jueves, 16 de febrero de 2017

Las mentiras oficiales sobre las quiebras y los concursos para salvar a Macri

Viviana Violeta Bitulka, abogada especialista en derecho de concursos y quiebras, precisó los límites de las aceptaciones de las propuestas de acuerdo dentro del marco de los concursos y las quiebras en el derecho argentino, bajo el amparo de la ley 24.522.
Con un texto contundente, la egresada de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad del Salvador (Buenos Aires) desarmó las falacias y mentiras que el gobierno de Mauricio Macri ha esbozado en las últimas horas para tratar de exculparse del intento de condonarle millones de pesos a la familia presidencial.
La especialista escribió: "El Correo Argentino fue privatizado durante el gobierno de Carlos Menem. Se utilizó la figura de la concesión y se pactó el pago de un canon al Estado. El Correo Argentino privatizado (con mayoría de capital social integrado por Socma SA, de propiedad de la familia Macri) jamás pagó un solo peso de canon. El gobierno de Néstor Kirchner le revocó la concesión (no lo expropió ni lo nacionalizó, dos figuras jurídicas distintas) y lo empezó a explotar. Se convirtió en el Correo Argentino Nacional. La empresa de Macri dejó de pagar a todos sus acreedores (un total de 600) y se concursó en el año 2003/2004 y mantuvo el bicicleteo (increíble) hasta ahora.
Está de más decir que uno de los efectos de la ley de Quiebras y Concursos es la prohibición de las ejecuciones individuales dado que, como proceso universal (junto con las sucesiones), el procedimiento de cobro es colectivo. Es decir, no había posibilidad alguna de cobrarle al Correo en estado de concordato y, en post de la pars conditio creditorum (es decir, la paridad de los acreedores de igual rango y privilegio) de manera individual. Una vez homologado el acuerdo, el Estado sí podría haber cobrado su capital (el privilegio) y negociar los intereses (denominado capital quirografario, porque no tiene garantías reales de pago).
Pero eso aún no sucedió. ¿Por qué? Porque el Grupo Macri interpuso ante la justicia federal un juicio de daños y perjuicios (larguísimo) para frenar toda posibilidad de ejecución y de cobro. ¿Y qué pretende? La compensación. Algo expresamente prohibido por la ley de Quiebras y Concursos 24.522 en su artículo 130. No es posible compensar deudas contra un concursado y mucho menos que un concursado pretenda compensar deudas contra un acreedor, salvo que este último lo acepte. El viejo Correo propuso una quita escandalosa pretendiendo licuar el porcentaje del Estado. Necesita la doble mayoría de capital según el articulo 45, es decir la mitad de los acreedores verificados que representen las 2/3 partes del capital computable. Si ese número lo acepta y el juez no lo considera abusivo, se homologa y es ley. Y encima nos cargamos la demanda inventada de Franco Macri.
No se pide que sean todos abogados, simplemente que no repitan tonterías como loros".
Más:
La fiscal desmontó otra mentira macrista: "Jamás me invitaron a una audiencia por el Correo"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada