jueves, 23 de febrero de 2017

La cólera de la prensa oficialista con Podemos por criticar a Macri

Como cuando tuvieron que acusar a la ONU, la OEA, la CIDH, Amnistía Internacional, Human Rights Watch de ser manipulados por el kirchnerismo -del que a la vez afirman que ya murió- al pedir la libertad de Milagro Sala, los medios oficialistas reaccionaron rabiosamente a las críticas del partido español Podemos a Mauricio Macri, al que le recordaron -además del caso de la dirigente social jujeña- su involucramiento en evasión de impuestos y lavado de dinero (Panama Papers), su negacionismo con respecto a la última dictadura cívico-militar y sus políticas de exclusión y ajuste.
Íñigo Errejón, uno de los fundadores de Podemos, fue el centro de las críticas del Relato M, luego de que el español le dijera al presidente español Mariano Rajoy -del partido Partido Popular, referencia embronaria del PRO- que "es evidente que el señor Macri es de los suyos cuando el señor Macri en un año de gobierno ha aplicado un tarifazo de gas, agua y electricidad, tiene en un año de gobierno un saldo de 200.000 despidos al mismo tiempo que salen los Papeles de Panamá".
"Es evidente que el señor Macri es de los suyos cuando aplica una política que básicamente asume que cuando hay más pobres, en lugar de combatir la pobreza, hay que combatir a los pobres y por eso Milagro Sala lleva un año encarcelada", agregó el (ahora) tercero de Podemos en el Congreso.
"Es evidente que el señor Macri es de los suyos cuando relativiza a las víctimas de la dictadura y pone dificultades a la memoria. Por cierto, también ahí le pediríamos al gobierno que apoyara a la querella argentina que ayudara a que las víctimas del franquismo tuvieran justicia y reparación", prosiguió.
"Nosotros no le vamos a pedir que no se lleve bien con el señor Macri y le vamos a escuchar con todo el respeto institucional aunque sea de los suyos y no de los nuestros. Al pueblo argentino, a la mayoría que sufre el maltrato y los recortes de Macri, le vamos a decir solo una cosa: aguanten, no aflojen, que vamos a volver", terminó Errejón.
Semejante escrache hizo que la prensa macrista desempolvara viejas estrategias, especialmente por el caso Milagro Sala: afirmar que el enunciador de la denuncia no conoce Jujuy ni las causas judiciales. Es más: se volvió a escuchar que la justicia jujeña es independiente del gobernador Gerardo Morales.
Claro que la operación discursiva para preservar a sus audiencias del ruido que les puede provocar que otra instancia internacional haga flaquear el relato coordinado con la jefatura de Gabinete es que todo aquel que critique a Macri es K, logrando con ello subrayar que serlo merece una condena social (y judicial para los principales referentes de ese espacio político al que ven como el único que puede disputarle electoralmente a la hegemonía amarilla).
Tanto en el tema Milagro Sala como las múltiples denuncias de corrupción contra el kirchnerismo (pero especialmente contra la figura de Cristina Fernández de Kirchner), estos periodistas se juegan su credibilidad ante sus audiencias (el hijo de Mauro Viale, Jonathan, habitualmente llega a pedir "tener autoridad moral" para poder criticar a Cambiemos), en medio de una situación económica cada vez más complicada para los sectores populares del país, gran parte de ellos seguidores y creyentes de las principales voces del Relato M.
Así, es previsible verlos no dudar a la hora de atacar a todo aquél que pueda comprometerlos. Pero también se siente su miedo a quedar como colaboracionistas de un gobierno y unas políticas conocidas que -eventualmente- vuelvan a provocar una nueva crisis socioeconómica de una magnitud que pueda llevarlos puestos.
En su rabia y sus reacciones altisonantes, parecen sin salida de una perversa trampa. Atados a la suerte electoral del oficialismo, y presos de los dueños de las empresas (para)periodísticas para las que trabajan (y que hacen negocios con Macri), van rumbo a octubre disimulando y tapando las fisuras de un relato que se radicalizará y terminará en la extorsión previsible: "Si no apoyan el Cambio, vuelven los ladrones y el populismo".
Más:
Clarín se lleva gratis el 4G

viernes, 17 de febrero de 2017

Funcionario que quiso rebajar las jubilaciones: vínculos con el Momo Venegas y la dictadura

Se llama Juan Carlos Paulucci Malvis y es un hombre con antecedentes polémicos: fue funcionario de la última dictadura cívico-militar (ocupó el cargo de subsecretario Técnico y de Coordinación del Ministerio de Salud), y actualmente es controlado como secretario de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo por su propio hijo.
Además, Paulucci Malvis (foto principal) está vinculado con el criticado dirigente sindical Gerónimo "Momo" Venegas, que en su momento le dio nada más ni nada menos que el manejo de la obra social de la Uatre, la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores.
Según la diputada Mirta Tundis, el director del Anses, Emilio Basavilbaso le dijo, en una reunión con opositores luego del intento del gobierno de Mauricio Macri de recortar las jubilaciones, que fue Paulucci Malvis el que cambió la fórmula de la movilidad jubilatoria, y que la Anses es un simple órgano de aplicación (desde 1h10m11s del video).
Paulucci Malvis, entonces, es el funcionario nacional que provocó un escándalo con el intento de rebaja de los haberes jubilatorios, en la misma semana durante la que el presidente Mauricio Macri fue acusado de querer condonarle millones de pesos a su propio padre en el caso Correo Argentino.
Pero Paulucci Malvis ya había sido protagonista de otra polémica el año pasado, cuando se conoció que su propio hijo iba a encargarse de controlarlo.
A través del decreto 814/2016, y pese a 75 impugnaciones y a la resistencia de la oposición, Macri nombró como fiscal general de Seguridad Social a Juan Carlos Paulucci (h), también -como su padre- relacionado con el "Momo" Venegas (en la foto, juntos).
El gobierno nacional avanzó con el nombramiento de Paulucci (h) a pesar de que quedara ubicado a más de veinte puntos por debajo del primer candidato en el concurso de oposición y antecedentes, y en los últimos lugares en el examen oral y escrito que le tomaban a los postulantes.
Además, fue el candidato con mayores rechazos por parte de la sociedad civil: 75. Las mismas se refirieron principalmente a la incompatibilidad para el cargo por ser el hijo del secretario de Seguridad Social; falta de objetividad; falta de idoneidad técnica; conflicto de intereses; y vaciamiento de la fiscalía debido a que debería excusarse constantemente.
Los cargos ocupados por los dos Paulucci son de importancia para el "Momo" Venegas: por ejemplo, muchas causas contra la obra social de la Uatre se tramitan en la fiscalía general de Seguridad Social.
En una entrevista en radio Vorterix, el año pasado, le preguntaron a Paulucci (h) por esta incompatibilidad de tener que controlar a su propio padre. "El fiscal de seguridad social no investiga a los funcionarios, sino que da una opinión respecto de expedientes judiciales que tramitan ante el fuero de la seguridad social, que generalmente provienen de la Anses", respondió.
En esa respuesta, Paulucci (h) desconoció que el decreto 2741/91 que creó la Anses la sitúa como un organismo dependiente del Ministerio de Trabajo y, puntualmente, de la Secretaria de Seguridad Social, que maneja su padre.
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
Nada fue un error: la rebaja fue una exigencia del FMI

jueves, 16 de febrero de 2017

Las mentiras oficiales sobre las quiebras y los concursos para salvar a Macri

Viviana Violeta Bitulka, abogada especialista en derecho de concursos y quiebras, precisó los límites de las aceptaciones de las propuestas de acuerdo dentro del marco de los concursos y las quiebras en el derecho argentino, bajo el amparo de la ley 24.522.
Con un texto contundente, la egresada de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad del Salvador (Buenos Aires) desarmó las falacias y mentiras que el gobierno de Mauricio Macri ha esbozado en las últimas horas para tratar de exculparse del intento de condonarle millones de pesos a la familia presidencial.
La especialista escribió: "El Correo Argentino fue privatizado durante el gobierno de Carlos Menem. Se utilizó la figura de la concesión y se pactó el pago de un canon al Estado. El Correo Argentino privatizado (con mayoría de capital social integrado por Socma SA, de propiedad de la familia Macri) jamás pagó un solo peso de canon. El gobierno de Néstor Kirchner le revocó la concesión (no lo expropió ni lo nacionalizó, dos figuras jurídicas distintas) y lo empezó a explotar. Se convirtió en el Correo Argentino Nacional. La empresa de Macri dejó de pagar a todos sus acreedores (un total de 600) y se concursó en el año 2003/2004 y mantuvo el bicicleteo (increíble) hasta ahora.
Está de más decir que uno de los efectos de la ley de Quiebras y Concursos es la prohibición de las ejecuciones individuales dado que, como proceso universal (junto con las sucesiones), el procedimiento de cobro es colectivo. Es decir, no había posibilidad alguna de cobrarle al Correo en estado de concordato y, en post de la pars conditio creditorum (es decir, la paridad de los acreedores de igual rango y privilegio) de manera individual. Una vez homologado el acuerdo, el Estado sí podría haber cobrado su capital (el privilegio) y negociar los intereses (denominado capital quirografario, porque no tiene garantías reales de pago).
Pero eso aún no sucedió. ¿Por qué? Porque el Grupo Macri interpuso ante la justicia federal un juicio de daños y perjuicios (larguísimo) para frenar toda posibilidad de ejecución y de cobro. ¿Y qué pretende? La compensación. Algo expresamente prohibido por la ley de Quiebras y Concursos 24.522 en su artículo 130. No es posible compensar deudas contra un concursado y mucho menos que un concursado pretenda compensar deudas contra un acreedor, salvo que este último lo acepte. El viejo Correo propuso una quita escandalosa pretendiendo licuar el porcentaje del Estado. Necesita la doble mayoría de capital según el articulo 45, es decir la mitad de los acreedores verificados que representen las 2/3 partes del capital computable. Si ese número lo acepta y el juez no lo considera abusivo, se homologa y es ley. Y encima nos cargamos la demanda inventada de Franco Macri.
No se pide que sean todos abogados, simplemente que no repitan tonterías como loros".
Más:
La fiscal desmontó otra mentira macrista: "Jamás me invitaron a una audiencia por el Correo"

martes, 14 de febrero de 2017

Otro ministro y amigo de Macri participó de la quiebra del Correo Argentino

Quizás se trate del escándalo político que más ha afectado hasta el momento al gobierno de Cambiemos, al punto de resquebrajar el sólido blindaje mediático-empresarial que había salvado al presidente Mauricio Macri de situaciones apremiantes, inclusive con implicancias internacionales, como los Panama Papers (la CBS norteamericana consideró a la administración macrista como una de las tres más corruptas del planeta).
La condonación de millones de pesos por parte de Mauricio Macri hacia su padre Franco, hacia él mismo y hacia el resto de su familia ha llevado al gobierno nacional a caer en falacias y mentiras, ante una sociedad que, según una encuesta de Analogías, cree mayormente (62.4%) que el acuerdo intra-macrista es un hecho de corrupción (además, un 63.5% dijo estar enterado del tema, dato que pone en contradicción aquella frase instalada de que a los medios K no los consume nadie).
A esto se sumó días atrás el conocer que el actual titular de Correo Argentino, Jorge Irigoin, es un ex gerente del mismo cuando el Grupo Macri quebró la empresa y además se negó a cumplir con el pago del pliego, hechos que llevaron a Néstor Kirchner a reestatizarlo.
Pero no sólo Irigoin es un actual funcionario macrista que estuvo involucrado en la quiebra del Correo.
También lo estuvo el actual ministro de Modernización, Andrés Ibarra, encargado del despido de decenas de miles de empleados públicos (lo mismo hizo durante la gestión macrista en el Correo, más de 10 mil) y de "modernizar" e "informatizar" el Estado, según prometió el año pasado.
A los 22 años, "y con el diario bajo el brazo", Ibarra ganó la beca Socma para estudiantes avanzados de Economía y se incorporó como analista de proyectos al grupo empresario identificado con la denominada Patria Contratista. "Era un mundo que me fascinaba", le dijo a La Nación, en 2013.
Luego, Mauricio Macri -como CEO del holding- lo designó gerente de control de gestión de la constructora Sideco S.A, una de las principales empresas del grupo. Su habilidad para el manejo presupuestario de megaobras viales y edificios sorprendió a uno de sus jefes, Daniel Chaín, ex secreterio de Obras Públicas del Ministerio del Interior hasta hace unas pocas semanas.
En 1993, Macri lo nombró director financiero y comercial de su parte en el consorcio Autopistas del Sol, donde -además de controlar los recursos humanos- consiguió financiación por 380 millones de dólares para el proyecto tripartito del Acceso Norte y ampliación de la ruta Panamericana, en Buenos Aires.
Beneficiado otra vez por la administración Menem, Franco Macri ganó en 1997 la licitación para privatizar el Correo Argentino. En los siguientes seis años, Ibarra trabajó junto al fundador del emporio como director comercial y de marketing.
Cuando el juez Eduardo Favier Dubois (h) decretó la quiebra del Correo, el 16 de diciembre de 2003, a Ibarra se le prohibió la salida del país durante casi siete meses. Ocupaba el cargo de director titular de la empresa que regenteaba Sideco Americana SA (tenía el 69,23 por ciento del paquete accionario).
La deuda que dejó el Grupo Macri ascendía a 659 millones de dólares de la convertibilidad y, durante su gestión, el holding puso en práctica el plan de retiros voluntarios y despidos más grande de su historia. Más de 10 mil empleados perdieron sus puestos.
El plan de Ibarra para el Correo -como lo anunciado el año pasado para el Estado nacional- era convertirlo "en un correo moderno, informatizado y con poco personal".
El saldo de la gestión fue bien diferente: deudas millonarias por obligaciones previsionales y sociales incumplidas, según reveló la Auditoría General de la Nación en septiembre de 2002.
Pero Ibarra no es el único apellido ahora conocido que integraba el directorio de Sideco Americana SA: su presidente era el primo presidencial, multibeneficiado por la obra pública e involucrado en diversas denuncias de corrupción, Ángelo Calcaterra. También estaba Néstor Grindetti, el todavía intendente de Lanús (Buenos Aires) e involucrado, como Mauricio y Franco Macri, en los Panama Papers.
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
Para ex titular de IGJ, la Cámara Comercial debería resolver en línea con la fiscal
Laura Alonso se reunió con el presidente del Correo Argentino antes del pacto

jueves, 9 de febrero de 2017

Condonación escandalosa: el presidente del Correo Argentino es hombre del Grupo Macri

Lo conocido: el presidente Mauricio Macri se autoperdonó 70 mil millones de pesos que el grupo empresarial al que pertenece le adeudaría al Estado por la concesión del Correo Argentino si se computa un plazo acordado hasta el 2033.
Pero además: los Macri quieren hacerle juicio al Estado argentino, con los que pagar el ínfimo 1% de esa deuda y ganar aún más dinero a costa de las cuentas públicas.
Estas maniobras de desfalco contra el erario público por el que debe velar un integrante de dicho grupo empresarial -en un evidente conflicto de intereses-, cuenta además con la facilidad de tener a otro hombre del clan en la presidencia del mismo Correo.
Jorge Irigoin fue nombrado por el presidente Mauricio Macri como presidente de la empresa estatal Correo Argentino S.A, a pesar de ser el que lo quebró y generó la deuda.
Cercano al amigo presidencial Nicolás "Nicky" Caputo, Irigoin fue titular del Correo en la primera etapa en la que el grupo Socma, de Franco Macri, gestionó el servicio privatizado por Carlos Menem en 1997.
Es además un ex directivo de Siemens, ocupó la gerencia general de OCA entre 2005 y 2006, fue presidente de Subterráneos de Buenos Aires, de 2007 a 2009. Antes, de 2001 a 2004, había sido gerente de Nahuelsat, un consorcio privado que manejaba la puesta en órbita de los satélites argentinos hasta que apareció Arsat.
Haber puesto en el Correo a un hombre del riñón familiar tiene otra explicación: el clan Macri es dueño de Socma Americana S.A., que controla a Sideco Americana S.A., que es la empresa que posee el control accionario del Correo.
Este es uno de los datos que tomó la fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, Gabriela Boquín, para pedir que se rechace el acuerdo que el Ministerio de Comunicaciones había pactado con la familia presidencial por ser desfavorable para las cuentas de todos los argentinos.
Boquín, luego de revisar el acuerdo, concluyó que lo acordado "equivale a una condonación" de la deuda "y debe considerarse abusiva" en tanto implicaría, de acuerdo a los cálculos realizados por la DAFI (Dirección General de Asesoramiento Económico y Financiero en las Investigaciones del Ministerio Público),  una quita de más de 4.000 millones de pesos en la actualidad y de más de $ 70.000 millones a 2033.
La funcionaria judicial destacó que "la familia Macri detenta la totalidad del capital accionario de Socma Americana S.A., controlante de Sideco Americana S.A., quien a su vez posee el control accionario de Correo Argentino S.A.".
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
El gobierno salió a defender la condonación de Macri a Macri

lunes, 6 de febrero de 2017

¿Quieren sacar de la cancha a Cristina?

Vuelven los rumores sobre la intención de sectores de poder fáctico de no permitir que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner pueda presentarse como candidata por la provincia de Buenos Aires en las próximas elecciones legislativas de octubre.
La maniobra habría comenzado a acelerarse por estas horas luego de que medios oficialistas dieran a conocer la transcripción de supuestas nuevas escuchas ilegales en las que la ex mandataria habría pedido apretar a jueces, por lo que podría ser acusada de obstrucción de justicia, una de las causales para dictar una prisión preventiva.
En ese escenario que sueñan muchos de sus enemigos desde hace tiempo, Cristina podría ser invalidada por la justicia electoral bonaerense para postularse como diputada o senadora por el principal distrito del país y vidriera de la suerte del gobierno de Cambiemos.
El juzgado clave es el número 1 de La Plata, que hasta diciembre subrogaba la jueza María Servini de Cubría, que renunció a esa suplencia en medio de acusaciones de presiones del gobierno nacional. "Esto yo no lo he vivido con ningún gobierno. Estos no dejan de ser aprietes y en 42 años de justicia no los he vivido nunca", aseguró.
El 26 de diciembre, Servini de Cubría presentó su "renuncia indeclinable" al Consejo de la Magistratura enojada porque el órgano encargado del nombramiento y la remoción de jueces había decidido avanzar con su desplazamiento a pesar de que su subrogancia duraba hasta el 31 de marzo próximo.
En esos días de fin de año, la Comisión de Selección del Consejo había aprobado -mediante el voto de la mayoría oficialista- la designación del juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, que en estos días de febrero podría ser confirmada por el plenario del cuerpo.
No se conocen fotos del juez Culotta
Culotta es el juez elegido por Macri (es cercano al secretario Legal y Técnico de la Nación, Pablo Clusellas, y amigo de Alejandro Pérez Chada, uno de los principales abogados del presidente) para ocupar ese cargo electoral clave para las próxima elecciones, en un distrito donde el PRO depende de la estructura partidaria del radicalismo -especialmente para la fiscalización de la elección-, y en el que -según múltiples encuestas- no tiene los mejores números, mientras que la supuesta candidatura de la ex presidenta sí.
El juzgado federal número 1 estuvo a cargo del juez Manuel Blanco hasta el 2 de septiembre de 2014, cuando, tras el fallecimiento del magistrado, se hizo cargo del juzgado en forma interina el titular del juzgado 2, Adolfo Gabino Ziulu.
En diciembre del 2014, durante la anterior integración del Consejo de la Magistratura, con mayoría kirchnerista, fue elegido el entonces secretario judicial de la Cámara Federal, Laureano Durán, para subrogar ese juzgado. El año pasado, con Cambiemos en el poder, fue destituido acusado de ser cercano al ex ministro de Justicia, Julio Alak, y reemplazado por Servini de Cubría.
Mientras, Culotta fue denunciado en el Consejo de la Magistratura por Abuelas de Plaza de Mayo por su paso por la Sala I de la Cámara Federal de San Martín (Buenos Aires), donde habría tergiversado pruebas e invocado hechos falsos durante el juicio -en 2011- contra el ex secretario del Ejército Eduardo Alfonso por delitos de lesa humanidad.
Pero además se suma otra irregularidad sobre el jugado en sí mismo: ya existe un concurso abierto -trámite número 348-, que está sospechosamente demorado. Este mecanismo -al estar en curso- impide el traslado de un juez (como es el caso de Culotta, que además no es de la misma competencia y jurisdicción), y es el indicado para terminar con las subrogancias en este juzgado clave, desde donde se puede impugnar y habilitar candidaturas.
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente
Pablo Clusellas, el Zannini de Macri
Más:
¿Cristina, candidata a senadora por PBA?

domingo, 5 de febrero de 2017

Aguad legaliza satélite español y perjudica a Arsat

El gobierno de Mauricio Macri habilitó a la empresa española Hispasat SA a proveer "facilidades satelitales" mediante el satélite geoestacionario Hispasat 1D en una resolución publicada en el Boletín Oficial el viernes y que va en desmedro de los satélites argentinos Arsat.
El satélite español, según la decisión adoptada por el ministro de Comunicaciones Oscar Aguad, prestará sus servicios en las bandas de frecuencias Ku desde la posición orbital geoestacionaria de 30° de Longitud Oeste.
En verdad, Hispasat ya venía operando sin autorización del Estado argentino y restándole clientes a los satélites Arsat. Ahora, con la resolución oficial, dicha actividad clandestina es legalizada, luego de un fuerte lobby de los españoles en pos de la desregulación del mercado satelital, que ya contaban con dos satélites autorizados a operar en Argentina: Hispasat 1C en la posición orbital 30º Oeste y Amazonas 1 en 61º Oeste.
Sin embargo, en su propia página web la empresa reconocía que había trasladado los aparatos y en esas posiciones había ubicado otros cuatro satélites.
El Hispasat 1C fue habilitado en 2001 por la secretaría de Comunicaciones para operar en la posición orbital 30º Oeste, pero salió de servicio y lo corrieron a la posición 84º. En su lugar, los españoles ubicaron los satélites Hispasat 30W-4 (ex Hispasat 1D) e Hispasat 30W-5 (Ex Hispasat 1E) pese a no contar con autorización oficial.
Según Página/12, el Hispasat 30W-5 le brinda servicio a Cadena 3, Teleocho Córdoba, Canal 8 de Mar del Plata, Canal 11 de Salta, Telemóvil 5 de Corrientes, Canal 9 de Salta, Radio Patagonia 780 AM, Radio Cooperativa AM 740 y Turismo Visión Argentina.
Fuentes del sector estimaron que esos clientes consumen cerca de 80 megas por mes para transportar sus señales de televisión y radio, lo que representa un ingreso aproximado de 4 millones de dólares al año para la firma española. Hispasat 30W-5 también comercializa en el país servicios de datos. Todas estas operaciones afectan de modo directo al satélite argentino Arsat 2, el cual está en condiciones de brindar las mismas prestaciones.
El otro satélite de Hispasat autorizado en 2006 a operar en Argentina es Amazonas 1, en la posición 61º Oeste, aunque en la web de la compañía se puede comprobar fácilmente que ese aparato fue desplazado en 2014 a la posición 55º Oeste, de hecho ahora se llama Hispasat 55W-1. En su lugar, los españoles ubicaron los satélites Amazonas 3 y Amazonas 4, los cuales no fueron autorizados por el gobierno. Amazonas 3, lanzado al espacio el 7 de febrero de 2013, permite brindar banda ancha directa al hogar en banda Ka como lo viene haciendo DirecTV a través de Spaceway 2, gracias a una autorización provisoria.
La resolución de Aguad en favor de los españoles no sorprendió: Eduardo Tallarico, representante legal de Hispasat en Argentina, es asesor del Ministerio de Comunicaciones, pero también de Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, y firmó -en octubre- una queja de la empresa ibérica que amenazaba con demandar al país si no legalizaban sus satélites. Además, es autor de un proyecto ley pro-telefónicas, que quieren brindar televisión satelital mediante satélites extranjeros y no por Arsat.
Por su parte, Hugo Miguel, subsecretario de Planeamiento de la secretaria de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones que conduce Héctor Huici -área que tiene a su cargo la política satelital- fue hasta el 2015 director de tecnología de Tesacom, empresa de soluciones satelitales asociada a grandes jugadores extranjeros como la propia Hispasat.
Los tres hombres son cercanos a José Antonio Sánchez Elía, referente de comunicaciones de la Fundación Pensar, think tank macrista, y presidente y CEO de Tesacom, quien estuvo a punto de ser designado por el presidente Mauricio Macri como ministro de Comunicaciones hasta que un acuerdo con los radicales llevó a poner en su lugar a Aguad, y al yerno de éste, Rodrigo de Loredo, al frente de Arsat.
Fuente Fuente Fuente Fuente Fuente
Con la colaboración de Ignacio Figueroa
Más:
Hispasat distribuye fútbol español a todo el mundo en 4K

ACTUALIZACIÓN 
Imputaron a Federico Pinedo por favorecer a Hispasat

sábado, 4 de febrero de 2017

Los negociados inmobiliarios de Lanata

"Lo que hice fue pedir un crédito. Pagué 6 gambas y saqué un crédito a 30 años. O sea lo va a terminar de pagar Magoya porque yo voy a estar recontra muerto en 30 años", decía Jorge Lanata, el año pasado, ofuscado porque la fastuosa adquisición había sido revelada por el periodismo argentino.
"¿Gano bien? Sí, porque soy bueno en mi laburo. En este momento nos está escuchando el 50% de la audiencia. Ellos quieren desacreditarme con esto", había intentado justificarse, en medio de rumores de que el lujoso departamento de Miami de U$S 2,5 millones formaba parte de una retribución por su defensa de los fondos buitre en medio del enfrentamiento de estos con el gobierno kirchnerista.
Ahora la noticia es que ese departamento que tanto le costó comprar a la estrella del Grupo Clarín ya está a la venta. Y además, Lanata se compró otro en Buenos Aires.
Según publica hoy Perfil -que hace de este control sobre Lanata un culto y que ha hecho enojar al periodista varias veces-, el nuevo hogar es en el carísimo edificio Kavanagh, donde hasta no hace mucho alquilaba una unidad en el primer piso.
Ahora Lanata figura como propietario de uno en el segundo piso por el que paga unos 34 mil pesos de expensas por mes. Eso sí, ambos en "la proa". Es decir el vértice del triángulo, con la mejor vista. A modo de ejemplo, la firma Ramos tiene uno en venta ahí a un precio de 3,9 millones de dólares.
En la web de Bogatov Realty aparece desde hace ocho días en venta por US$ 2,6 millones la unidad 1.804 del edificio Asia Condom en el 900 de Brickell Boulevard cuyo dueño hasta ahora es Jorge Lanata. El periodista le compró el departamento a Paulo Zottolo (ex CEO de Nivea Brasil y Phillips América Latina) en diciembre de 2015 y vivió ahí apenas unos meses.
En la web se detallan las características del mismo. Tiene tres dormitorios y cuatro baños y una superficie total de 244 metros cuadrados. Todo con una vista privilegiada al mar y con comodidades como: dos cocheras por departamento, valet parking, piscina, sauna, jacuzzi, gimnasio, y cancha de tenis.

viernes, 3 de febrero de 2017

#LosBolsosDeJuliana Fotos de medio uruguayo comprometen a la Primera Dama #LosBolsosDeMacri

El presidente Mauricio Macri pasó a buscar ayer a su esposa Juliana Awada y la hija de ambos, Antonia, en el helicóptero presidencial por Punta del Este, según pudo confirmar el diario El País, de Uruguay, que publicó una serie de fotos en los que se ve un móvil de un banco suizo y a personal subir bolsos a la nave oficial.
Junto a la familia presidencial iba un tercer acompañante que no pudo ser identificado. La aeronave partió del aeropuerto Laguna del Sauce de Punta del Este cerca de las 18.20 horas de ayer.
En medio de escándalo por los Panama Papers, en mayo del año pasado, Macri anunció que iba a reptriar los fondos que tenía depositados en el exterior (en el Julius Bär, banco investigado por lavado de dinero), que sumaban, pesificados, poco más de $18 millones.
La cuenta en el Julius Bär, banco al que pertenece la camioneta que aparece en las fotos en el aeropuerto uruguayo, está radicada en el paraíso fiscal de Bahamas. "Lo que pasa es que el banco en el que yo tenía cuenta lo compró otro. "Yo tenía cuenta en Merrill Lynch y lo compró Julius Bär", se había excusado Macri ante periodistas.
Inclusive, el primer mandatario bromeó cuando lo consultaron sobre el destino de los fondos que supuestamente iba a repatriar: "Posiblemente compre Letras del Tesoro en la Argentina, al país le va a ir muy bien".
Medios argentinos prefieren por estas horas centrarse en si es ético que el presidente utilice el helicóptero presidencial para usos personales.
La macrista Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción, salió rápidamente por la oficialista radio Mitre (Grupo Clarín), en el programa de Jorge Lanata, a contener esa polémica.
La funcionaria destacó el hecho de "poner la discusión de la ética y la integridad pública en la agenda", e indicó que "en este caso se trata de utilizar los bienes del Estado, en el caso de la familia presidencial, con prudencia y austeridad".
Alonso destacó que "el jefe de Estado y su núcleo familiar están protegidos por la Casa Militar, que le brinda los servicios de seguridad", y aseguró que "los traslados deben realizarse en vehículos oficiales, por lo tanto está cubierto por la Ley de Ética. A la Primera Dama, que cumple cuestiones protocolares, también se le aplican los deberes previstos en el Código y la Ley de Ética Pública, lo que quiere decir que debe usar los bienes con austeridad, responsabilidad, honradez y prudencia".
Fuente Fuente Fuente Fuente
Más:
Panama Papers: la justicia pide profundizar la investigación sobre Franco y Mauricio Macri por lavado
Por temor a la AFIP, argentinos fugan de Uruguay u$s 5 millones por hora

ACTUALIZACIÓN (15.45 HS)
El aeropuerto uruguayo asegura que la camioneta que aparece en las fotos corresponde a un servicio interno de traslado de pasajeros y que los vehículos están ploteados con la publicidad del banco suizo, justo en el que se comprobó que Macri tenía millones de dólares sin declarar.

jueves, 2 de febrero de 2017

Desde adentro: otro testimonio sobre el día que Cristina quiso renunciar

""Me recibió. Yo sabía que estaba apurada. 'No te voy a ocupar mucho tiempo pero te voy a decir algo: ni se te ocurra, te necesitamos. Estás haciendo las cosas bien, no vas a estar sola, vas a estar con nosotros y te van a acompañar los 30 mil desaparecidos'. "Me dijo 'gracias, Estela'. Y no se fue. Creo que nunca lo conté, es la primera vez", escuché a Estela de Carlotto narrar.
Quede así: ¡¡¡puffff!!! Porque participé de ese horroroso y tremendo jueves 17 de julio de 2008.
Se lo conté en varias oportunidades a algunos amigos y compañeros, en ocasión, las más de las veces, por mi desprecio hacia (actual) senador portador de apellido, apodado El bebé de Rosemary.
Y ahora, Estela, con su testimonio, me permite contar cómo lo viví yo, o cómo se vivió desde adentro.
Soy Marcela Prat. Trabajaba en la Secretaría de Gestión Pública, coordinando un área de Capacitación, con cargo jerárquico. Mis superiores eran el director del INAP (Instituto Nacional de la Administración Pública) y el secretario (actual senador portador de apellido).
Estaba en mi oficina y el clima era raro; demasiado. Me llaman a una oficina y me dicen casi textual: "Mirá, Negra, la cosa está muy dura. Cristina está viajando a Chaco y al regreso piensa renunciar".
Así. Sin anestesia. Quedé medio muda y casi sumida en llanto.
Prosiguen: "Llamó Parrilli y pidió que le escribiéramos cartas que él se las va a dar en el vuelo a Chaco. Llamá a los compañeros, a los que quieras; tenés media hora".
Salí de ahí dura. Pero a veces, la inmovilización moviliza. Era un turbo. Agarré el teléfono y empecé a llamar a los amigos. "No pregunten nada, no hay tiempo, escriban esto y esto y esto y me lo mandan por mail". Mientras, escribía mi carta que aún tengo guardada.
Iban llegando mails y los imprimía. No fueron muchos. Tal vez 10. El tiempo corría. Los entrego y regreso a mi oficina a hacer nada. Paralizada.
Veo imágenes de Cristina saliendo de Casa Rosada junto a Parrilli y mi director entregándole la carpeta que contenía las cartas.
Voy a la cocina a servirme un café. Lo revuelvo mil veces, en soledad. Tenía un nudo en la garganta de la putísima madre.
Bajo por las escaleras a comprarme puchos y veo en el piso del secretario (senador portador de apellido) demasiado movimiento. Sigo, compro los puchos y vuelvo a mi despacho por las escaleras.
Y ahí veo. Estaban vaciando las oficinas. Ya sabían. Como yo y muchos otros. Y ellos estaban vaciando sus oficinas. Limpiándolas como ratas. Me agarró un ataque de locura o quizás ver eso hizo que me descargara. Empecé a los gritos. Imaginen lo que no dije. Mientras, secretario, jefe de Gabinete, asesores y secretarias limpiaban y empacaban su despacho.
Vinieron a buscarme mis compañeros porque creo que mis gritos se escucharon hasta en el Obelisco. Me llevaron a mi despacho y lo puteé en todos los idiomas posibles. Lloré de una forma desgarrada.
No sabíamos qué hacer. Esperábamos. Pusimos la tele. Escuchamos el discurso de Cristina en Chaco (estaba previsto uno; dio dos) y entre los compañeros decíamos: "Sí, renuncia. Dio dos discursos, es la despedida; y llorábamos". "No, no renuncia, el discurso fue duro. Va a seguir". Y así elucubrábamos.
Nos quedamos hasta que Cristina regresó por la noche. Esperando el llamado que dijera: "Seguimos". 
Y ese llamado llegó.
Vivía en Almagro (Buenos Aires). Estaba separándome. Fui de mi laburo frente a la catedral a mi casa caminando, casi autista. Sin poder entender qué había pasado.
Llegué a casa. No tenía con quién compartir la experiencia de ese día. Me abrí una birra.
Los compañeros que preguntaban por qué les había pedido las cartas.
Esto sucedió horas después del no positivo de Cobos.
Jamás en la vida voy a olvidar lo que viví ese día.
Jamás en la vida voy a olvidar a la rata escapándose. 
La rata continuó en el gobierno y siguió subiendo de rango. Siempre dije que había muchos que no me gustaban pero confiaba en Néstor y Cristina, y ellos sabían por qué tenían que ocupar esos lugares. Fue mi postura y la seguirá siendo siempre en tanto y en cuanto forme parte de espacios donde existan conducciones.
Así es como recuerdo ese día. Y mientras escribo estas líneas, lo revivo".
Fuente
Más:
¿El Frente Ciudadano va tomando forma?
¿Cristina 2017?