagino que a Conrado lo agarraron dormido”, precisa. Los marinos estaban allí desde la noche anterior y a la madrugada habían comenzado con la virtual mudanza de todo lo que valiera la pena. Todo, menos la caja fuerte que no pudieron transportar.
Junto a Gómez ya habían sido capturados otros integrantes de menor rango de la organización. Poco más tarde quien caía en la ratonera era “Gabriel”, el jefe del sector. Hernández lo reconoció por la voz y lo escuchó ofrecer a quienes lo estaban deteniendo: “Vamos a negociar”. Hernández cuenta que pensó en Gómez y en los otros, sus subordinados, y tuvo vergüenza. Por eso cometió el acto absurdo de ponerse de pie ante quienes no podían verlo porque ya habían sido encapuchados para decirles “quiero que sepan que estoy orgulloso de haber trabajado con ustedes”. Uno de los marinos lo tumbó de un golpe. “Ese fue mi último acto heroico”, reconoce el sobreviviente. El departamento de Gómez lo habían copado Jorge “el Tigre” Acosta, su segundo, Francis William Wahmond; Juan Carlos Rolón, Antonio Pernía, “uno al que apodaban Manuel y con el tiempo supe que era Miguel Angel Benazzi y uno que estaba al lado mío, le decían Dante y era un oficial de apellido García Velazco. Tenía cara de boxeador. González Menotti, el Gato, estuvo también en el grupo operativo que nos secuestró, torturó y se enganchó con la historia del dinero”.
Hernández percibió de inmediato que los marinos estaban exultantes: “Habían encontrado en el lugar mucha plata de Gómez. Y discutieron qué hacer con el dinero. No sabían si lo blanqueaban o no. Después de mucho tiempo, en un playón de autos de la ESMA, recuerdo haber visto el coche de Conrado, que era un Fairlane bordó, y el mío, un Peugeot 404 que estaba a mi nombre y se lo habían dado a un tipo que era contador o escribano”. A partir de esa mañana de enero de 1977, precisa Hernández, “el dueño de nuestras vidas fue Jorge Acosta. Jorge Perren era el responsable operativo. Para evitar que pasara lo que pasó, hacía rotar a todo el personal. Cada dos meses, más o menos, venían veinte nuevos. De todo ese armado o instrucción se ocupaba Perren porque pensaban que era posible que los golpearan, pero desde dentro de la fuerza y, entonces, en la jerga del Tigre, “les hacían poner los dedos a todos”. Ningún oficial podía decir”yo no estuve”. Y muchos de los “operativos” se fueron aquerenciando en el sabor, en el gusto de la truculencia. Se fueron quedando”.
Comiendo con Mirtha Legrand 
Frente a la cámara de Hernández se colocaron Rolón, Astiz, Benazzi, Pernía, González Menotti, Radice. Los oficiales de la ESMA, abocados a los negocios y los proyectos políticos, habían empezado a viajar. Se les hicieron documentos por decenas, para salir a Bolivia, a Venezuela, a México, a Panamá, a Perú a España, a Francia. Para cada destino, al menos tres juegos con nombres falsos. Incluso el propio secuestrado viajó a fotografiar estadios para un audiovisual que los oficiales de la ESMA querían producir para el Mundial ‘78. No en vano al frente del organismo encargado de su organización estaba un almirante. Pero hasta la tarea esclava de Hernández iba a mostrar un costado social. Fue cuando “el Tigre” Acosta le comentó a Radice que estaban invitados a una cena en la casa de Mirtha Legrand. Massera, explica Hernández, estaba en la ESMA a través de Acosta. Él nunca vio al ex almirante, pero escuchó innumerables veces al Tigre diciendo: “El Negro quiere tal cosa, o tal otra” o “Prepárenme esto porque se lo tengo que llevar al Negro”. Y en aquella ocasión le había oído comentar: “El Negro quiere regalarle un álbum de fotos de la fiesta”. “Me bañaron, me vistieron bien y me llevaron a la casa de esa señora con la cámara de fotos. Saqué varias de la comida. No recuerdo mucho, sólo que en el living había media docena de mesas redondas y que pasaba una mucama llevando una montaña de profiteroles".
Fuente

jueves, 20 de agosto de 2015

@EameoOk: "A veces no entendemos nuestra foto"

Uno de los integrantes del grupo de intervención fotográfica Eameo habló con Radio Ciudad (Buenos Aires) y reveló que "los administradores de la cuenta somos 10 personas. Más de la mitad son diseñadores gráficos, hay un psicólogo, un maestro mayor de obra, un productor de tv. Somos 9 hombres y una chica, que nos tiene cortitos a todos".
"Cada uno tiene su forma de pensar, y al ser varios, se logra un efecto de que le pegamos a todos parejo. Quizás a alguno más que otro porque se presta", admitió sin dar a conocer su verdadero nombre, una de las características del grupo.
"Al anonimato lo decidimos desde el principio. Y después, sin buscarlo, se generó un misterio en torno a nosotros y hace que los 10 nos hagamos cargo de la producción", postuló y detalló que "9 son de Capital y Gran Buenos Aires, y yo soy de Mar del Plata".
"Intervenimos fotos, cruzamos dos conceptos en una sola foto, le sumamos un poquito de absurdo para que la imagen sea graciosa, si es que uno tiene información para poder codificarla", describió. "Nos basamos en las tendencias de Twitter, y la realidad, o conceptos históricos y prejuicios sociales", esgrimió el integrante de este grupo que está por cumplir un año de vida.
"La cuenta no fue pensada para lo que estamos viviendo ahora; jamás pensamos en tener esta cantidad de seguidores; no armamos el proyecto para eso. Lo armamos para divertirnos entre nosotros, y conservamos ese espíritu porque resulta, en eso se basa nuestro suceso", manifestó en diálogo con el programa Tardes Bárbaras.
Además, contó que antes de publicar cada foto, la misma es compartida en un grupo privado y se pone a consideración de los demás integrantes. "Antes que democrático, es un grupo anárquico. A veces no la entendemos nosotros mismos y tenemos que pedir explicaciones y se va el chiste", confesó.
"Hemos tenido propuestas del ambiente publicitario pero no nos cerró ninguna, porque en realidad no buscan nuestra producción sino nuestros seguidores, buscan la llegada a determinado público. Lo que sí estamos haciendo es gráfica para el programa Línea de Tiempo de la TV Pública", contó.
Luego de develar que el nombre del grupo quiere decir "Eh, amigo" en la jerga callejera, pasó a elegir las producciones que más repercusión tuvieron en las redes sociales:
*Aníbal y Randazzo armando un porro en la playa, que luego se viralizó porque le cortaron el logo. El otro día, Aníbal Fernández la mencionó en una nota.
*Un cartel de Máximo 2015 haciendo el logo con botones de la play, que sucedió lo mismo, porque le recortaron el logo y apareció como cierta. Mercedes Ninci la publicó en su Twitter como cierta.
*El día de la marcha de los paraguas hicimos paraguas que tenían impreso el nombre de Nisman y mucha gente se indignó porque decían "¿Cómo estaban lucrando con los paraguas?" y en realidad era una composición nuestra que estaba pasando por cierta.

miércoles, 19 de agosto de 2015

#Antiperonismo El Profe Romero El Malo: "Con Cristina, yo nunca acerté"

La semana pasada nos animábamos a plantear el clivaje (ay!) peronismo/antiperonismo como el ordenador de las próximas elecciones de octubre.
Y vino la profecía autocumplida, claro: se sucedieron las figuras antiperonistas que florecieron desde las profundidades de las zonas bonaerenses bajo el agua.
Y no hablo sólo de la pobre Legrand.
También el profe de vóley, que anda promocionando su compilación de Taringa "Es el peronismo, estúpido" (anoche lo disfrutamos en lo de Fantino, explicando su concepto de máxima: el stalinismo débil; una joya. Lo que se pierde el Parlasur, ¿no?).
Minutos antes, estuvo Juanjo Sebreli con el cooptador del programa del dr. Grondona, que anoche metió además a Espert y una carta abierta a Scioli como twittero perseguido (#identificameEsta). "El ciclo peronista lleva más de un siglo. El kirchnerismo ya está muerto, pero el peronismo no", vomitó Juanjo, que hasta llegó a sostener que "lo de Perón también fue un relato. No tuvo nada que ver con la realidad".
Y me crucé en Youtube esta entrevista del procesado García, el lunes, al historiador antiperonista Luis Alberto Romero, un amigo de la casa, que además de rendirse ante La Shewua se le escapó: "El peronismo en estos 70 años ha aprendido medianamente las reglas de la convivencia democrática, con lo que puede recibir apoyo de sus rivales para terminar con el kirchnerismo".
Justamente, la vividora de La Cámpora, Laura Di Marco, en el final de Hora Clave, contó que escuchó por ahí que Scioli habría llamado a De la Sota: "Si me ayudan, me saco de encima a La Cámpora". Y que le habría pedido a Massa una reunión entre los tres.
Más penurias del antiperonismo, impotente para estructurar su propia alternativa democrática sin las armas del pasado. Aún sin entender al peronismo. Y rogando por un (nuevo) fin de ciKlo.
Más:
El cacerolero La Hora de Maquiavelo ya en junio hablaba del clivaje (ay!)
Sil Mercado: "Al gorila, en los años kirchneristas, sólo le está permitido callar"

martes, 18 de agosto de 2015

Están engendrando un nuevo monstruo, eh: el kirchnerista nostálgico

Incomoda el escribir otra vez desde la propia subjetividad (bah, siempre lo hacemos), no sólo por la exposición obvia sino principalmente por correr el riesgo de colocarse en un centro de la nada. Así que pido disculpas, pero creo que la urgencia legitima el nuevo desliz. Urgencia personal, en medio de temas mucho más importantes. Quizás toda operación de análisis es una gimnasia de priorizar aún sin que el tópico que se aborda ni se asome a igualar a otros mucho más angustiantes (el de las inundaciones en Córdoba y en Buenos Aires es un buen ejemplo. Sí, ya sé. De las cordobesas te enteraste poco. Fueron a principio de año. Y los pobladores de esas zonas afectadas por el agua, el desmonte, los countries, la soja y la desidia (ejem...) estatal siguen reclamando las obras y los resarcimientos prometidos por el gobierno cordobés. Sí, acá también se rasgaron las vestiduras. Al extremo de que conozco dependencias públicas que hoy hacen campañas de ayuda para los bonaerenses y ni se les ocurrió hacerlas para sus coprovincianos en febrero). Toda una vueltereta, Villone, para decir simplemente que los tres principales candidatos presidenciales (legitimados como tales en las PASO del 9 de agosto) me parecen escasos. No quiero utilizar otros adjetivos más pretenciosos. Sólo digo que lo mejor que podríamos hacer es reconocerles el enorme esfuerzo que están haciendo para acercarse lo más que puedan a un rol como el de presidente de la Nación, y en el actual contexto regional y mundial. Obvio que en este lamento (seguramente pasajero, quizás alimentado por este impasse electoral; la locura volverá dentro de semanas) está implícito un elogio a Néstor y Cristina, aún asumiendo que al principio, en 2003, tampoco Kirchner asomaba con una envergadura histórica que luego supo construir a fuerza de viveza y coraje ("astucia y cálculo", diría la tía Bety). Pero como he tratado todo este tiempo de no personalizar -aún a pesar de ellos- y sí centrarme en políticas que sí se defenderán y forzar y reclamar lo no profundizado, también lo intento ahora con Scioli, Macri y Massa. Saquemos esos apellidos. Es más allá de ellos: tiene más que ver con los temas de los que se hablan, las operaciones berretas que pululan (ya extrañamos alguna nueva esta semana; ¡ya es martes!), el poco entusiasmo que despiertan, en un contexto de ratificación de oficialismos, de inexistencia de, no digo un sueño, alguna meta, aún terrenal, si se prefiere, un ser político (el terror que tienen a equivocarse es ya gracioso), algo que motive; no son caras, trayectorias, que puedan sintetizar esos fenómenos y provocar confianza ante la duda, todo lo contrario. Reitero: muchos mecanismos son propios de toda campaña; hasta la insuficiencia de volumen político-histórico: una vez en el poder, se puede construir algo grande, como hizo NK. Seguramente, otros estarán ilusionados, muy. Cada uno alimenta su alma y ego, pero el miedo a quedarse estancado en la etapa que nos devolvió la alegría de creer, aún identificando errores y personajes que rápidamente olvidaremos, me estampa contra el 25 de octubre. Quizás el peor error del kirchnerismo (a lo mejor, desencadenado por la muerte de NK) de no prever (y luchar por) su sucesión (perdón por la soberbia) va moldeando (en mí; ¿en vos?) un monstruo que se combina con el avance de la edad. Nada menos kirchnerista que un (¿pende?)viejo gruñón y aspirando a retroceder el tiempo: una renuncia evidente al futuro. Sólo un sano ejercicio me hace dudar de lo que acabo de vomitar: el pensar que hay miles muy por fuera del "mundo político" (muy dependiente de lo mediático, aguas en las que nos ahogamos cada día) que ni por asomo tienen tiempo de destinarle un minuto a estos falsos menesteres. Están demasiados ocupados (algunos, hoy, mojados hasta la cintura) para consolar a los que todavía desconfiamos de los aprendizajes de los pueblos.

PD: me dí cuenta que el monstruo del título ¿sólo? emergería con (este) Scioli ganando... Uh.

lunes, 17 de agosto de 2015

Perfil, de Margot

¿Por qué nadie se anima a analizar el voto de los Progresistas?
Sabemos muy bien que el caudal de votos de Margarita (que apetece su acérrima enemiga, Lilita, para su límite moral, Mauricio) es mucho más que un Garrido queriendo impedir el anuncio del aumento en las jubilaciones, o más que el acuerdo tácito entre el binnerismo y el kirchnerismo para no presentar candidato a presidente, lo que terminó con el ex gobernador santafesino, en las PASO, cuarto, cómodo, entre los precandidatos a senadores nacionales, con apenas el 13%.
Y hemos hallado algunos que se han animado a explicitar su apoyo a la bonaerense (¿se acuerdan al ahora infectado por un virus, Jorge Lanata, dando su apoyo a Marga, no?).
Dos son del mismo medio: Jorge Fontevecchia y Beatriz Sarlo, propietario y columnista de Perfil, respectivamente.
Fonte sigue de gira promocionando su último libro "Quiénes fuimos en la era K". Estuvo en Córdoba y fue entrevistado por el diario de Clarín:
"–La Voz: ¿Cómo describiría la posición de Perfil respecto del Gobierno y de los medios más críticos?
–Fontevecchia: No es la posición más cómoda, porque la audiencia, los que compran diarios revistas, programas con algún sesgo político es gente que en general está a favor o en contra. Nuestra mirada es que cosecha y siembra no van juntas, y en el futuro la gente va a llegar a la conclusión de que nuestra postura fue la más acertada... Estamos construyendo credibilidad.
–La Voz: ¿Partidariamente, quién representa esa posición?
–Fontevecchia: Yo dije que iba a votar por Mar­garita Stolbizer. Esa posición podría estar representada por la social­de­mocracia, un liberalismo de izquierda, que ni Macri, ni Massa ni Scioli representan. Creo que los tres son muy parecidos y representan todos al partido del poder. Va a haber diferencias de tono, pero los cambios van a ser homeopáticos.
–La Voz: ¿Qué debemos entender por eso?
–Fontevecchia: Si tuviera que sintetizar, diría que habrá continuidad y cambio simultáneamente. Si Scioli quiere hacer sólo continuidad va a chocar con la economía, y si Macri quiere hacer sólo cambio va a chocar con la cultura. Argentina es un país de centroizquierda, poco afecto al capitalismo, sobre todo después de 2002, y tiene una actitud crítica hacia el neoliberalismo. Por lo que si Macri quisiera aplicar una política ortodoxa la sociedad se lo impediría desde un punto de vista político cultural, sociológico. Y si Scioli quisiera continuar con esta política económica el mercado se lo va a impedir, porque esta política económica sin cambios no resiste un año más".
Por su parte, la tía Bety, ayer, en su columna dominguera, analizó qué le pasó a su Margarita, que obtuvo sólo el 3% de los votos en las PASO. Sarlo pidió ir por el joven Del Caño (jubilador del hermano de Ismael Bermúdez): "Probablemente los lectores recuerden que, cuando comenzó la campaña, hice público en este diario mi apoyo a la candidatura de Margarita Stolbizer. Sin expectativas desmesuradas, de todos modos, era verosímil estimar que los resultados de su lista podían ser mejores.
No sucedió. (...) No hubo un 10% de votantes que estuvieran interesados en una alternativa progresista de corte socialdemócrata. Y ni siquiera sumando los votos obtenidos por todas las líneas trotskistas se llega a ese porcentaje para la izquierda.
(...) Despejar primero la cuestión de la destrucción del frente que formaban la UCR, el Partido Socialista, la Coalición Cívica y el GEN. Fue dinamitado por Elisa Carrió y los escombros los barrió Ernesto Sanz en la convención de Gualeguaychú (si a Sanz le sirve para ser jefe de Gabinete de un posible gobierno PRO, que le aproveche). Pero sería injusto atribuir todas las responsabilidades al estallido de ese acuerdo electoral.
El Partido Socialista de Santa Fe persistió en el frente con Stolbizer, de una manera políticamente conservadora: alegó que, como sus aliados en la provincia eran los radicales, no podía llevar a Stolbizer como cabeza de la boleta en la que Hermes Binner iba de candidato a senador. Así les fue: salieron cuartos en la provincia que gobiernan. No jugaron por nadie y pocos jugaron por ellos. El ahorro y la prudencia no siempre llevan a la victoria.
Pero no fue solamente eso. No hubo en la sociedad sectores predispuestos a escuchar el mensaje de Progresistas, que llevaba como consigna Igualdad y Decencia. No hubo impulsos que, desde fuera de la política o desde la periferia de la política, conectaran con la candidatura de Margarita Stolbizer. Justamente en las PASO, momento de libertad, pocos quisieron ejercerla.
En América Latina, las nuevas alternativas fueron encabezadas por liderazgos carismáticos como el de Evo Morales y Rafael Correa. Nadie quiere hoy ese tipo de liderazgo en Argentina, pero entonces ¿qué? El mediano plazo no puede ser una promesa que se extienda por décadas. Sin embargo, mientras no exista algo en la sociedad (en las capas medias, en los jóvenes, en los intelectuales y artistas) que exprese la necesidad de un giro progresista e igualitario, mientras su expresión, en sectores de la juventud o del trabajo, sea solamente el ceremonial ideológico del trotskismo o el kirchnerismo de estos años que terminan, será arduo pensar en una alternativa.
Los políticos no son altoparlantes de la sociedad, pero tampoco pueden inventarla. La tradición progresista consiste en vincularse con los jóvenes y con los que protestan. Eso hacen los trotskistas, y Nicolás del Caño demostró que produce una diferencia. El progresismo no puede buscar el votante abstracto, sino conectar ese mundo confuso, donde hay descontento y rebeldía. Por eso, más que desentenderse del asunto, habrá que pensar qué sucedió, sin apoyarse en las razones fáciles".
Más:
Progresistas sólo ganaría una de las ocho bancas que pone en juego en octubre

domingo, 16 de agosto de 2015

A Braga, su hija: "A veces fui cag*na y no te defendí"

Por Florencia Braga Menéndez

"Los amigos amigos de la vida real, los cercanos, saben que yo nunca tuve una relación fácil con mi papíu, con mi querido Ferdinando. Nunca, queriéndonos muchísimo, hemos estado cómodos juntos, nunca desde alguna vez. Alguna pelea, algún entuerto en la mesa de la casa familiar, o una acumulación de incomodidades no resueltas a fondo, determinaron que nos tuviéramos amor, admiración y miedo mutuo.
Pero estaba lavando los platos pensando en él, y seguí barriendo el patio pensando en él y ahora acá sentada ante una pila de trabajo para hacer en la compu sigo pensando en él. Mi papá.
Y siento, con mi papá grande y con el pelo blanquito, que mi papá es un tipo tremendo.
Jamás fue chismoso, eso siempre me gustó mucho de él, nunca tuvo morbo por la intimidad de nadie, siempre fue respetuoso de verdad de la intimidad llena de debilidades y flaquezas de los propios y ajenos. A mí me respetó y me hizo feminista, él me hizo feminista, y yo, su hija, me hice feminista con su mirada amiga de mi feminismo.
Hay locos imprescindibles.
Cuando mi papá empezó a defender al gobierno nacional en los medios de comunicación nadie lo hacía. Fernandito empezó a enfurecerse con Lilitas en voz alta y a defender -con amor- el proyecto nacional mejor de lo que lo hacían los propios funcionarios. Él que nunca estuvo en la función, empezó a ganarse enemigos por todos lados porque saltaba a hablar bien de un gobierno popular que irritaba intereses de nuestros pares de clase social.
Yo ya tenía una galería reconocida y powerfull cuando él empezó a defender al kirchnerismo en la tele. Hasta ese entonces siempre me habían preguntado con una sonrisa de cómplice pertenencia "¿qué sos de Fernando?", "¿Qué sos del de la agencia", "¿Qué sos del publicista?". Y yo contestaba orgullosa y cómoda, "la hija".
La hija de un tipo talentoso que había hecho cosas novedosas en la publicidad, algunas que yo admiraba, otras que no. Pero siempre súper eficaz. Mi papá me enseñó a no poner el narcisismo en cualquier lado; el objetivo de la publicidad es comunicar con claridad, didácticamente en relación a un objetivo determinado, se vende al cliente, al producto, no se debe vender al creativo publicitario; las manifestaciones de creatividad no vinculadas de manera directa con el objetivo son perversas, por eso el setenta por ciento de la inversión publicitaria no sirve para una mierda, porque la gente que es insegura necesita neuróticamente mostrarse creativa, loquita, erótica, trendy, y usan al producto del cliente de pretexto para hacer un discurso publicitario ensimismado, sin recordación de marca ni objetivos evaluados. Eso me enseñó mi papá. Él tiró a la mierda todos los premios que ganó en su vida, los Lápices de Oro, todo.
Durante un tiempo, yo guardé docenas de diplomas y esculturitas que saqué de la basura porque me apenaba que él tirara todo. Un día entendí que tenía mucho más valor para mí acompañar esa desición y mandar todo a la mierda. Papá detestaba esas premiaciones. Y es un campeón en eso de excitarse en el momento corajudo previo a patear el tablero. Eso también me enseñó. A obligarme a saltar y abrir la boca sin medir siempre las consecuencias. Yo ahora de grande desaprendí un poquito de esto último, me gusta medir un poco más y trato de no saltar sin red.
Mil veces no comparto con él sus argumentaciones.
Pero el punto es que cuando Ferdinand apareció en la tele era como un ingenuo estrolándose gustoso contra el rechazo de un auditorio aparentemente total.
Entonces en la galería yo empecé a vivir los coletazos de su peronismo. Ya no me preguntaban "vos que sos...?" con una sonrisa, ahora ya con cara de mierda me advertían que mi viejo se iba de mambo, como una especie de amenaza de exclusión de mi bien ganada topetitud me comentaban que mi viejo era un setentista patotero insoportable.
A veces fui cagona y no lo defendí. A veces hice intentos pequeños de explicación. No estuve a la altura de los acontecimientos. La verdad es que vivía de mi galería y me dio miedo perder, como perdí, todas mis credenciales snobs de un plumazo.
Un día en la puerta de la escuela del sol, una empleada de la escuela me dijo "mandale un beso a tu papá, decile que lo queremos y que dice lo que nadie dice y todos pensamos".
Me dio vergüenza haberlo defendido siempre menos de lo que ella estaba defendiéndolo en ese momento.
Yo siempre había sentido que él era un exabrupto enojado que no aportaba demasiado. Yo era, soy, bastante cobarde.
Lo cierto es que en ese momento entendí. Todo eso tuvo que ver en parte con que yo cerrara mi galería, no fue lo único, pero en ese tejido histórico, mi práctica en relación al mundo del arte se saturó, no me daba el cuero para más obediencia silenciosa a los coleccionistas, que sólo sostienen la práctica política sobremaquillada del artista neutralizado por la oficialidad de su extravagancia.
Y no digo del "mercado del arte", digo "del mundo" porque antes que ser galerista fui artista, curadora, docente, una intelectual productiva, y todos esos aspectos de mi vinculación con el arte se hartaron por igual de la falta de sangre en las venas de lo aledaño al arte. Si lo único que me importa del arte es el arte, seguiré teniendo con el arte una relación íntima, personal y a salvo de ratas.
Mi papá otra vez me arrojaba a la realidad y yo finalmente gustosa tomaba la herencia. Él podría haber hecho mucha guita y eligió consciente o inconscientemente correrse de ese lugar. Yo también.
Hoy, en un ataque de orgullo, quiero agradecerle a mi viejo haber abierto la puerta para que la brecha se viera por la pantalla y muchos pudiéramos patalear de júbilo cuando su sentido común y su sinceridad le puso el cartel visible de hijos de puta a muchos hipócritas correctitos que la venían piloteando con ambigüedad confortable, sin atacar ni defender nunca cuestiones de vida o muerte sin garantías de inmunidad diplomática. Gracias papá".

sábado, 15 de agosto de 2015

Graffigna, luego de la "denuncia" de Levinas y Lanata: "Verbitsky no era mi escritor fantasma, estaba en desacuerdo con la Fuerza Aérea"

"Reportes de prensa han indicado que el columnista de Página/12, Horacio Verbitsky, pudo haber escrito los discursos de Omar Graffigna. Verbitsky es actualmente el jefe del influyente Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la organización de derechos humanos más importante del país y fue miembro de Montoneros, la izquierdista organización armada peronista, en la década de 1970.
-¿El periodista Horacio Verbitsky fue su escritor fantasma?
-¿Cómo puede ser eso cierto? Yo era el jefe de la Fuerza Aérea. Yo era parte de la Junta que fue enjuiciada en los tribunales y yo fui absuelto. ¿Cómo podría haber habido una relación entre la Fuerza Aérea y un periodista que tenía ideas totalmente opuestas?
-Un informe periodístico indica que Verbitsky solía escribir sus discursos y los de otros jefes de la Fuerza Aérea...
-Cualquier persona tiene derecho a decir lo que él o ella quiere. La gente es inteligente y está claro que el bien y el mal no pueden ir juntos. Formó parte de Montoneros y yo era uno de los líderes de las Fuerzas Armadas. No dije una palabra, me reí mucho cuando escuché ese informe periodístico. Verbitsky publicó un artículo donde negaba la acusación y sonaba lógico.
-¿Ha conocido a Verbitsky?
-No. Yo ni siquiera sabía quién era entonces.
-¿Así que él no tenía estrechos vínculos con la Fuerza Aérea?
-Ninguno. No al menos cuando yo era el jefe de la fuerza y ​​miembro de la Junta y menos aún antes. Los subordinados me han llamado por teléfono para burlarse de mí: "¿Cómo pudiste, jefe?". Las ideas de Verbitsky son diferentes de las nuestras. No creo que ese informe periodístico haya sido publicado para hacerme daño. Me río cuando la gente se burla de mí diciendo que yo era un subversivo, un terrorista.
-¿Usted quiere decir que él era un subversivo?
-Yo no digo quién era quién.
-Bueno, él era un miembro de Montoneros...
-Bueno, me río. Vamos a dejarlo en claro. Nadie quiere hacerme daño".
Fuente
Más:
"La invasión de Malvinas fue una locura" (en inglés)

viernes, 14 de agosto de 2015

Quique Pesoa: "No vale pute*r al gordo Lanata o a Víctor Hugo Morales porque estén haciendo sus negocios"

Anoche andaba ordenando las cosas para la clase de hoy en el cole, haciéndole criollitos con queso untable a mis niñas y revisando algunas cosas para el programa de hoy y el blog.
Y de repente me vi escuchando radio. Atento.
No de igual manera a cuando tengo que desgrabar entrevistas para En Orsai. No.
Prestando atención y esperando con expectativas la próxima sentencia, afirmación, vuelta de tuerca.
¡Estaba escuchando a un tipo reflexionar fuera de agenda!
Hacía mucho tiempo que no lo hacía.
De Quique Pesoa jamás escuché algo intensivamente, excepto alguna entrevista televisiva o algún incidente. Sí sé sus antecedentes, pero he escuchado poco de su producción radial.
Y soy refractario a los mesías del micrófono.
Pero esta interpelación a Pergolini, Internet, Lanata y Víctor Hugo me gustó.
Antes que hablar del viaje de DOS o de la foto en el barro de Mariu...
Antes que usar las herramientas de análisis de medios -socializadas estos años- para tratar de justificar la inoperancia de DOS (igual que cuando caía Mauricio)...
Antes que otra vez caerle a la mezquindad del accionar PRO...
O al cinismo de los que luego defenderán a los deforestadores, canaleros y aceleradores de agua...
Esta (reitero) "reflexión" de Pesoa es de otro orden.
¡Usa la palabra desconcierto, que quizás no escuchaba desde hace años!
Ya con eso basta, en viernes.
Por supuesto que me puse a buscar su programa, El Desconcierto, y ya me dieron ganas de programarlo.
Pensaba: quizás la radio todavía siga siendo eso.
Una enorme inyección de energía para seguir con la vida diaria.

jueves, 13 de agosto de 2015

El Poder Judicial cordobés absuelve al Poder real y condena a periodista

Luego de las elecciones provinciales, alrededor de las PASO del domingo y en el final del cordobesismo isleño, la Justicia cordobesa dio a conocer una serie de fallos que ratifica las denuncias de múltiples organizaciones sociales y políticas que vienen sosteniendo desde hace tiempo que el Poder Judicial de la provincia es un fiel reflejo del correlato de fuerzas que existe actualmente entre los sectores de poder real y el resto de la sociedad.
El llamado de atención mayor fue una nueva embestida de los Tribunales contra el periodista Hernán Vaca Narvaja, único imputado en la causa judicial por el asesinato de Nora Dalmasso, ocurrido en Río Cuarto, en 2006.
Claro que Vaca Narvaja nada tiene que ver con la muerte de Nora. Está imputado por su labor periodística. Y ha sido doblemente condenado a pagarle 75 mil pesos a la familia Macarrón: el viudo de Dalmasso, Marcelo Macarrón, y a sus hijos, Facundo y Valentina.
El periodista calificó al fallo de “acto mafioso de la corporación judicial que pretende que yo me calle la boca. Me siento parte de un relato kafkiano porque es un caso que está impune desde hace 9 años pero me tiene a mí como único condenado. Es realmente increíble”.
La sentencia se conoce un día después de las elecciones, es decir, que se tomaron el tiempo para que la evidente repercusión que iba a tener no afectara las posibilidades electorales de De la Sota, en las presidenciales, y de Schiaretti, en las elecciones provinciales”, expresó el periodista en conferencia de prensa.
“Esta sentencia ya estaba escrita desde el primer día, y pone a la Justicia en una situación de crisis institucional muy grave. Hoy, el caso Dalmasso no tiene fiscal pero sí un periodista condenado en dos instancias. Es una imagen tan clara que huelgan las palabras”, resumió Vaca Narvaja, en la misma línea que su artículo contando mayores detalles de la decisión judicial en su contra.
Otros casos llamativos
La semana pasada, “Gustavo Hidalgo, fiscal Anticorrupción de Córdoba, archivó la denuncia penal de legisladores de la oposición, en el marco de la investigación por la cámara oculta donde se ve al ex titular de la empresa Kolektor, presuntamente, ofreciendo una coima.
Hidalgo entendió que no existe delito, pese que los denunciantes aseguran que Hermann Karsten (foto)ofreció pauta oficial a cambio de información al periodista Tomás Méndez para perjudicar a la oposición.
“Por supuesto que existe un delito, por eso fuimos a la justicia, y estas actitudes de Hidalgo siempre son así, porque él nunca encuentra delito, es la única provincia donde nunca se encuentra un delito vinculado al poder político”, dijo a Cadena 3 la legisladora Liliana Montero, del Frente Cívico.
Sostuvo, además, que “el problema de fondo es que esta actitud de Hidalgo, este fuero Anticorrupción que tiene la provincia de Córdoba está destinado a tapar la corrupción y ensucia a la justicia””.
En diálogo con radio Nacional Córdoba, otro de los denunciantes, el legislador Aurelio García Elorrio dio más detalles: ““Karsten le ofrecía a Méndez dinero a cambio de silenciar las actividades de la empresa Brito, propiedad del ex funcionario delasotista (Horacio) Miró. Y le decía que tocar a Brito era tocar a De la Sota”.
Además, sostuvo que “si Miró era lo mismo que De la Sota en Córdoba, hay que investigar la obra pública que hizo Brito en Córdoba”. “Son tres las obras que había que investigar: la remodelación del camino de la Altas Cumbre, el camino del Cuadrado y los gasoductos que no se hicieron, que ganaron unas empresas brasileñas. También, le llevamos antecedentes de una coima de 22 millones de dólares, que según dicen en Brasil, vinculado al tema de Petrobras, se habría pagado por los gasoductos que no se hicieron en Córdoba” agregó”.
Ayer, se conoció que "la Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba confirmó los sobreseimientos de los ex directores de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) Daniel Bonetto (delasotista)y Simón Dasenchich investigados por presuntas evasiones al Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.

Más: